viernes, 30 septiembre 2022 12:24

Morant anuncia un Plan de Igualdad de Género y no discriminación en sus ámbitos

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha anunciado este martes que su departamento está ultimando un Plan de Igualdad de Género y no discriminación en los ámbitos de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Así lo ha confirmado la ministra durante el pleno del Observatorio Mujeres, Ciencia e Innovación (OMCI), donde ha destacado que esta iniciativa sirve de marco para alinear los planes de igualdad de los organismos públicos de investigación y financiación, y de otros centros que se adhieran, con las estrategias y acciones ya en vigor en esta materia, como las recogidas en la reforma de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación y en la Ley Integral de Igualdad y No Discriminación.

En concreto, el plan propone 28 acciones y más de 130 iniciativas concretas en torno a 3 ejes: visibilizar a las investigadoras e innovadoras y las brechas de género existentes; transformar la cultura organizacional para crear entornos igualitarios e inclusivos; e impulsar medidas específicas para acelerar los cambios necesarios.

En un comunicado, el Ministerio ha explicado que el OMCI será el órgano encargado de realizar el seguimiento anual al cumplimiento de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la innovación en materia de igualdad y también de este plan. Este órgano interministerial es el responsable de analizar la situación de las mujeres en el ámbito de la investigación, el desarrollo y la innovación.

También fomenta la ejecución de políticas públicas y de actuaciones de igualdad de género y promueve la mejora de la situación de las mujeres en el sistema español de ciencia, tecnología e innovación.

El nuevo plan se alinea con la reforma de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, que dispone que los agentes públicos deberán tener y evaluar anualmente un plan de igualdad de género. También deberán contar con protocolos frente al acoso sexual y por razón de género u orientación sexual.

Asimismo, esta reforma, según Ciencia, «da por primera vez seguridad jurídica» a la igualdad de género en el sistema de I+D+I, asegurando un abordaje dual, «donde la perspectiva de género sea eje transversal de los instrumentos de planificación de los agentes públicos en ciencia, tecnología e innovación a la vez que se implementan acciones específicas».

También se prevé la creación de un distintivo de igualdad de género en I+D+I para los centros que acrediten alcanzar criterios de excelencia en este ámbito, además de la obligatoriedad de implementar medidas para eliminar los sesgos de género e integrar la dimensión de género en los proyectos de I+D+I.

En este sentido, la norma amplia los derechos para quienes concilian extendiendo sus contratos por cualquier situación de cuidados, incluidas las excedencias y reducciones de jornada; garantizará que estas situaciones no les discriminen en los procesos de selección y evaluación y se fomenta, además, el impulso de medidas de acción positiva. Por último, la norma, reconoce el papel fundamental de la divulgación científica y la educación para impulsar el cambio sociocultural y fomentar una visión inclusiva e intercultural.