sábado, 1 octubre 2022 13:51

Belarra avisa que será más difícil aprobar los PGE si aumenta el gasto en Defensa y no renuncia a convencer al PSOE

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha avisado este lunes a sus socios de Gobierno de que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) serán más difíciles de aprobar si aumenta el gasto en Defensa y ha asegurado que no renuncia a convencer a sus socios de Gobierno porque se trata de una «imposición externa» que no responde a los intereses de España.

En estos términos se ha expresado la ministra en una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, en la que ha hecho hincapié en que aspira a convencer al bloque socialista como ya lo hicieron con la subida del salario mínimo o con el tope al precio del gas. «Lo pueden llegar a entender», ha apuntado.

«Es evidente que formamos parte de dos fuerzas políticas que son bastante diferentes, con intereses diferentes, y creo que es fundamental que desde Podemos logremos convencer al socio de Gobierno de que España no necesita más aviones de combate y necesitamos invertir en conciliación, dependencia, en lucha contra las violencias machistas y en todos lo lo importante que han sido pospuesto», ha enfatizado la ministra.

Eso sí, ha asegurado que la coalición está concentrada en sacar adelante este proyecto de presupuestos, a la par que ha aseverado que el Ejecutivo y la mayoría parlamentaria que le sostiene «dota de gran estabilidad al país». En esta clave, Belarra espera en que se concrete en hechos «ese giro a la izquierda que el PSOE ejemplificó» el pasado mes de julio con el anuncio de medidas en el Debate sobre el Estado de la Nación. En concreto, la ministra ha apuntado a una mayor inversión en dependencia o en conciliación, materias que en sus palabras «no pueden esperar más». A su juicio, hay que seguir atendiendo «lo urgente», pero también ha pedido valentía para trabajar en lo «importante» y ha recalcado que desde el Gobierno «se puede aspirar a más». «Somos conscientes de que hay mucha gente en el país que no puede esperar más», ha zanjado.