sábado, 1 octubre 2022 19:09

PP, Cs y Vox fuerzan mantener el caso de los abusos a menores tutelados en Valencia

PP, Ciudadanos y Vox han forzado este jueves en la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo hacer seguimiento del caso de los abusos a menores tuteladas por la Comunidad Valenciana, tras la petición ciudadana presentada por el propio PP, y una votación a mano alzada que han boicoteado los representantes de PSOE y Unidas Podemos.

En una sesión marcada por la tensión entre eurodiputados españoles y con menciones a la situación de la exvicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, que dimitió de su cargo en junio imputada por el supuesto encubrimiento del caso de abuso de su exmarido a una menor tutelada, la presidenta de la Comisión de Peticiones, Dolors Montserrat, ha decidido dirimir la cuestión en una votación a mano alzada después de que la coordinadora de los liberales, Yana Toom, pidiera cerrar la petición y Jordi Cañas, representante de Ciudadanos, encuadrado en los liberales, mantenerla abierta.

En ese momento y después de que varios eurodiputados de la izquierda sugirieron una votación futura a nivel de coordinadores, Montserrat ha procedido con una votación a mano alzada entre los diputados presentes que ha sido boicoteada por la izquierda. Diputados del PSOE y Unidas Podemos han abandonado la sala.

La votación ha podido salir adelante porque había, por poco, más del mínimo legal de 9 eurodiputados presentes en la sala, varios de ellos suplentes del PP. Jorge Buxadé, de Vox, y el propio Cañas han secundado a los ‘populares’.

DENUNCIAS DE USO PARTIDISTA DE PETICIONES

El debate se ha producido a iniciativa del propio PP valenciano, que ha llevado este caso a la Eurocámara de la mano de su diputada en las Corts, Elena Bastidas, quien en declaraciones tras la sesión ha lamentado el «mal perder» y la «rabieta» de los eurodiputados socialistas y morados al abandonar la sala, buscando que no se produjera la votación.

«Estamos aquí porque en las Cortes no hemos podido investigar estos casos tan graves. Si las Cortes lo hubieran aprobado alguna de las tres veces que lo hemos solicitado, no hubiera hecho falta continuar con una denuncia que no es nueva», ha indicado Bastidas.

En frente ha tenido al portavoz del Consell, Juan Vicente Santos, que ha denunciado el «vergonzoso uso político» de llevar a Peticiones esta cuestión y acusar al PP valenciano de generar «alarma social» y «desconfianza», sembrando dudas sobre la protección que prestan las instituciones públicas.

En medio de la trifulca, la eurodiputada socialista Inmaculada Rodríguez Piñero ha asegurado que este debate no debería haberse producido nunca y ha criticado que el PP actúa «sin careta» y «pervierte» un canal ciudadano en las instituciones europeas.

Desde el PSOE, han lamentado que casos de menores tutelados en Baleares y Valencia hayan sido traídos a la Comisión de Peticiones, cuando también se han producido en la Comunidad de Madrid, sugiriendo el uso ideológico de la Comisión de Peticiones.

En la misma línea, Ernest Urtasun, de En Comú Podem, ha lamentado la «politización» de la petición y ha recordado que el caso que afecta a menores tuteladas en Valencia se está dirimiendo en los tribunales españoles.