martes, 27 septiembre 2022 13:40

Cosas que no sabías por las que te pueden multar

Todos tenemos bastante claro qué es lo que no debemos hacer para que no nos lleguen a multar al volante. Respetar los límites de velocidad, ponerse siempre el cinturón, no utilizar el móvil mientras se conduce, aparcar donde está permitido, etc. Estas normas básicas las solemos tener muy presentes, ya que su incumplimiento, además de acarrear una pérdida económica, también pueden costarnos más de la mitad de los puntos del carnet, incluso su retirada. Aun así, la DGT pone multas a diario. Las más habituales son por saltarse un semáforo en rojo, exceso de velocidad o por no respetar algunas señales de tráfico. Y también por los comportamientos dentro del vehículo como utilizar el teléfono o no llevar puesto el cinturón. Pero hay algunas cosas que hacemos sin pensarlo demasiado, y qué también son motivo de multa.

CONDUCIR CON CHANCLAS O CON TACONES

multar

Ya mayoría no lo saben, pero conducir con calzado abierto o con zapato de tacón está prohibido porque no permite tener un control óptimo del vehículo, así que nos pueden multar por ello. ¿Cuántas veces te has saltado esta norma este verano? Puede que los agentes no nos hagan bajar del coche para ver qué llevamos puesto en los pies, pero si tienen que acudir por otro problema, podemos llevarnos una sanción importante por no llevar el calzado adecuado.

DISTRACCIONES AL VOLANTE

Una de las principales causas de siniestralidad al volante son las distracciones, así que todo lo que no sea conducir prestando la máxima atención a la carrera está prohibido. Así pues, no se puede ir sin camiseta, comer al volante, leer el periodo ni besar al conductor. Las multas no son precisamente poca cosa. Ponerse en actitud cariñosa con la persona al volante puede suponer una sanción de 80 euros. Por comer conduciendo no pueden multar con 200 €, igual que ir sin camiseta. Leer se equipara al uso del móvil y podemos quedarnos sin unos cuantos puntos.

LA BUENA EDUCACIÓN TAMBIÉN ES IMPORTANTE

Aunque estamos acostumbrados a escuchar pitidos de claxon de forma muy habitual en nuestras ciudades, la realidad es que pitar sin causa justificada es motivo de multa. La sanción es de 80 euros. ¿Cuándo está permitido pitar? Pues en caso de emergencias, para evitar un posible accidente o para advertir una maniobra de adelantamiento. Así que cuidado con apretar el claxon para saludar a un colega o para desahogarnos ante la mala conducción de otros usuarios de la vía.

cláxon multa Moncloa

LAS MANOS, DENTRO DEL COCHE

Llevar el brazo colgando por la ventanilla o siquiera sacar la mano está prohibido mientras el coche están en marcha. Tanto para el conductor como para el resto de ocupantes del vehículo. La DGT nos puede multar con una sanción de hasta 100 euros.

MAQUILLARSE EN EL RETROVISOR

Se acabó eso de aprovechar un semáforo en rojo para darse máscara de pestañas o retocarse los labios. Un gesto tan habitual y aparentemente inofensivo, puede acarrear una multa de hasta 200 euros y la retirada de 2 puntos en el carnet. También nos pueden multar por consultar el móvil durante esas breves paradas. La DGT lo considera una distracción y lo penaliza como tal. Por muy eterno que se nos haga el semáforo, hay que esperar pacientemente con todos los sentidos puestos en la carretera.

multar

LLEVAR LA MÚSICA ALTA

Escuchar música en el coche es uno de los mayores placeres de conducir, pero ojo, ponerla demasiado alta está prohibido, aunque nos resulte difícil de creer. Si pasamos delante de un hospital o una comunidad de vecinos y nos pillan con el reproductor a todo volumen, la sanción puede ser de 80 a 100 €, pero si se considera que se impide el descanso de las personas, puede incrementarse mucho más. Tampoco está permitido llevar las orejas tapadas, con cascos o con un gorro, ya que se entiende que esto puede dificultar la audición, fundamental para una conducción más segura. La multa llega a 200 €.

LAVAR EL COCHE EN LA CALLE

Por último, tampoco se puede limpiar el coche en cualquier sitio, solamente en las zonas habilitadas para ello, en las áreas de servicio. Sacar la manguera desde tu casa y ponerte a sacar brillo a la carrocería en la vía pública está multado con sanciones importantes que pueden alcanzar hasta los 3.000 €.