martes, 27 septiembre 2022 12:28

Marruecos renueva su artillería mientras que en España duerme el sueño de los justos

Mediante una reciente imagen de los primeros  cañones autopropulsados de fabricación francesa CAESAR entregados al Real Ejército de Marruecos se constata el inicio de la renovación de material en este importante campo, que en España a pesar de las continuas peticiones del Ejército de Tierra continua sin efectuarse.

Una única foto que corre por Marruecos, que muestra a tres cañones autopropulsados CAESAR, acrónimo en francés de CAmion Équipé d’un Système d’ARtillerie, confirma la primera entrega de las piezas por parte del proveedor, la empresa Nexter Systems, que se habría producido a principios del verano.

La necesidad de contar con una importante capacidad de artillería de campaña, como se designa en el ET español, se confirma conflicto tras conflicto, y se refrenda actualmente en la guerra de Ucrania, donde una vez cuasi estabilizados los frentes, se ha convertido en la reina del campo de batalla. No olvidemos la tradición rusa en este campo, y la frase del dictador Stalin, que en su momento afirmó que: «la artillería es el dios de la guerra».  

En 2020 el Ministerio de Defensa de Marruecos firmó un contrato con Nexter Systems para la adquisición de 36 unidades de este tipo por un  importe de 170 millones de euros, más un pedido adicional de otros 30 millones para dotarse de un stock de la munición que dispara que es de 155 mm.

Ahora gracias a la imagen sabemos que se trata de la versión montada en un camión 6×6, en concreto en el modelo Renault Sherpa 5, con lo que los marroquíes han optado por usar la misma plataforma que los franceses, en vez de utilizar otras plataformas como los camiones alemanes 6X6 Mercedes Benz Unimog U2450L o el 8X8 indio Tatra 815, elegidos por otros usuarios de la pieza autopropulsada.

French Caesar self propelled howitzer in Iraq 1 Moncloa
Uno de los CAESAR del Ejército de Francia disparando contra terroristas islamistas en Siria en 2018 (Foto US Army)

El Sherpa, que puede desplazar los cinco servidores del CAESER, aunque en caso de urgencia puede ser disparado por tres, cuenta con una cabina blindada opcional, que asegura la protección de sus ocupantes contra proyectiles de hasta 7,62 mm, que es ampliamente utilizada por muchos  fusiles de asalto.

Aunque lo principal de la pieza es el cañón de 155 mm y 52 calibres,  que tiene una longitud de 8 metros, diseñado y fabricado por Nexter Systems en Bourges e integrado por Nexter en su sede de Roanne.

Estamos un sistema de alta movilidad, por carretera puede desplazarse hasta a 90 km/hora, por lo que a priori es más móvil que uno de Artillería AutoPropulsada (ATP), que es una pieza montada en una barcaza propulsada por sistema orugas, aunque en determinados terrenos la capacidad de movimiento de los ATP es muy superior. Otra ventaja es su coste de mantenimiento que sería, según el fabricante, tres veces inferior al de un ATP orugas por la mucha mayor facilidad de sostenimiento/mantenimiento del chasis.

En todo caso el CAESAR se ha convertido en un éxito de ventas, ya que en total entre entregados y encargados suman 418 piezas, de las que 109 han sido destinados al Armée de Terre francés, y 309 para clientes de exportación: Arabia Saudita, Bélgica, Chequia, Dinamarca, Indonesia, Tailandia y Ucrania, que emplea en su intento de parar la invasión rusa piezas cedidas por el Gobierno de Francia.

El alcance del sistema CAESAR va de un mínimo de 4,5 km a un máximo de 40 km, utilizando munición de pleno alcance extendido o Extended Range, Full Bore (ERFB), y hasta de 55 kilómetros usando munición inteligente o smart o con la asistencia de cohetes. Su cadencia de tiro es de seis disparos por minuto, con una alta precisión, ya que cada pieza cuenta con un sistema autónomo de navegación inercial y un computador balístico.

Lo que es más importante, con el sistema CAESER el Real Ejército de Marruecos completa su envidiable, para una nación de estas dimensiones, parque de artillería, que ya contaba con ATP made in USA, M-109 y M-110 de 155 mm y 203 mm respectivamente. Respecto a las piezas remolcadas, cuenta con veteranos cañones norteamericanos, y el británico L118 Light Gun de 105 mm. En los también claves lanzacohetes múltiples o Multiple Rocket Launcher (MRL) cuentan con los veteranos  BM-21 de 122 mm de origen soviético y los más modernos chinos PHL-03 de 300 mm, que es una versión local del clásico ruso BM-30. Además en este campo Marruecos también estaría negociando con Estados Unidos la adquisición de los modernos M-142 High Mobility Artillery Rocket System (HIMARS), que tan buen resultado están dando en la guerra de Ucrania, tras ceder Washington varias de sus piezas al Gobierno de Kiev.

Mientras, en España la necesaria renovación, aunque largamente solicitada por los responsables del ET, no llega, y es que la Institución perdió su capacidad de MRL con la baja de sus Teruel en 2011, sin que hasta la fecha ni siquiera se haya seleccionado su sustituto. Igualmente el parque de ATP, del citado modelo  M-109 A5E, a pesar de algunas modernizaciones, está ya en su fase final de vida operativa, y tendría que ser sustituido, como van haciendo otros aliados de la OTAN.