martes, 27 septiembre 2022 14:04

6 consejos para conciliar el sueño rápidamente

¿Tienes problemas para conciliar el sueño? Esto es más común de lo que parece. Por suerte, hay algunas cosas que puedes hacer para mejorarlo. En este artículo, hablaremos de seis consejos que te ayudarán a conciliar el sueño rápidamente.

6 consejos para dormir rápido

Desde el estrés diario y los deberes familiares hasta la ansiedad, hay una serie de circunstancias que pueden obstaculizar una buena noche de sueño. No es de extrañar que a veces resulte difícil conseguir un descanso adecuado.

No siempre puedes controlar las cosas que te mantienen despierto por la noche. Sin embargo, puedes mejorar tu sueño creando nuevos hábitos. Te compartimos estas sugerencias básicas como un buen punto de partida.

1.   Prepárate para dormir con un ritual relajante

Una práctica relajante antes de acostarte puede ayudar tanto física como mentalmente. Tu cuerpo y tu cerebro llegarán a reconocer esos pasos como una señal de que es hora de dormir después de realizarlos repetidamente.

Tomar un baño o una ducha caliente, meditar, tomar un complemento con extractos naturales para dormir como Aquilea Sueño, hablar con la pareja o la familia, escribir un diario, leer un libro o escuchar música con las luces apagadas pueden ser elementos de un excelente ritual.

2.   Establece un horario de sueño

Acuéstate y levántate todos los días a la misma hora, esto creará una rutina que preparará a tu cuerpo para acostarse.

3.   Haz que tu espacio para dormir sea agradable

  • Consigue un sueño reparador en una cama relajante. Será difícil sentirse lo suficientemente tranquilo para dormir si tu colchón es irregular, demasiado blando o demasiado firme.
  • Cuando duermas, asegúrate de que tu habitación esté lo suficientemente fresca, pero no tanto como para despertarte con frío.
  • Reduce la luz. Puede ser difícil conciliar el sueño cuando hay una luz de la calle, la televisión o la iluminación de la habitación de al lado. Para dormir, utiliza cortinas y persianas para bloquear la luz del día en tu espacio. Un antifaz para dormir también puede ayudarte a relajarte mientras duermes.
  • Coloca el menor número posible de ruidos en tu dormitorio. Asegúrate de que el entorno sea lo más silencioso posible. Un ventilador, música suave o una máquina de sonido pueden ayudarte a relajarte.
  • Quita el reloj. Puede ser estresante ver pasar los minutos. Gira la hora para que no puedas verla desde tu posición de descanso.
  • Guarda el portátil y otros aparatos electrónicos. Apaga cualquier dispositivo que te recuerde los correos electrónicos que tienes que enviar o las tareas que tienes que completar. Si realizas estas actividades después de una buena noche de sueño, te irá mucho mejor.

4.   Presta atención a tu alimentación

Hay alimentos que promueven la actividad cerebral y otros que ayudan a calmarla antes de dormir. Veamos algunos de ellos:

  • La cafeína es conocida como un estimulante cerebral que puede hacerte sentir más despierto. Puede ser beneficioso para despertar renovado, pero si tomas café, té o refrescos con cafeína por la tarde o por la noche, podrías no poder dormir.
  • Hay que evitar el alcohol. Puede ayudar a conciliar el sueño inicialmente, pero el alcohol impide obtener un sueño profundo y reparador más tarde en la noche.
  • Elige bien los alimentos. Antes de acostarte, evita las comidas abundantes, antes de dormir.

5.   Realiza actividad física como parte de tu rutina diaria

La actividad física puede ayudarle a conciliar mejor el sueño. Sin embargo, no hagas ejercicio demasiado cerca de la hora de acostarte. Expertos recomiendan el yoga, el pilates o la meditación antes de dormir.

6.   Controla las preocupaciones

Antes de irte a dormir, intenta resolver tus problemas o preocupaciones. Haz una lista de lo que te preocupa y déjalo para mañana. La meditación también puede ayudar a reducir la ansiedad.

Es imposible evitar los episodios de insomnio en medio de una vida agitada, seguramente a todos nos pasa y seguir estos pasos va a ayudarte mucho. Pero si consideras que tienes problemas para dormir de forma habitual, te recomendamos acudir a tu médico. Cualquier causa previa que deba ser identificada y tratada puede ayudar a conseguir un descanso adecuado a tiempo.