sábado, 1 octubre 2022 13:58

Ferraz mira con tensión el nuevo encuentro entre el ”odiado” García-Page y Pedro Sánchez

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha vuelto a lanzar un mensaje hostil que no ha gustado en el seno de Ferraz. Cualquier excusa es buena y el presidente castellanomanchego quiere aprovechar una reunión con Pedro Sánchez para presionarle con el tema de la okupación de viviendas. Algunos han entendido que este comentario en el que ha acusado al presidente de estar «impasible» ante este asunto lo enmarcan en una prematura precampaña muy verde, pero también insisten en que ha constatado más el divorcio entre García-Page y Sánchez. El líder socialista se reunirá con uno de los barones que más papeletas tiene para abandonar el partido. Al menos si surge la oportunidad de echarle, Ferraz no la desaprovechará. Aunque sí han confirmado que irá a las elecciones.

El encuentro entre el presidente del Gobierno y el de Castilla-La Mancha se ve con mucha atención desde Ferraz porque entienden que hay cierta tensión en esta reunión. García-Page y Sánchez han mantenido siempre una relación tensa porque el barón socialista siempre ha sido contrario al «sanchismo» y no ha ocultado su mala relación con el líder del partido. Hay quien incluso asegura que García-Page ha maniobrado las pocas veces que ha tenido ocasión para sacar a Pedro Sánchez.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado que en el primer encuentro que tenga con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, le va a plantear las iniciativas que el Ejecutivo regional tiene para solucionar la ocupación ilegal de viviendas. Un asunto ante el que el que, ha reconocido, «no se puede estar impasible».

En Yuncos (Toledo), donde ha inaugurado la ampliación del IESO ‘El Melgar’, el presidente autonómico ha advertido de que ante el fenómeno de la ocupación ilegal de viviendas no se puede estar «como si no pasara nada» ya que hay alcaldes que se lo están «tomando muy a pecho», incluso sufriendo amenazas, ha lamentado García-Page.

«Afortunadamente, aquí estamos consiguiendo avances que todavía no son públicos con el Gobierno de España y espero que, en breves fechas, tengamos algunas novedades legales importantes que dependen de Madrid y del Gobierno», ha avanzado el presidente regional.

«Ojalá que nos hagan caso porque, si no nos hacen caso, al menos nos van a escuchar mas. Lo digo con mucha franqueza», ha expuesto García-Page, quien ha dicho que en la primera ocasión que se vea con Pedro Sánchez va a insistirte en esta problemática.

Según ha apuntado, ya hay «en el horno» varias posibles iniciativas que de alguna manera facilita la labor de los ayuntamientos y dé algo de respuesta. «No hay milagros, pero sí podemos saber que no se puede estar impasible», ha recalcado.

Son decisiones que pasan por Madrid, ha defendido García-Page, quien ha manifestado que si pasaran por el Gobierno regional «hace ya mucho tiempo que a lo mejor estábamos hasta de oficio tapiando nosotros las viviendas que quedan desocupadas para que no pueda haber intrusiones ilegales».