viernes, 30 septiembre 2022 08:04

El PP «traslada» la sede central del partido de Génova a Galicia por vacaciones

El Partido Popular está descabezado este agosto. No hay nadie en la capital que represente el núcleo duro de la formación en estas fechas porque todos los miembros pesados del grupo se han ido de vacaciones a Galicia. Algunos se han puesto una capa para demostrar a sus paisanos que siguen siendo muy gallegos. Otros simplemente se han ido con sus familias a sus viviendas. Pero en Génova ha quedado claro que el núcleo duro de Alberto Núñez Feijoo está formado exclusivamente por gallegos y que a prescindido de todo aquel cuyo DNI no rezume un color blaquiazul. Desde Miguel Tellado hasta Feijoo pasando por Mar Sánchez o Luis de la Matta, Génova se ha quedado completamente desierta en agosto porque toda la directiva del PP está de vacaciones en Galicia.

Ya le costó a Feijoo traerse de Galicia a buena parte de su equipo. La mayoría tenía demasiadas reservas. Trasladarse de su Galicia natal a un Madrid que no controlaban del todo fue difícil para la mayoría, pero la persuasión de Feijoo consiguió convencer a todos de que una nueva etapa era posible. El problema es que el hecho de que el presidente del Partido Popular haya despreciado cualquier candidatura al núcleo duro que no tuviera la denominación de origen Galicia ha traído problemas. El hecho de que el PP se vea representado a nivel nacional solo por Pedro Rollán ha hecho que más de un dirigente del Partido Popular se haya llevado las manos a la cabeza, especialmente porque las elecciones municipales y autonómicas están a la vuelta de la esquina.

Alberto Núñez Feijoo, Mar Sánchez, Miguel Abellán y Luis de la Matta se han ido todos de vacaciones a Galicia y han dejado Génova infrarrepresentado de altos mandos del PP. Alguno ha dejado atrás sus vacaciones en Marbella para venir a criticar las vacaciones del presidente del Gobierno, pero el resto ha preferido mantenerse cerca del mar. Todo esto ha dejado atónitos a los pocos populares que se han quedado en Madrid y que ven cómo el PP no tiene especialmente prisa por retomar las labores de oposición. No hasta septiembre, al menos. Génova se ha quedado desierto, pero lo cierto es que si alguna que otra cadena de televisión le diera por visitar Pontevedra, se encontraría a más dirigentes del PP que en la capital. Diputados incluidos.

Pedro Rollán ha sido el único que ha decidido adelantar las vacaciones para hacer acto de presencia en Madrid. De hecho, hasta el punto de que ha tenido que dejar a un lado sus divertidas vacaciones en Marbella para venir a la capital a ponerse el traje y criticar las vacaciones del presidente del Gobierno y dejar claro que hay alguien que todavía da la cara por el partido. Pero al margen de Rollán, nadie del núcleo duro de Feijoo ha salido a la palestra a soltar comentarios de oposición. Algo que ha provocado una buena cantidad de críticas.

La sensación de que el núcleo duro de Feijoo, 100% origen Galicia, no se ha aclarado a la hora de manejarse en el cargo está generalizad aen la séptima planta de Génova. También lo comparten altos cargos de Pablo Casado que aún sobreviven en la política. El que se haya rodeado solo de gallegos y que se haya ido a la vera de Alfonso Rueda en sus vacaciones dejando Génova completamente infrarrepresentado en vacaciones. Todos han coincidido para largarse un mes al norte junto a todo su equipo.

Algunos bromean en la sede del Partido Popular con el hecho de que Feijoo ha trasladado la sede de la formación a Galicia. Pero el problema que subyace en el partido es bastante más grave que las bromas que se escuchan en la formación, dado que muchos entienden que el nacionalismo de Feijoo va a traer más problemas en el partido, empezando porque no ha conseguido unir la formación a nivel nacional. De hecho, las malas lenguas detallan que el presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tienen su propia agenda y no responden a los designios o mandatos de la Génova gallega.