miércoles, 28 septiembre 2022 13:52

Juan Carlos Suárez-Quiñones amplia a toro pasado los cortafuegos de las zonas calcinadas

El consejero más señalado del verano, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se ha puesto a hacer los deberes a destiempo. Los incendios han calcinado 82.724,96 hectáreas, la mayor extensión de la historia de Castilla y León. Todo aderezado con las declaraciones de Suárez-Quiñones en las que aseguraba que no era necesario mantener activos los dispositivos contra incendios todo el año. Pero lo curioso es que el consejero de Medio Ambiente de Castilla y León se ha puesto ha trabajar en los cortafuegos pasados los incendios, un trabajo que no se hizo previamente y que se empieza a llevar a cabo ahora en puntos discretos, como es el caso de la Comarca de Robleda.

Juan Carlos Suárez-Quiñones pasará a la historia como el consejero de Medio Ambiente que no realizó los trabajos de prevención pertinentes meses antes de la mayor oleada de incendios de Castilla y León. Era sobradamente conocida en la Junta la opinión de este consejero respecto a los dispositivos de prevención de incendios. Poco le importaba el riesgo de que se pudiera calcinar casi toda la comunidad autónoma con tal de ahorrarse algunos euros de presupuesto para otros asuntos, pero este año se ha convertido en un drama para la región y para el futuro político de este consejero. Solo la decisión de Alfonso Fernández Mañueco podría mantenerle al frente del cargo (algo que dado el perfil del presidente de Castilla y León no descarta nadie en el PP), pero lo cierto es que Juan Carlos Suárez-Quiñones se ha convertido en persona non grata en Génova.

Visto esto, ha llamado la atención que el consejero se haya puesto a trabajar ya pasado prácticamente el verano. Concretamente, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha destinado 48.765,40 euros al mantenimiento de la red de cortafuegos con maquinaria en la Comarca de Robleda, provincia de Salamanca. Esta partida es absolutamente necesaria en más de un punto de la región, pero los trabajos no se hicieron debidamente en los meses previos, dadas las consecuencias. Estos trabajos se empiezan a ver en el portal de transparencia con cierta discreción, pero auguran que la Consejería de Medio Ambiente se pondrá las pilas.

Solo se han tenido que quemar más de 80.000 hectáreas para que la Junta de Castilla y León se pusiera las pilas e hiciera los trabajos de prevención pertinentes para que no ocurran desgracias como las que se han visto este verano. Son caros los trabajos, pero más lo es el que ahora la Junta de Castilla y León tenga que invertir en la recuperación del terreno perdido. Tardará décadas en verse como antes de este verano, pero lo cierto es que la Junta tiene la obligación de invertir para recuperar el terreno lo antes posible. Y mientras, Juan Carlos Suárez-Quiñones parece que se ha puesto las pilas para invertir el dinero necesario en prevención, aunque sea a toro pasado.

La actitud del consejero es tan excéntrica y disparatada en algunos casos que asegura que «determinadas posiciones del ecologismo extremo dificultan la limpieza del monte». No ha dicho solo esto. También ha asegurado que la culpa de los incendios era prácticamente del ecologismo radical. Pero sea como sea, lo cierto es que parece que el PP ha puesto en cuarentena a uno de sus políticos más deslenguados. La Junta de Castilla y León desautorizó la limpieza de 100 hectáreas de una finca días antes del incendio de Zamora, y como esta se han visto más imprudencias que después llevaron al drama de los incendios que han calcinado hasta 80.000 hectáreas.

HASTA VOX ENMIENDA A SUÁREZ-QUIÑONES

Juan García-Gallardo está muy preocupado por los incendios en Castilla y León. El vicepresidente de la Junta castellanoleonesa tiene claro que el plan contra incendios debe mejorar a pesar de lo que opine el consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones. Este consejero aseguró que “mantener el operativo de incendios todo el año es absurdo y un despilfarro”. Unas declaraciones que le han puesto en el punto de mira de todo el Gobierno, debido a que los incendios en Castilla y León han arrasado más de 30.000 hectáreas. Por este motivo, Juan García-Gallardo ha aseverado este miércoles que el Gobierno de coalición en la comunidad castellano y leonesa reforzará el sistema de lucha contra los incendios forestales desde el convencimiento de que el actual “es mejorable” y “se puede reforzar”. Así, el vicepresidente de Castilla y León ha avivado todavía más la tensión y el malestar contra Juan Carlos Suárez-Quiñones al asegurar que es necesario mejorar el plan contra incendios.

“Vamos a reforzar el sistema porque el sistema es mejorable y se puede reforzar”, ha afirmado en concreto el vicepresidente de la Junta durante una entrevista en la emisoria esRadio recogida por la agencia Europa Press. Juan García-Gallardo ha asegurado que en Castilla y León ha habido medios materiales de extinción de incendios forestales “en todo momento” por lo que ha aclarado que “en ningún momento” se ha dejado de combatir un incendio forestal por falta de medios materiales y humanos. Dicho esto, ha insistido en su compromiso de reforzar el sistema “porque es mejorable y se puede reforzar”. Y es que, la mala gestión y las malas decisiones del consejero de Medio Ambiente han provocado que el sistema de prevención de incendios no sea el adecuado para atajar las llamas en el menor tiempo posible y evitar que se calcinen grandes extensiones del terreno.