viernes, 30 septiembre 2022 09:29

El embajador venezolano agradece el inicio de un plan de choque para agilizar los trámites de extranjería

Los venezolanos siguen llegando a España por cantidades y siguen gestionando a través de diversas vías documentos para tratar de residir en el país de manera regular, sobre todo durante los últimos años, desde que la migración del país suramericano se incrementó, forzada por la mala situación política y económica lo que ha contribuido con el colapso de las oficinas de los organismos que se dedican a realizar estas gestiones.

Una de las más afectadas son las oficinas de Extranjería que dependen del Ministerio de Política Territorial, que anunció la semana pasada que incorporará a 300 funcionarios provisionales, como parte de un nuevo plan de choque que busca descongestionar la gestión de estas oficinas. Esta iniciativa ha sido agradecida por el embajador de Venezuela en España, Antonio Ecarri, quien recordó que el pasado 19 de julio sostuvo una reunión con el Ministerio de Asuntos Exteriores, justamente para conversar sobre algunos temas que afectan a la comunidad venezolana en el país.

Este plan de choque viene como abreboca a la entrada en vigencia de la nueva reforma de la Ley de Extranjería, que abre nuevas posibilidades a los extranjeros para residir de manera regular en España y que posiblemente incremente el número de solicitudes que entrarán al sistema en los próximos meses. De acuerdo con cifras que han hecho públicas en otros medios, supuestamente hay 2000 mil expedientes por resolver en las oficinas de Extranjería del país, por lo que es necesaria una mayor cantidad de personas para poder darle salida a estos casos y afrontar los nuevos que ingresarán.

El representante del Gobierno interino de Juan Guaidó se reunió con el subdirector General de Países Andinos del Ministerio el de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Antonio García Roger, a quien le planteó su preocupación ante las dificultades existentes en la gestión de trámites migratorios, resaltando que, según cifras del Ministerio del Interior, para el mes de junio, 40,31% de solicitudes de protección internacional en España es de ciudadanos venezolanos, de los cuales una gran cantidad se encuentra sin resolución.

El embajador venezolano agradece al Gobierno de España por la iniciativa de solucionar el colapso de la oficina de extranjería, con el fin de agilizar los trámites migratorios y permitir que tanto venezolanos como ciudadanos de otros países puedan regularizar su residencia en territorio español.

Esta iniciativa del Ejecutivo español pasa a formar parte de las soluciones que se requieren para descongestionar el sistema, pues aún las autoridades no han hecho nada por solucionar el colapso que hay en la página para la solicitud de protección internacional (asilo) que desde comienzo de año ha hecho que sea prácticamente imposible solicitar citas para acudir a las sedes policiales a manifestar la voluntad de pedir asilo en España, lo que mantiene en condición de irregularidad a miles de migrantes que han llegado al país y que no han logrado ingresar al sistema.

Tras la reunión con García Roger, el funcionario se comprometió en hacer llegar la información a los organismos encargados de buscar una solución, pero de momento no se ha tenido información de que haya habido algún cambio al respecto.

Sin embargo, con este plan de choque quizá se pueda agilizar el proceso de regularización de cientos de venezolanos que tras años de residencia en el país, con la residencia por razones humanitarias, decidan cambiar su estatus por las opciones que contemplan el reglamento de Extranjería.

De acuerdo con la legislación actual, la idea es que los expedientes de estas oficinas puedan ser resueltos en un lapso no mayor de 45 días, pues en estos momentos los procesos se tardan entre seis y cuatro meses, según la provincia en la que se inicien los trámites.

Según las cifras del Ministerio de Política Territorial, se revela que durante los últimos años se ha ido incrementando la cantidad de solicitudes a procesar, pues tan solo el año pasado el organismo recibió 860 mil solicitudes, pero que ante este incremento es necesario que crezca de la misma manera el personal encargado de la tramitación, para que se puedan cumplir los plazos establecidos.

Todas estas iniciativas son bien vistas por la representación diplomática venezolana, pues al final, redundan en beneficios para la comunidad de venezolanos que en el país ya suman casi medio millón de habitantes y que se han convertido, al menos en Madrid, en la comunidad extranjera con el mayor número de habitantes.

Ahora, la tarea pendiente le queda al Ministerio del Interior y a su oficina de Asilo y Refugio que es la encargada de buscar una solución para descongestionar las vías para agilizar este proceso, que le permita regularizar su situación migratoria a miles de ciudadanos, no solo de Venezuela, sino de otros muchos países, que han llegado durante los últimos siete meses al país y que permanecen en situación irregular.