viernes, 7 octubre 2022 08:34

El reto personal de Pere Navarro: tener el mismo presupuesto que Irene Montero solo con los radares

Pere Navarro ya se está frotando las manos con la ‘operación retorno’ que comienza este 2 de septiembre. Si hay algo que le gusta la director General de Tráfico es limitar la velocidad a la que los vehículos españoles pueden circular por las carreteras, ya que considera que con esta medida puede reducir el número accidentes mortales. Y más todavía si mientras lleva a cabo esta obsesión puede ganar una elevada cantidad de dinero. Por este motivo, desde hace tiempo está situando por todas las vías españoles radares y distintos sistemas con los que controlar la velocidad. Tal es su obsesión por estas medidas que va a llevar un punto en el que no haya un solo tramo que no esté vigilado por los dispositivo de seguridad de la DGT. Ahora, ha diseñado todo un plan con el que controlar la ‘operación retorno’. Y es que, parece que el reto personal que se ha marcado Pere Navarro consiste en tener el presupuesto del departamento que dirige Irene Montero solo con el dinero que recauda de los radares.

Con el verano a punto de acabar y las clases a punto de empezar, la Dirección General de Tráfico (DGT) se ha puesto manos a la obra para tratar de controlar las carreteras. Y lucrarse con ellas. De esta forma, ha decidido diseñar todo un dispositivo de cara a la ‘operación retorno’. Y es que, Pere Navarro se frota las manos con solo pensar en lo que se viene gracias a la cantidad de radares que hay controlados en las vías españolas, dado que saben que se avecina una gran recaudación. La vuelta de vacaciones hará que la DGT aumente todavía más sus fondos. Y por si acaso no fuera así, Pere Navarro se ha asegurado de incrementar los sistemas de control todavía más para seguir llenándose los bolsillos.

pere navarro a sufragado todo un ejército de radares

Y es que, Pere Navarro ha decidido sufragar todo un ejército de radares para controlar la ‘operación retorno’. En especial, este dispositivo contará, según detalla la DGT, con 780 radares fijos de control de velocidad, de los cuales 92 son de tramo, 545 radares móviles que pueden ir embarcados en los vehículos de la ATGC, 12 helicópteros y 39 drones, 23 de ellos con capacidad de denuncia, además de 245 cámaras y 15 furgonetas camufladas. A ellos se suma también la última idea del departamento que dirige Pere Navarro, y un despliegue de coches y motos camufladas. Es decir, todo un despliegue para que no se les escape ni una sola multa, ni un solo euros. Y todo porque tiene un objetivo claro: incrementar su presupuesto.

Con este gran despliegue parece ser que el director General de Tráfico pretende que el dinero con el que cuenta su departamento alcance o incluso supere el presupuesto con el que cuenta Irene Montero en el Ministerio de Igualdad. Y es que, el órgano de esta política de Unidas Podemos es uno de los que mayor financiación ostenta. Por eso, Pere Navarro se ha marcado todo un reto personal, superar esta cantidad de dinero pero solo utilizando los radares para ello. Y, dada la cantidad de sistemas de control de velocidad que ha desplegado para la operación retorno, que comienza este viernes 2 de septiembre, puede llegar a conseguirlo fácilmente. Además, hay una persona que ha decidido ayudar en esta misión a Pere Navarro. Se trata de Fernando Grande-Marlaska, el ministro del Interior, quien ha decidido otorgar al líder de Tráfico una dotación de 14,4 millones de euros para instalar todavía más radares. Así, no habrá un solo tramo en las carreteras españolas que no este controlado y vigilados por Pere Navarro.

PERE NAVARRO VE UNA MINA DE ORO EN LOS RADARES CAMUFLADOS

Pere Navarro se frota las manos cada vez que oye la palabra radares. La Dirección General de Tráfico (DGT) está obsesionada con la velocidad a la que circulan los vehículos en España. Y es que, Pere Navarro cree que velocidad y accidentes van de la malo y por este motivo no deja de reducir los límites a los que pueden circular los vehículos por las carreteras en España. Además, para controlar que sus medidas se cumplan está instaurando cada vez más radares. Ahora, ha descubierto que estos sistemas de control, y en particular los camuflados, son toda una mina de oro. La recaudación que ha conseguido el departamento que dirige Pere Navarro durante el año 2021 ha sido la más elevada de los últimos 10 años. De esta forma, el líder de Tráfico ha encontrado toda una mina de oro en los radares camuflados y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska ha decidido otorgarle 14,4 millones de euros para que siga instaurando estos sistemas de control por las carreteras españolas y continuar arañando más multas. Este tipo de radares se han convertido en todo un filón para la DGT.