viernes, 7 octubre 2022 21:57

Sánchez acusa al PP de jugar con el miedo, cuestiona a medios y advierte a las eléctricas que España no es suya

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acusado al PP de jugar con el miedo de la población y ofrecer una visión catastrofista de la situación económica, al tiempo que ha cuestionado la independencia de algunos medios y ha advertido a las grandes empresas, en concreto a las eléctricas y la banca, de que España no es suya y que prevalece la voluntad popular.

En el debate que se lleva a cabo este martes en el Senado sobre la crisis energética y la situación económica del país, Sánchez ha señalado que un dirigente político no puede actuar como un «chamán o un curandero», en referencia velada al presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo y debe contrastar lo que percibe con datos de expertos y con lo que muestra la ciencia para ofrecer «una visión equilibrada» de la situación. «Lo que nunca jamás puede hacer un líder político es jugar con el miedo de la población», ha añadido.

En esa línea, Sánchez ha enviado un mensaje de «tranquilidad» a pesar de la actual situación de «incertidumbre» y ha pedido confianza en la economía española. Así, aunque ha asegurado que habrá «medidas adicionales» de ahorro energético, no serán «dramáticas» dado que «no habrá racionamientos ni escenas apocalípticas» como las que, en su opinión, describe la derecha. Así, ha indicado que a pesar de las dificultades actuales cualquier ciudadano vive «infinitamente mejor que en 1973» pese al mensaje que lanzan «los bolsonaros, le pen y trumps, que también los hay aquí» en España, ha advertido.

CONTROL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Además, Sánchez ha lanzado un mensaje a las empresas eléctricas y ha asegurado que no permitirá que «se lucren» con la actual crisis de energía: «Por mucho control que tengan de los medios de comunicación», ha lanzado, «por muy estrecho que sea su parentesco con tal o cual dirigente o muy ilustres sus apellidos», ha añadido.

En este sentido ha seguido cargando contra las empresas al señalar que puede que a fuerza de ver convertido durante años «su capricho en ley hayan llegado a pensar que España es suya» aunque según ha indicado van a comprobar que prevalece la voluntad popular que se expresa a través del voto en el Congreso y Senado «y no en unos cuantos cenáculos madrileños».

NO SIENTE ANIMADVERSIÓN POR BANCOS Y ELÉCTRICAS

Sin embargo, Sánchez ha apuntado que el Gobierno no siente animadversión ni por la banca ni por las eléctricas, aunque consideran que deben «arrimar el hombro y contribuir a la recuperación en un momento en el que la ciudadanía lo está pasando mal, porque «parte de su éxito se lo deben a la sociedad española», ha sostenido. Además, se ha dirigido con ironía a la bancada del PP: «Ustedes se dan muy por aludidos cuando hablamos de las grandes empresas», ha señalado.

Sánchez además, ha defendido las medidas que el Gobierno ha impulsado en las instituciones europeas, especialmente la excepción ibérica, que ha permitido un ahorro de 2.000 millones de euros a hogares empresas e industrias, según ha defendido. Así, ha reclamado a la bancada ‘popular’ que «deje de hacer el ridículo» y deje de referirse a esta medida como «timo ibérico», ya que supone una defensa de la clase media español.