sábado, 3 diciembre 2022 22:57

Apagar fuegos más rápido, ecológico y sostenible mediante el extintor líquido orgánico AYDOAGUA

El cambio climático está provocando que los fenómenos meteorológicos sean cada vez más extremos, incrementando la frecuencia de graves incendios a lo largo del planeta. De hecho en lo que va de año España ya ha duplicado la cantidad de incendios anuales, que se producen de media en un año. A día de hoy, ya son más de 200.000 las hectáreas quemadas por este tipo de sucesos.

En este contexto de emergencia climática se hace necesaria la implementación de soluciones más eficientes, y esta solución sostenible en apagar fuegos, donde los expertos AyDo World Project lograron en diferentes actuaciones desde; incendios de petróleo en Kuwait en la guerra del golfo, o incendios de refinerías en Turquía, Emiratos y en Asia, como en Europa diversas intervenciones en incendios forestales, facilitando la manera de aplicarlo sin requerir de aparatos adicionales, ni condiciones especiales para almacenarlo, siendo todo ello posible, coherente y económico.

Además, permite ser aplicado con seguridad y facilidad en todo tipo de materiales en tierra, en el aire y en el mar.

El equipo de la compañía, tienen en la tienda online el extintor líquido orgánico AYDOAGUA con una fórmula única, capaz de apagar diferentes tipos de fuego de manera más rápida, ecológica y sostenible.

Así, el hidrógeno no cuenta con el calor necesario para arder, las llamas se apagan, el carbón se enfría y lo importante es que el proceso de combustión encuentra su fin, extinguiendo el incendio.

La reacción del fuego es apagarse al enfriar el carbono y la razón de que el humo sea blanco, es por este oxígeno liberado generando un aire más respirable en el ambiente.

Para obtener respuestas y soluciones visuales, se pueden ver los videos en este enlace directo de la tienda online (de la pestaña vídeos).

Ahorrar un 90 por ciento de agua en un incendio a través del extintor líquido orgánico y sostenible, con el resultante extra en abono de bionutrientes para la tierra

El producto ecológico en extinción de incendios AYDOAGUA cuenta con ventajas favorables en apagar fuegos o prevenirlos antes que sucedan, al comportarse también como retardante de fuego.

En primer lugar, es apto para cualquier tipo de superficie que por la versatilidad del extintor líquido orgánico puede combatir cualquier tipo de fuego, ya sea derivado de gases o vapores.

De la clase A (materiales sólidos orgánicos como maderas, textiles, o materiales sintéticos, PVC).

Clase B (materiales líquidos inflamables o sólidos licuables como aceites, gasolina, pintura…).

Clase C (combustibles gaseosos inflamables, como el gas natural, el butano o de los equipos eléctricos).

Clase D (componentes metálicos combustibles).

F o clase K (componentes grasos de cocina y aceites).

Y dispone de homologación mundial por diferentes organismos autorizados.

Además, la sustancia líquida que compone el extintor ecológico AYDOAGUA no caduca y, por lo tanto, no requiere de revisiones ni de sustituciones si el artículo no es abierto.

El proceso de pulverización del extintor líquido, se rocía mucho más lejos que las espumas tradicionales, al utilizar las tuberías y mangueras de agua estándar. 

Gracias a sus propiedades no abrasivas, no tiene efectos nocivos sobre maquinaria, ni en dispositivos sensibles en áreas de incendio.

Por otra parte, cuando se acciona, no retiene ni libera hollín o gases en el medioambiente. Esta característica evita cuadros de asfixia por humo. Asimismo, resulta inofensivo para todos los seres vivos al contener ingredientes 100 por cien naturales.

Y además, se recicla automáticamente el líquido del extintor en contacto con las cenizas, para convertirse en nutriente fertilizante orgánico. De esta manera, cuando se emplea en exteriores, el líquido se convierte en fertilizante natural con bionutrientes que resulta un extra, que favorece el proceso de recuperación de la naturaleza y contribuye a la oxigenación de la tierra como a la regeneración de los bosques o ecosistemas marinos.

En este sentido, el extintor de AYDOAGUA permite ahorrar hasta un 90 por ciento de agua respecto a sistemas convencionales, no contiene agentes tóxicos, ni componentes sintéticos y no es corrosivo. Asimismo, no contamina ni deja ningún tipo de residuo químico.

Seguridad anti fuego tanto fuera como dentro de casa

Como extintor ecofriendly puede aplicarse en pequeñas superficies de manera versátil, y sirve para apagar cualquier incendio en un coche a una caravana, evitar su propagación o retardar la llama sobre tiendas de campaña a casas de madera si están en zonas de posible afectación.

Con el valor añadido que al no caducar el extintor líquido puede ser necesario en casa y en la cocina, donde suele haber materiales inflamables como el aceite, grasas, o el gas, entre otros.

Combate tanto fuegos orgánicos como inorgánicos y viene en un envase de litro que es pequeño, manejable y práctico a la vez.

Al contar con un sistema de pulverizador en spray, evita que la llama rebote y libere polución o toxicidad a la atmósfera. Por lo que no provoca daño en los pulmones, ni en el sistema respiratorio en general.

Incluso en un caso de emergencia, puede aplicarse directamente sobre el cuerpo o el pelo, reduciendo en el acto el riesgo de quemaduras.

La marca AYDOAGUA dispone de otros formatos industriales para extinguir incendios forestales o formulación con mayor concentración, para proteger los bosques regándolos antes de las temporadas de incendios, con el propósito de crear un cinturón de seguridad para evitar la propagación del fuego, reforzando así los trabajos de mantenimiento adicionales y de trashumancia con pastoreo. 

El extintor portátil líquido orgánico de AYDOAGUA es un producto sostenible y funcional, que sirve para combatir principios de incendio tanto en interiores como exteriores, y con la base que es amigable con el medioambiente, ya que todos sus componentes son ecológicos.

Una manera biomimética que AYDOAGUA propone, evitar el fuego antes de que suceda como prevención, al reforzar el bosque delante de la emergencia climática en el período canicular tórrido, y retardar la llama en la transición ecológica.

Por todo ello, se presenta como una solución necesaria para un futuro que se prevé cada vez más protagonizado por las llamas.

Triada del fuego: calor, combustible y oxígeno

Cuando hablamos de apagar incendios se cuestiona ¿por qué se enciende el fuego?

Cuando se ve un fuego, se tiende a pensar que la sustancia que la origina es el Carbono. Pero esto no es cierto.

La sustancia que inicia el encendido del fuego es el Hidrógeno, no el Carbono. Así de rotundo.

En el fuego hay tres elementos principales o triángulo de fuego.

Comienza cuando el Hidrógeno inicia el encendido.

El Carbón es el combustible que quema y luego se convierte en carbón o ceniza.

El Oxígeno es el que alimenta la llama reforzando la combustión del fuego.

Los extintores que se utilizan en la actualidad se basan en cortar el oxígeno y, sin embargo, el oxígeno es un elemento libre abundante en la atmósfera y no se puede bloquear fácilmente, con lo que resulta un problema.

Por esta premisa el agua sola no alcanza, frente a un incendio de aceite no se rocía agua, porque hay una gran cantidad de Oxígeno. 

Al igual que en incendios de equipos eléctricos o químicos el agua no combate el fuego, porque el agua se evapora sobre los hidrocarburos o plásticos, al actuar como portadora avivando el fuego, ya que su vapor desprende los líquidos inflamables y aumenta propagando aún más la combustión.

Pudiéndose evitar al conocer y elegir un extintor doméstico o profesional para combatir incendios. 

62fc1ce1a9756 Moncloa