miércoles, 28 septiembre 2022 13:51

Castilla y León iniciará mañana el «curso de la normalidad tan ansiada»

La comunidad autónoma de Castilla y León iniciará este viernes, 9 de septiembre, el curso escolar 2022-2023 que estará cargado «de buenas noticias» y «de buenas nuevas», como la «tan ansiada, añorada y necesaria» vuelta a la normalidad que ha supuesto el fin de las medidas y de las restricciones que marcaron la lucha contra el coronavirus.

«Encaramos un curso lleno de ilusión», destacó la consejera de Educación, Rocío Lucas, en la presentación de los principales datos del nuevo curso escolar para 340.826 alumnos, un 0,55 por ciento más que en el periodo lectivo precedente, impulsados por el «importante» incremento experimentado en el primer ciclo de Educación Infantil, con una estimación de 15.793 alumnos, un 57,13 por ciento más, y la novedad de la gratuidad para los escolares de 2 a 3 años, y por el nuevo repunte en Formación Profesional, con 44.546 alumnos, un 3,61 por ciento más, en sintonía con la «Legislatura de la FP».

Sin embargo, este curso caerá el alumnado del segundo ciclo de Educación Infantil, con 45.963, un 5,76 por ciento menos, y de Educación Primaria, con 115.696, un 2,29 por ciento menos, lo que la consejera ha circunscrito al problema de «natalidad y de demografía» que sufre todo el país, mientras que se mantienen estables «con ligeras variaciones» los datos de los alumnos de ESO, con 85.360 (+0,07 por ciento), y de Bachillerato, con 32.144 (+0,1 por ciento).

Por su parte, caerá un 0,9 por ciento el alumnado de Educación Especial, hasta 1.324, mientras que subirá el alumnado de enseñanzas de idiomas, con una previsión de 16.366 personas (1,77 por ciento); de enseñanzas artísticas, que llegará a los 7.170 (0,66 por ciento más) y el alumnado de educación de personas adultas, con un total de 24.519, un 2,5 por ciento más.

En total, el curso 2022-2023 contará con 388.881 alumnos, un 0,73 por ciento más, que estarán atendidos por 34.795 docentes, 645 más descontada la cifra del profesorado contratado por la COVID en el curso anterior, de los que 27.310 lo harán en centros públicos (506 más), y 7.485 en concertados (139 más).

Rocío Lucas ha constatado un ligero descenso en la plantilla de maestros, que se queda en 12.772 (58 menos) por la caída del alumnado en las primeras etapas obligatorias, frente a un repunte de 522 catedráticos y profesores de secundaria, hasta 11.235, y de 35 en técnicos de FP, que llegan a 1.776.

Por su parte, el grado de interinidad para los maestros baja del 13,07 por ciento al 11,90 por ciento, tras la celebración de las oposiciones para este cuerpo, mientras que sube el porcentaje para el resto de cuerpos que pasa del 20,62 al 21,81 por ciento, si bien Lucas ha recordado que hace dos años estaba en el 28 por ciento a lo que ha añadido que la Consejería de Educación tiene previsto convocar 3.644 plazas antes de finales de 2023.

Bajo el lema ‘En Castilla y León, la educación es lo primero’, el curso 2022-2023 supondrá el inicio de la implantación de las medidas acordadas con el sector, como la mejora de plantillas y del horario lectivo o la progresiva bajada de ratios de 25 a 22 alumnos en Infantil entre este curso y el siguiente, de 30 a 27 en Secundaria y de 35 a 33 en Bachillerato.

El curso escolar también estará marcado por «importantes» inversiones en el ámbito de las infraestructuras y el equipamiento, con un impulso definitivo a la digitalización de los centros, a lo que se une la apuesta por la equidad y por la escuela rural, con la apertura de cuatro nuevas unidades en pequeñas localidades de Salamanca, Valladolid, Soria y Zamora. En total, habrá 28 centros con tres o cuatro alumnos, como en el curso precedente, frente a los 40 del curso 2020-2021.

FP

Por otro lado, Educación ofrecerá 45 nuevos ciclos de Formación Profesional: 22 de grado superior, 15 de grado medio y 8 de grado básico, 22 de ellos en el medio rural en el objetivo de legislatura de tender puentes entre la FP y el tejido empresarial de la Comunidad. «Lo que prometemos, lo cumplimos», ha aseverado.

A esto ha añadido que se seguirán introduciendo mejoras en los planes y programas de la Consejería de Educación, entre los que ha mencionado el refuerzo de los apoyos a la lectoescritura en 3º de Primaria y el acompañamiento a 1º de la ESO.

Respecto al programa de gratuidad de libros de texto, Releo+, Lucas ha ha cifrado en 76.200 los alumnos que participan del programa a lo que ha añadido que otros 17.800 alumnos, cuyos progenitores tienen una renta superior a la recogida en la convocatoria, conseguirán los ejemplares del Banco de Libros este mes, por lo que 94.000 alumnos recibirán libros gratis o ayudas en total por un importe de 17,3 millones de euros.

Educación destinará 52,2 millones de euros para adquirir portátiles o pizarras digitales, entre otro equipamiento, y 11,5 millones para mejorar las infraestructuras internas de los centros educativos, todo ello para las anualidades de 2022 y 2023. Y, según ha explicado, los gastos de funcionamiento de los centros se incrementan un 15 por ciento hasta los 52,5 millones de euros por el «creciente y continuo encarecimiento de los precios del gas natural».

Rocíos Lucas ha ratificado que Castilla y León apostará por una enseñanza «de calidad» además de «abierta, libre y flexible» en la que primarán el «talento, el mérito y la capacidad» frente a los postulados. «Las normas se cumplen», ha asegurado la consejera del PP que se ha comprometido a dar todas las facilidades para garantizar que los alumnos de Castilla y León «titulen con el conocimiento de la materia».