domingo, 25 septiembre 2022 04:27

GX2 y la oftalmoscopía indirecta

La oftalmoscopia es un examen realizado para estudiar profundamente la zona posterior de las estructuras del globo ocular, a través del cual es posible diagnosticar glaucomas, daños en la retina, el disco óptico, la coroides y los vasos sanguíneos.

Esta prueba se realiza por medio de un oftalmoscopio, instrumento formado por varios lentes y espejos que proyecta un haz de luz para observar de manera clara la parte posterior del ojo. En este sentido, GX2 es una empresa con 25 de trayectoria en la venta de equipos orientados a la salud visual, la cual ofrece binoculares para realizar oftalmoscopia indirecta.

Para qué sirve un oftalmoscopio

Diseñado por el médico y físico alemán Hermann von Helmholtz en 1851, el oftalmoscopio está formado por un espejo cóncavo y un orificio central que permite examinar el interior del ojo para conocer las condiciones en las que se encuentra el fondo del globo ocular. Así, es posible identificar algunas alteraciones como retinopatías, degeneración macular, desprendimiento de retina, problemas del nervio óptico, hemorragias y melanomas oculares, además de pigmentaciones anormales y vasos sanguíneos nuevos.

En la actualidad, existen dos tipos de oftalmoscopios: directo e indirecto. El primero de ellos funciona reflejando la luz en ángulo recto y proyectándola a través del iris. De esta manera, ilumina la retina y amplía hasta 15 veces la imagen del ojo, siendo de gran utilidad para examinar zonas pequeñas de la retina. Por su parte, los oftalmoscopios indirectos son binoculares con una estructura que se ubica en la cabeza del médico y brindan una imagen indirecta e invertida del ojo.

GX2 dispone de binoculares para oftalmoscopia indirecta

Accediendo a la página web de GX2 es posible encontrar el amplio catálogo de bienes de equipos para la salud visual disponibles. En cuanto a oftalmoscopios indirectos, la firma dispone de dos modelos de binoculares. Uno de ellos es el IO-α LED, el cual permite al profesional una observación cómoda del fondo del ojo por medio de su sistema de iluminación LED de color halógeno. Asimismo, posee un sistema óptico que permite ajustar independientemente el tamaño del punto, el eje de la luz de iluminación y el eje de la luz de observación, siendo ideal para observar la periferia del fondo ocular.

Por su parte, el binocular indirecto IO-α Halogeno permite cambiar el ángulo de observación continuamente, pudiendo observar la imagen del fondo a través de una pupila pequeña de 2 mm de diámetro. Al mismo tiempo, el profesional puede observar fácilmente desde el ángulo deseado, ajustando los espejos con una sola mano.

Con una vasta experiencia en el sector, con equipos de alta calidad y un servicio integral ágil, cercano y transparente, GX2 garantiza precios competitivos y múltiples facilidades de pago.