sábado, 1 octubre 2022 19:51

¿Qué son las férulas dentales y qué tipos hay?

Las férulas dentales no son más que dispositivos creados con materiales plásticos o resinas acrílicas, que se colocan en la cavidad bucal y cubren parcial o totalmente el arco dentario.

Cada persona debe contar con una férula a la medida de su cavidad bucal y sus dientes, es por ello que en la clínica dental Martin Riva se toma el molde a través de un modelo en yeso de la arcada superior e inferior, para así fabricar una férula que se adapte perfectamente y no cause problemas.

Las férulas cumplen con distintos fines y todo va a depender del tratamiento dental que se desee realizar. Sigue leyendo porque más adelante te explicaremos para qué sirven y todos los tipos que hay.

¿Para qué sirven las férulas dentales?

El objetivo primordial de las férulas es evitar el roce de las piezas dentales, condición conocida como bruxismo. Este dispositivo permite que la mandíbula se relaje y disminuye la tensión acumulada, mientras evita el desgaste de los dientes.

Se le recomienda al paciente usarla por las noches mientras duerme y, como está fabricada con un material completamente seguro, contribuyen a la salud y estética dental.

¿Cuáles tipos de férulas dentales existen?

Los distintos tipos son estos:

Férula de blanqueamiento

Esta férula es una de las más populares para la estética dental y por quienes quieren lucir una sonrisa brillante. Son un poco más delgadas que el resto y se hacen a la medida del paciente para que se amolden perfectamente a los dientes.

En su interior se aplica un poco de gel blanqueador que va a ir directamente a los dientes para blanquearlos progresivamente. Su empleo es ambulatorio y se puede utilizar en casa.

Férula de apnea del sueño

Esta férula previene que la lengua colapse en la pared posterior, de manera que la mantiene en su lugar y reposiciona la mandíbula eficazmente para darle paso al oxígeno, permitiéndole al paciente mantener el sueño y descanso por las noches evitando los ronquidos.

Férula deportiva

La férula deportiva, también llamada protectores bucales, es la única férula que no se utiliza de noche. Esta es un poco más gruesa y se recomienda utilizarla en deportes de contacto como el boxeo, rugby, fútbol americano y hockey, pues evitan que los golpes causen algún traumatismo en los dientes.

Están fabricadas en plástico flexible o silicona y normalmente suelen ser de colores llamativos.

Férula de retención

Son férulas rígidas y hechas a la medida para pacientes que han terminado su tratamiento de ortodoncia y desean mantener los resultados adquiridos, evitando que los dientes se desplacen mientras garantizan una buena estabilización.

Férula de descarga u oclusal

Es el tratamiento más habitual e indicado para el bruxismo, evitando que los dientes entre en contacto entre sí para que no haya roces ni deterioro dental.

Estas férulas son gruesas y duras, fabricadas de manera personalizada para que se adapte a la mandíbula del paciente y ejerza su función de reacomodarla en su posición articular apropiada.