sábado, 24 septiembre 2022 17:58

Diecisiete medios aéreos y 150 efectivos terrestres combaten el incendio de Los Guájares (Granada)

Un total de 17 medios aéreos y 150 efectivos terrestres integran en el mediodía de este martes el dispositivo de extinción del incendio forestal activo desde el pasado jueves en Los Guájares (Granada), que afecta también a los municipios de Albuñuelas, El Valle, El Pinar y Vélez de Benaudalla, y en el que se mantiene activo el nivel uno del Plan de Emergencias ante Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma.

Según la última actualización de medios ofrecida por el Infoca en su cuenta oficial de Twitter, consultada por Europa Press, en el incendio están operando un total de 17 medios aéreos, entre aviones y helicópteros; además de seis vehículos autobombas, una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT), un Grupo Regional de Mando (GREMAF), dos Unidades de Análisis y Seguimiento de Incendios Forestales (UNASIF) y cinco buldóceres.

En total son 150 efectivos terrestres los que están combatiendo este fuego, que se declaró el pasado jueves y que aún no ha sido controlado, y es que las fuertes rachas de viento no están dando tregua a los efectivos, que además deben realizar su labor en una orografía complicada.

El incendio ha arrasado ya 5.000 hectáreas de terrenos cultivables, de matorral mediterráneo y de pinar, y cuenta con unos 60 kilómetros de perímetro tras una noche del lunes “complicada” que mantiene confinadas las pedanías de Acebuches e Ízbor, del municipio de El Pinar, a raíz de la declaración del citado nivel 1 del Plan de Emergencias ante Incendios Forestales de Andalucía.

El director general de Política Forestal y Biodiversidad de la Junta y director operativo del Plan Infoca, Giuseppe Aloisio, relataba a primera hora de la mañana que ha sido una noche “con muchísimo viento que ha puesto en seria dificultad en muchos sitios al dispositivo y que no permite que ceurunda el trabajo para intentar estabilizar una línea defensa e intentar cerrar un perímetro”. “Es como si se tratara de otro fuego y hemos tenido que trasladar el puesto de mando”, que ahora está en la presa de Rules. Con la llegada del día ha comenzado a llover en la zona del incendio, lo que está aumentando la humedad en el ambiente y ayudando a rebajar la intensidad de las llamas.