martes, 4 octubre 2022 15:31

Sánchez buscará poner a Feijóo en una situación incómoda en el Senado al hacer gala del apoyo de la UE a sus medidas

El Gobierno afronta el debate sobre energía que van a llevar a cabo este martes en el Senado el presidente, Pedro Sánchez y el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, con el objetivo de subrayar las diferencias entre los dos modelos, mostrar el apoyo de la Unión Europea a las medidas propuestas por España y poner así en una «posición incómoda» al presidente del PP, según han indicado fuentes de Moncloa.

Sánchez y Feijóo mantienen este martes un debate monográfico sobre la crisis energética y el contexto económico que, según Moncloa, servirá para hacer pedagogía y dejar claros cuáles son los intereses que defiende cada uno. En este sentido indican que Sánchez defenderá la acción de su Gobierno, que está comprometido con los intereses de las clases medias y trabajadoras, según trasladan, y que se arriesga a tomar medidas. Bajo esta premisa, Sánchez tratará de poner contra las cuerdas a Feijóo y echarle en cara que los españoles no conocen a las claras su modelo.

Así, desde Moncloa trasladan que la UE ha refrendado todas las medidas que el Ejecutivo está impulsando en materia de ahorro energético lo que pone al PP en una situación incómoda porque no tiene una propuesta clara en el ámbito energético y económico y únicamente cuenta con algunas medidas poco hilvanadas. Apuntan además que Feijóo incurre en numerosas contradicciones, no se le conocen propuestas solventes y por tanto le falta empaque a su discurso, mientras que el Ejecutivo piensa en las clases menos favorecidas y toma medidas. Además, advierten de que no hay que confundir este debate con el Debate sobre el estado de la Nación –que se celebró el pasado mes de julio– y que en esta ocasión se van a contraponer modelos y alternativas

BENEPLÁCITO DE VON DER LEYEN

En este sentido la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, aplaudió a mediados de agosto las medidas de ahorro energético puestas en marcha en España y otros Estados miembros de la Unión Europea, en particular la regulación del aire acondicionado, al señalar que contribuyen a los objetivos de la UE de cara al invierno.

Von der Leyen señaló que fijar temperaturas «algo más altas» para el aire acondicionado consigue «resultados impresionantes» y puso como ejemplo a España, al indicar que junto a República Checa y Eslovenia, incluye medidas de este tipo en sus planes de ahorro energético. España acordó una reducción voluntaria del 7 por ciento del consumo de gas como parte del plan de Bruselas para prepararse ante posibles cortes de suministro por parte de Rusia. Sin embargo, el objetivo conjunto de los 27 es ahorrar el 15% de gas.

FEIJÓO PIDIÓ EL DEBATE

El debate de este martes sobre la energía fue reclamado por el presidente del PP, pero la primera reacción del Gobierno fue remitirse a las sesiones de control del Senado. Sin embargo, Sánchez acabó aceptando el envite y la pasada semana pidió comparecer en la Cámara Alta para «informar sobre el Plan de ahorro y gestión energética y su perspectiva territorial, así como del contexto económico y social del mismo».

Por tanto, el debate no se limita al decreto ley de medidas de ahorro energético que se votó ya en el Congreso, sino que incluye el diseño de ese Plan de Contingencia más amplio que el Gobierno debe enviar a Bruselas, así como un análisis del contexto económico del país.