viernes, 7 octubre 2022 18:56

Los incumplimientos de Pedro Sánchez en RTVE enfadan a los sindicatos

Pedro Sánchez prometió en la presentación de la moción de censura contra Mariano Rajoy en 2018 que despolitizaría RTVE, afirmando además que manipular los medios públicos era un mecanismo de «corrupción».

Lo cierto es que las promesas del presidente del Gobierno se han quedado en nada después del paso de Rosa María Mateo, carbonizada tras hacer todo lo contrario de lo que anunció a su llegada; Enric Hernández, que ha acabado en Prisa tras pilotar la Corporación pública en favor de La Moncloa; y José Manuel Pérez Tornero, que intenta agradar, al alimón, al PSOE y PP.

ENFADO SINDICAL

La mayoría de los principales sindicatos de RTVE están que trinan contra Sánchez por su estrategia respecto al multimedia público. Comisiones Obreras, muy ligado a Unidas Podemos, le afea al PSOE la decisión de echar a Jesús Cintora y promocionar a personas afines al doctrinario de Génova 13.

El Sindicato Independiente, por su parte, critica que Radio Nacional de España haya fichado a un comunicador externo de 68 años, Josep Cuní. Esta central ha exigido a la dirección de RTVE «que paralice de inmediato su decisión, nos explique por qué tiene que buscar fuera de la casa lo que los profesionales de RTVE han demostrado que saben hacer y, de confirmarse la contratación de Cuní, nos ofrezca los detalles de su contrato y el gasto que supondrá».

También recuerdan que Cuní «no es este el único fichaje externo que aterrizará próximamente en la radio pública. Samanta Villar es otro de los fichajes externos para hacerse cargo de ‘Las mañanas de la RNE’. Igualmente desconocemos el tipo de contrato que tendrá la periodista barcelonesa así como el salario que recibirá».

Además, señalan que «RTVE cuenta con los mejores profesionales y entre sus filas hay personal preparado para sacar adelante la programación sin necesidad de acudir a contratar, a golpe de talón, a periodistas externos en un medio público». 

Y explican su extrañeza porque se contrate «a personas de 68 años de edad como tiene el señor Cuní, con todos los respetos hacia él, cuando el Plan de Empleo recogido en Convenio para rejuvenecer la plantilla, obliga la jubilación a los 65 años, siempre y cuando se tenga la cotización requerida».

DINÁMICA NEGATIVA EN RTVE

La decepcionante gestión de José Manuel Pérez Tornero al frente de RTVE está teniendo consecuencias directas en las audiencias de los principales medios de la Corporación pública estatal. La 1 promedia hasta julio su mínimo histórico de share (un 8,6% que presumiblemente se elevará con el Mundial de Qatar) y las dos principales ediciones del ‘Telediario’ tampoco habían caído tan bajo en términos de audiencia (al no alcanzar siquiera el millón de seguidores y un 10% de share en el mes de julio).

Radio 1 de RNE, por su parte, cerró la campaña 2021-22 con los peores números de su historia al caer por primera vez por debajo del millón de oyentes (997.000 según la segunda oleada del EGM, en la que se dejó 150.000 parroquianos).

CAMBIOS RADIOFÓNICOS EN LA MAÑANA, TARDE Y NOCHE

En julio de 2012 la emisora radiofónica generalista de RNE rozaba los dos millones de seguidores (1.943.000) al lograr la mejor cifra de la última década gracias a los éxitos de Juan Ramón Lucas por las mañanas, Toni Garrido por las tardes y Pepa Fernández en el fin de semana. 
El Gobierno de Mariano Rajoy, incómodo porque la parrilla se había diseñado en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero, forzó la caída de Lucas y Garrido para colocar a locutores afines a Génova 13 como Alfredo Menéndez, que conducía el tramo madrileño del ‘Herrera en la onda’.
Paradojas de la vida, Menéndez ahora ha sido escogido como nuevo director de Programas de RNE en sustitución de Alfredo Laín con el ánimo de resetear la parrilla de la generalista aplicando cambios en las franjas de la mañana, tarde y noche.

NÚMEROS PREOCUPANTES

‘En días como hoy’ con Juan Ramón Lucas sumaba 1.429.000 oyentes en julio de 2012 mientras que ‘Las Mañanas de RNE’ apenas logran en la actualidad 783.000 (tras perder 111.000 respecto a la ola anterior).
Los pésimos números del matinal han invitado a acometer cambios en el tramo del magazine, en el que recala la televisiva Samanta Villar tras pasar por la catalana Ràdio 4. La exconductora de ’21 días’ toma el testigo de Pepa Fernández, feliz por regresar a las mañanas del fin de semana en las que fue segunda opción.
Fernández releva a Carles Mesa, que cubrirá la franja vespertina con un nuevo magazine que relevará al alicaído ‘Tarde lo que tarde’ de Julia Varela, que toma las noches con ‘Gente despierta’ tras la salida del citado Menéndez. 
Cabe recordar que Toni Garrido con ‘Asuntos propios’ cosechó 399.000 oyentes en julio de 2012, en la actualidad Radio 1 promediaba 134.000 en la misma franja horaria (16.00-19.00 horas), mientras que Pepa Fernández superaba el millón de seguidores con ‘No es un día cualquiera’, que en la actualidad no alcanza siquiera los 500.000 oyentes.