jueves, 29 septiembre 2022 12:52

Raquel Sánchez quiere la vicepresidencia de Teresa Ribera

Se avecinan movimientos y Raquel Sánchez quiere aprovecharlos para seguir creciendo dentro de las filas del Gobierno. La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana está haciendo méritos para ganar más peso dentro del Ejecutivo y ha elegido a la víctima perfecta para ello: Teresa Ribera. Raquel Sánchez ha aprovechado la coyuntura y la situación en la que se encuentra la titular de Transición Ecológica y Reto Demográfico para, poco a poco, tratar de ganarse la vicepresidencia que ocupa Teresa Ribera. Y es que, desde hace tiempo se puede observar como la ministra de Transportes ha asumido distintas competencias de su compañera de Gobierno, entre ellas la defensa del decreto de ahorro energético. Raquel Sánchez le está comiendo terreno la titular de Transición Ecológica y todo ello con un objetivo claro, hacerse con la vicepresidencia. Para ello, aprovechará la crisis de Gobierno que se llevará a cabo, previsiblemente, en enero de 2023, cuando se producirán movimientos en distintos departamentos. Lo que está claro es que Raquel Sánchez está haciendo todo lo posible para ganarse una vicepresidencia y para ello está «robando» competencias a Teresa Ribera.

Desde hace tiempo, la imagen de Teresa Ribera está muy tocada. En el Gobierno consideran que está sobrepasada, quemada. La elevada factura de la luz y los problemas con los embalses, han dejado a la ministra en una difícil situación, se ha quedado sin ideas y en la Moncloa lo saben. Así, han decidido ir quitándole poco a poco competencias, dado que saben que de cara a la galería no es la más indicada para defender determinadas medidas, como el plan de ahorro energético. Y es que, parece ser que las decisiones que ha ido tomando la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico han hecho mella. Además, hay una persona que ha sabido aprovecharse de esta situación para sus propios medios y fines. Se trata de la titular de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez.

RAQUEL SÁNCHEZ NO DEJA DE ROBARLE COMPETENCIAS A TERESA RIBERA

Esta política ha decidido aprovechar que su compañera de Gobierno se encuentra en la cuerda floja. Raquel Sánchez continúa ganando competencias dentro del Ejecutivo, mientras Teresa Ribera no deja de perderlas. Y es que, la titular de Transportes parece que se ha marcado un objetivo, conseguir la vicepresidencia de Ribera. Así, según se ha podido observar, no ha dejado de «robarle» funciones a esta ministra, como la de defender en público, ante todo el Congreso de los Diputados, el decreto de ahorro energético. Un plan claramente ubicado dentro de las competencias del departamento de Teresa Ribera y que poco tienen que ver con el de Transportes. Sin embargo, quien subió al atril fue Raquel Sánchez. El presidente parece que ha decidido confiar en ella, y no deja de adjudicarle las competencias que le quita a Teresa Ribera.

Todo ello además se produce en un momento en el que cada vez suena con más fuerza el fantasma de la crisis de Gobierno. Y es que, según fuentes de Moncloa, esta se producirá en enero de 2023 y entre los candidatos a salir del Gobierno se encuentra Teresa Ribera. Esto supone que su vicepresidencia podría quedar vacía y Raquel Sánchez no deja de soñar con hacerse con este cargo. Por este motivo, está tratando de hacer méritos para que Pedro Sánchez decidida ascenderla dentro de las filas del Gobierno y le otorgue la ansiada vicepresidencia. Hasta entonces, probablemente la titular de Transportes continuará «robando» competencias a una sobrepasada Teresa Ribera. Quien además de desgastada, en la Moncloa son conscientes del ambiente que se respira en el departamento de Transición Ecológica. Y es que, son varios los que han salido corriendo por no aguantar el mal carácter de la ministra. Todo ello hace que Teresa Ribera tenga cada vez más papeletas de abandonar el Gobierno durante la próxima purga y Raquel Sánchez está decida a aprovechar estos movimientos y hacerse con la vicepresidencia.

MONCLOA HUMILLA A TERESA RIBERA Y LE PROHÍBE DEFENDER EN PÚBLICO EL DECRETO DE AHORRO ENERGÉTICO

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, está al borde del colapso. Tanto es así, que fuentes del Gobierno aseguran que Moncloa exigió que fuera “otro” quien defendiera ayer el decreto de ahorro energético tan polémico del Ejecutivo. Su mal carácter ha convertido el ministerio en un entorno hostil, pero lo cierto es que a nivel personal Ribera está absolutamente “sobrepasada” y “desgastada”, según las fuentes, por la crisis energética, algo que no es ajeno para Moncloa. La socialista se ha quedado sin ideas; y entre vaciados de embalses y quemas de carbón ha llegado a un punto en el que Moncloa se niega a que ella dé la cara. Las constantes críticas, los pocos apoyos internos y la sensación de que esa transición ecológica se ha convertido en una “supervivencia energética” han dejado una Ribera lo suficientemente tocada como para que salga en la próxima crisis de Gobierno que fuentes internas de Moncloa fechan en enero de 2023.