domingo, 25 septiembre 2022 19:16

Salvador Illa en el punto de mira de la Fiscalía Europea por presunta malversación y prevaricación de fondos de la UE

Los fondos europeos podrían convertirse en todo un dolor de cabeza para Salvador Illa. Durante la pandemia, la Unión Europea emitió distintas partidas de dinero, distintos fondos para que los países pudieran adquirir material sanitarios. Sin embargo, parece ser que el Ministerio de Sanidad, en ese momento gestionado por Salvador Illa, no hizo un uso corrector de esta partida de ayudas y ahora la Fiscalía Europea se encuentra investigando esta situación. En particular, han puesto el foco sobre los sobrecostes en la compra de material sanitario, productos que fueron pagados con los fondos europeos. Una cuestión que no ha dudado en denunciar el político del Grupo Mixto, Pablo Cambronero, quien ha destacado que resulto muy llamativo que el Ministerio Fiscal de Europa esté investigando al Gobierno español por los presuntos delitos de malversación y prevaricación en el uso de fondos europeos. Así, el Ejecutivo y, en particular, el Ministerio de Sanidad en la etapa de Salvador Illa se encuentran en el punto de mira de la Fiscalía Europea por su gestión de los fondos procedentes de Europa.

La compra de material sanitario está salpicando a los Ejecutivos de todos los niveles, nacional, autonómico y municipal. Quien más y quien menos ha tenido un problema con la Fiscalía por la forma en la que se han tramitado los contratos para adquirir los productos que permitan combatir la pandemia del coronavirus. Ahora, la cosa se ha complicado todavía más y no es la Justicia española, sino que es la europea la que está investigando lo que ha ocurrido con los fondos que le otorgó al Gobierno que dirige Pedro Sánchez. Se trata de una información que no ha dudado en compartido el diputado del Grupo Mixto, Pablo Cambronero, a través de su cuenta de Twitter. El político ha escrito: “Es muy llamativo que la Fiscalía Europea investigue al Gobierno español por presuntos delitos de malversación y prevaricación en el uso de fondos europeos”.

Y es que, según Pablo Cambronero ha explicado, el Ministerio de Sanidad, en la etapa que estaba siendo gestionado por Salvador Illa, está siendo investigado por la Fiscalía Europea. Y es que, este organismo internacional sospecha que el departamento de Sanidad cometió delitos de prevaricación y malversación en la compra de 500.000 unidades para el covid con los fondos de la Unión Europea. En particular, destaca el diputado del Grupo Mixto, Salvador Illa pagó 11 millones de euros por medio millón de batas cuyo coste era de un millón de euros. Además, este político también destaca que este “sobrecoste” no puede achacarse a la falta de material, ya que el “excesos es llamativamente desproporcionado”.

Por este motivo, Pablo Cambronero no ha dudado en presentar una serie de preguntas ante la Mesa del Congreso de los Diputados para que el Gobierno explique todo lo que tiene que ver con esta cuestión. En particular, ha preguntado acerca de la valoración del Ejecutivo sobre dicha investigación y ha pedido conocer quién fue la persona que realizó el último gasto público con estos fondos. Por último, ha preguntado si el presidente dimitirá en el caso que se impute o condene a algún integrante del Gobierno, dado que considera que Pedro Sánchez es el último responsable de acción gubernamental en el manejo de los fondos europeos. Lo que está claro es que el Ministerio de Sanidad se encuentra en el punto de mira de la Fiscalía europea por el uso que ha hecho de los fondos europeos a la hora de adquirir material sanitario.

SALVADOR ILLA NO ES EL ÚNICO QUE HA TENIDO PROBLEMAS CON LOS FONDOS COVID

El Covid-19 ha puesto en jaque las cuentas de los Gobiernos, tanto a nivel estatal o autonómico como local. Mascarilla, geles, test y, en general, tipo de material y medidas para hacer frente a la pandemia, suponen un gasto que los Ejecutivos han tenido que asumir desde el principio de la pandemia. Por ello, a través de los Ayuntamientos de los distintos distritos de España tramitaron de emergencia distintos contratos para adoptar medidas directas e indirectas necesarias para combatir el virus. Sin embargo, alguno como el Ejecutivo de Madrid, que dirige José Luis Martínez-Almeida, han colado gastos que no tienen nada que ver con la crisis sanitaria como las cartas de los impuestos, como los recibos no domiciliados IVTM, las Tasas de Residuos Urbanos de Actividades o el IBI.

El Tribunal de Cuentas realizó una fiscalización de los contratos tramitados de emergencia por los Ayuntamiento de los municipios de más de 300.000 habitantes para atender las necesidades suscitadas por la crisis sanitaria. El informe recoge todos los acuerdos llevados a cabo durante el ejercicio 2020, el primero de la pandemia. Los que sorprende es que algunos de los acuerdos que aparecen no tienen nada que ver con la pandemia ni el ciudadanos de la población, en especial, la que se encuentra en situación más vulnerable. Almeida ha utilizado el dinero de todos los madrileños para colar como “medida covid” gastos sobre las cartas de los impuestos que deben pagar todos los ciudadanos de la capital o la compra de materiales que no tienen nada que ver con la pandemia.