sábado, 1 octubre 2022 20:04

Francina Armengol se inventa un nuevo funcionario que saldrá de tu bolsillo: el «agente covid»

El gobierno de las Islas Baleares ha dado con la solución para reducir la temporalidad del empleo público. La presidenta balear, Francina Armengol, tiene claro que es necesario tomar medidas para tratar de reducir la temporalidad. Desde que la nueva ley de trabajo consiguió salir adelante en el Congreso de los Diputados, los contratos temporales están muy medidos. Por este motivo, la líder del Ejecutivo regional se puso manos a la obra para trabajar en una medida que permitiera a su territorio reducir los niveles y el porcentaje de temporalidad. Así, ha llevado a cabo un decreto-ley de nuevas medidas urgentes para reducir la temporalidad en el empleo público de las Islas Baleares. Entre ellos destaca la nueva labor que podrían tener los funcionarios públicos en el caso que sea necesario personal: agentes covid. Así, los empleados públicos podrán ayudar a la policía local cuando necesiten personal. Es decir, que se les acabó el ritmo caribeños a los funcionarios de las Islas Baleares.

La «chulísima» idea de Yolanda Díaz, su ley de trabajo, ha llevado a los presidentes de distintos territorios de España a buscar la forma de reducir la temporalidad de sus empleados, principalmente en aquellas ciudades donde el turismo provoca que el número de contratos se incremente en determinadas épocas del año. Por este motivo, la presidenta de las Islas Baleares no ha dejado de trabajar y dedicar grandes esfuerzos para encontrar una solución a este problema y parece ser que en la pandemia del coronavirus ha hallado la solución. De esta forma, el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la nueva medida diseñada por el Gobierno de baleares que capitanea Francina Armengol. Se trata del decreto-ley de nuevas medidas urgentes para reducir la temporalidad en el empleo público de las Islas Baleares.

LOS FUNCIONARIOS DE BALEARES TIENEN UNa NUEVA MISIÓN

Entre los distintos puntos que recoge este documento, al que ha tenido acceso MONCLOA.com, existe uno que destaca por encima del resto y que resulta, cuanto menos, sorprendente. Y es que, el Ejecutivo balear pretende convertir a los funcionarios, a los empleados públicos, en agentes covid. En el texto aparece recogido que los Ayuntamiento de dicha isla podrán hacer uso de los trabajadores de la Administración cuando existan necesidades eventuales que así lo requieran y nombrarles agentes covid para que ayuden a los policías locales en determinadas labores. Es decir, que Francina Armengol quiere convertir a los funcionarios de las Islas Baleares en una especie de «chivatos» covid, que serán dependientes de la autoridad local, o, en su defecto, del alcalde. Todo ello para evitar tener que contratar personal eventual para un corto espacio de tiempo.

Los «chivatos» covid tendrán una serie de funciones marcadas por la normativa aprobada por el gobierno regional. La primera de ellas será denunciar el incumplimiento de las ordenanzas, los bandos y otras disposiciones y actas municipales dentro de su ámbito de competencia. En segundo lugar, formularán denuncias en el ejercicio de sus funciones, en su condición de agentes de la autoridad. A estas funciones podrán sumarse más competencias. Además, no podrán portar ningún tipo de arma y su uniforme debe ser distinto al de la policía local, donde deberá lucir la leyenda «agente covid». Y no solo eso, sino que además se les ha acabado el «ritmo caribeño» a los funcionarios, ya que deberán seguir atendiendo sus funciones habituales dentro de la administración.

A LA IDEA DE LAS ISLAS BALEARES SE SUMA TAMBIÉN LA DE JOSÉ MANUEL ALBARES: EL EMBAJADOR COVID

El pasado 21 de diciembre la red diplomática española amaneció con un nuevo embajador. Se trata de Jesús Ignacio Santos Aguado y ha sido nombrado embajador en misión especial para la crisis internacional de la Covid-19 y la salud global. Este embajador Covid ha sido propuesto por el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, que ha decido designar a este enviado por el mundo para luchar contra la Covid en el nombre del Gobierno de España. Cabe destacar que este nuevo embajador se trata de un histórico activo de la red diplomática que lleva casi tres décadas recorriendo el mundo gracias a la política exterior española.

Jesús Ignacio Santos lleva décadas saltando de embajada en embajada. El nuevo embajador Covid ha desempeñado funciones en instituciones de la red diplomática de sendos continentes. Jesus Ignacio Santos entró en la red en 1992, es decir está a punto de cumplir tres décadas en la red de exteriores española. Santos Aguado ha ocupado puestos de segunda jefatura en las Embajadas de España en Costa de Marfil, Guinea Ecuatorial, Australia, Líbano y Grecia, hasta que en 2007 fue designado embajador de España en la República de Guinea y, posteriormente, en junio de 2017, embajador de España en la República Islámica de Mauritania. Tras más de cuatro años en el país del noreste de África, ahora, Jesús Ignacio Santos afronta una nueva aventura como embajador Covid llevando la gestión española de la pandemia al resto del mundo a pesar de las restricciones y limitaciones de movilidad impuestas por muchos Estados.