martes, 27 septiembre 2022 12:43

Alexandre de Palmas (Carrefour) explota su «idilio» con Diana Morant para llevarse préstamos a «coste cero»

El director de Carrefour España, Alexandre de Palmas, sabe moverse bien por la administración pública. Pero mucho mejor si es Diana Morant la que le recibe a las puertas del ministerio. El paso de la ministra de Ciencia e Innovación por el Gobierno le ha venido muy bien al responsable de la cadena de distribución francesa. Tanto es así, que Diana Morant ha encontrado el modo de hacerle llegar a Alexandre una partida de en torno a los 600.000 euros públicos. La herramienta utilizada por la socialista es el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI). Y el gran beneficiario, llamado así por el propio sistema de publicidad y subvenciones, es Carrefour. La llegada de Diana Morant ha sido clave, dado que la cadena de distribución vio cómo esta partida anual de dinero público se frenó en 2019 y ha sido retomada este año con fuerza. Y todo tiene que ver con el idilio de la ministra de Ciencia e Innovación con e Carrefour.

Es curioso ver el gráfico. Carrefour rompió la relación en forma de préstamo público en 2019 y no se consiguió retomar hasta 2022. Los importes que se daban rondaban siempre los 300.000 euros, pero ha sido la llegada de Diana Morant la que ha reactivado esta entrega de dinero público a Carrefour. De los 0 euros concedidos tanto en 2020 como en 2021 se ha pasado directamente a los 603.000 euros, aproximadamente, otorgados en 2022 en forma de dos concesiones. Son préstamos, pero a un importe de interés mucho más bajo que el de cualquier banco. Y son préstamos que el Gobierno dejó de conceder a Carrefour en plena pandemia y que solo Alexandre de Palmas ha sido capaz de retomar gracias a la llegada en 2021 de Diana Morant como ministra.

No era raro ver a Morant durante su paso como alcaldesa de Gandía en reuniones o encuentros públicos con Carrefour

La herramienta que concede estos préstamos es el CDTI, dirigido por Teresa Riesgo Alcaide, pero es el buen trato que Carrefour ha tenido siempre con Diana Morant el verdadero culpable de que se haya retomado esta relación tan beneficiosa para Alexandre de Palmas. No era raro ver a Morant durante su paso como alcaldesa de Gandía en reuniones o encuentros públicos con Carrefour. La buena relación de esta socialista con la marca es conocido por todos en Ferraz y no sorprende que la línea de crédito estatal se haya retomado gracias a la llegada de la valenciana. El 14 de diciembre de 2020, la todavía alcaldesa de Gandía recibió con honores  Javier Costa Segarra, director de Carrefour Gandía, dejando entrever la buena relación que mantenía la marca con la socialista. Meses antes, Morant también se había apuntado a un acto en el que Carrefour ensalzaba la labor de 30 trabajadores que llevaban 25 años trabajando para la marca francesa. Hechos circunstanciales que denotan que la ahora ministra siempre ha mantenido una buena conexión con esta empresa.

El problema vino cuando Sánchez elevó a Morant de alcaldesa de Gandía a ministra de Ciencia e Innovación. El trato de la ministra valenciana con las empresas pasó a primer nivel y entonces hizo acto de presencia Alexandre de Palmas. Dado que la ministra aterrizó a mediados del año anterior, poco pudo hacer. Pero fue llegar el 2022 y conceder el mayor préstamo que Carrefour había recibido a cuenta del Estado en décadas. Normalmente rondaban los 300.000 euros por año, pero este llegaron más de 600.000 de golpe para una empresa que factura nada menos que 9.500 millones de media.

Alexandre de Palmas no es que haya hecho grandes cosas en su llegada a la dirección general de la marca francesa. Quizás lo más reseñable de cara al público es cambiar la fecha de caducidad de los yogures por las palabras «consumo preferente». Sin embargo, a la hora de moverse para pedir dinero prestado al Estado (y no al banco), lo que hace es una estrategia que tiene bien aprendida: aferrarse a las ayudas del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, E.P.E. para la financiación de proyectos de I+D, un cajón desastre donde Carrefour consigue dinero a un interés prácticamente ridículo.

Aún así, las cifras de negocio de Carrefour no necesariamente parecen necesitar de un préstamo público para cuadrar sus beneficios. Concretamente, en 2021 cerró una cifra neta de negocio de 382,7 millones de euros en España. Esto son beneficios, dado que el importe que maneja la marca es mucho mayor, de unos 9.500 millones. Pero si se descuenta el pago de los productos, el coste de las instalaciones y otros pasivos, el importe baja. Quizás ese préstamo de los 600.000 euros viene a ayudar a cuadrar mejor las cuentas, aunque no sabemos cuánto pedirán en 2023. Otro años se han venido un poco más arriba, pero dado que es el último de Morant previsiblemente como ministra, puede que ya echen el resto.