martes, 27 septiembre 2022 13:33

Marruecos compite contra sí mismo en la Supercopa Africana

El partido de la Supercopa Africana, el equivalente a la Europa League europea,  organizado por la Confederación Africana de Fútbol, se jugará el 10 de septiembre en el Complejo Deportivo Prince Moulay Abdellah en Rabat, entre los ganadores de la Liga de Campeones Africana Wydad de Casablanca (WAC) y los ganadores de la Copa CAF Renaissance Sportive de Berkane (RSB). 

El Wydad ha llegado a esta final después de ganar la Liga de Campeones Africana, en la que precisamente venció por 2-0 al los egipcios de Al Ahly, consiguiendo su tercera Champions League tras las conquistadas en 2017 y en 1992. Por su parte, el Renacimiento de Berkan, también marroquí, llega hasta esta final tras derrotar a los Orlando Pirates de Sudáfrica por 2-0 en la final de la Copa de la Confederación Africana de Fútbol. En esa cita futbolística se conocerá al nuevo super campeón del continente. Se destaca también que los marroquíes ya tienen una Supercopa de África en sus vitrinas, conquistada en el 2018.

 El hecho de que el supercopa africana se juega entre dos equipos marroquíes revela los avances realizado en el sector futbolístico marroquí en el desarrollo y el crecimiento del fútbol en África, por lo cual no cabe duda que Marruecos ya está en la cabeza de los países africanos en  ese ámbito gracias a sus infraestructuras deportivas de alto nivel, además el nivel de sus equipos de fútbol ha mejorado de una manera llamativa en los últimos años. Son unos logros  que ponen, hoy en día,  al país magrebí  en la vanguardia de los países africanos en ese sector. Desde el nombramiento de Fouzi Lakajaa a la cabeza de la Real Federación Marroquí de Fútbol,  muchas cosas se han cambiado en ese sector  por gozar de un apoyo sin fisuras del poder supremo del estado y  tener su propio estilo  en la gestión deportiva. Lakjaa podía, a lo largo de los últimos años  convertir el fútbol en locomotora del deporte en  Marruecos.

 Lakjaa, de 52 años, lleva acabo unas reformas profundas en un sector estratégico no solamente a nivel de palmarés sino también en el ámbito de cooperación y desarrollo internacional, y en el fomento de relaciones geoestratégicas del país con la comunidad internacional. Ese salto cualitativo en el sector futbolístico marroquí  facilitaba la elección de Marruecos, representado por Lakjaa como miembro del comité ejecutivo de la CAF facilitando el regreso de Marruecos a la Organización de la Unión Africana. Asimismo Lakajaa fue elegido miembro del comité ejecutivo de la FIFA. Nunca el futbol Marroquí ha podido tocar el cielo como lo está haciendo actualmente.