miércoles, 28 septiembre 2022 14:34

Espadas ve la sentencia de los ERE «más que discutible» y «carne de recurso» para que el TC aclare si «vulnera» derechos

El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, ha considerado este jueves que la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que ratifica la condena a seis años de prisión por malversación al expresidente de la Junta José Antonio Griñán por el caso de los ERE es «más que discutible» y «carne de recurso» ante el Tribunal Constitucional (TC), una instancia que espera que se pronuncie para dirimir si el fallo del Supremo, acordado tras una «mayoría ajustada» de tres votos a favor por dos en contra, aclare si se han «vulnerado» derechos fundamentales como el de la presunción de inocencia de algunos condenados.

Juan Espadas ha realizado estas reflexiones en una atención a medios en el Parlamento andaluz tras acceder este pasado miércoles a la «extensa» sentencia del TS y realizar una lectura «rápida» de la misma en «unas pocas horas». Ha señalado que, de esa lectura, y de los argumentos expresados por dos magistradas en su voto particular, su conclusión es que tiene «muchas más dudas que certezas en algo tan importante como significa la condena a unas personas por delitos que, a juicio de lo que leo, dejan más que dudas sobre si se está produciendo o no la vulneración de derechos fundamentales en personas que se están sometiendo a ese proceso».

Espadas ha llamado la atención acerca de que, «al final, un voto de diferencia va a marcar la condena o no de un grupo de personas», algo que debería haber sido objeto de «una respuesta por unanimidad», según ha opinado antes de indicar que aprecia «mucha fragilidad en algunos argumentos» de la sentencia, «y sobre todo en la respuesta penal a una serie de conductas» ante las que «la presunción de inocencia es básica», y ésta «sólo se puede combatir con pruebas, cargos claros, justificados y motivados suficientemente, y no de manera tangencial», ha agregado.

Para Espadas, «es evidente que esta sentencia va a ser objeto de recurso», porque es «más que discutible desde el punto de vista de la controversia jurídica que levanta y de los argumentos que se plasman en ella», y el TC, «como lo que está encima de la mesa es la presunta vulneración de derechos fundamentales por la carencia de argumentos que puedan desmontarlos, debe pronunciarse» sobre este fallo.

En esa línea, ha comentado que, «en términos políticos», espera «que podamos tener la oportunidad, porque se produzcan los recursos correspondientes, de conocer la opinión del Tribunal Constitucional», porque en la sentencia del TS se plasman «cuestiones muy graves» y el voto particular de dos magistradas recoge «dudas muy razonables».

«Claramente el Tribunal Constitucional debe valorar si se está produciendo o no vulneración de derechos fundamentales en esa sentencia», que es «carne de recurso, como decimos los juristas en términos legales», ha dicho también Espadas, quien, no obstante, ha querido dejar claro que «en un Estado de derecho» como el español las sentencias «se acatan, pero hay suficientes elementos» como para creer que «todas las cuestiones que están planteadas en este momento», como «la solicitud de indulto» para algunos de los condenados o los recursos que algunos procesados puedan plantear», no solo es algo «legítimo, sino lo lógico en personas que quieran que haya un tribunal que defienda su presunción de inocencia y argumenten si se ha vulnerado o no».

Espadas ha subrayado así que «las controversias jurídicas» que deja la sentencia «no permiten decir que haya ni nada concluyente ni que esto esté cerrado», y que, en España, el Tribunal Constitucional es «el único que puede interpretar si se está produciendo o no la vulneración de un derecho fundamental como la presunción de inocencia».

DESVINCULA AL PSOE DEL CASO

Por otro lado, el líder socialista ha abogado por «separar claramente la opinión de los partidos y las acciones en términos políticos de lo que tiene que ser ahora la estrategia de defensa y el ejercicio de derechos constitucionales que tienen los procesados en este procedimiento», y ha considerado que «contaminar políticamente, en la confrontación PP-PSOE, esta cuestión, como quiere hacer permanentemente el PP», es «una falta de respeto al Estado de derecho y al ordenamiento jurídico».

Espadas también ha remarcado que en la sentencia no lee «que haya un procedimiento contra el PSOE», por lo que «es falso» que haya «un juicio contra esta organización política», según ha incidido antes de defender que «el PSOE como tal no va a tener ningún tipo de posicionamiento en lo que es la dinámica de un proceso judicial en el que no somos parte», porque «sería contraproducente».

INDULTO A GRIÑÁN

Sobre la solicitud de la familia de Griñán de indulto parcial para el expresidente de la Junta, Espadas ha insistido en desligar la «opinión» que él, «desde el punto de vista jurídico y procesal», tenga «sobre el contenido de la sentencia», respecto a «la posición» de su partido, el PSOE, acerca de «apoyar o no los indultos», que «no tiene nada que ver».

El líder del PSOE-A ha remarcado que «los indultos son expedientes específicos, personales a los que un ciudadano español tiene derecho como medida de gracia y que resuelve un Gobierno», y que «igual que se han tramitado en otras circunstancias indultos para otras personas en cuestiones ligadas a prevaricación o a otro tipo de delitos», hay que «respetar ese proceso y dejarlo en ese ámbito» personal, sin entrar «desde el punto de vista político».

Para no hacerle «un flaco favor» a los interesados en los indultos, Espadas ha querido «desligar absolutamente al partido (PSOE) como tal, como organización» en estas cuestiones, «porque expresamente no debemos pronunciarnos sobre apoyos o no a la tramitación de un indulto, que es un derecho de una persona y que lo ejerce respecto a un gobierno que es el que luego tiene que decidir si lo da o no lo da», ha incidido. «No es una cuestión del PSOE, sino de cada uno de los que están en el proceso, y debemos velar que no se contaminen políticamente», ha remachado.

Finalmente, Espadas ha recordado que «en ningún caso» ha «dudado sobre la inocencia de las personas que están ahí» procesadas en este caso, pero ha reiterado que su organización política «no puede ni va a estar en el apoyo a una medida de gracia que debe ser estrictamente personal como se ha planteado en el caso de Griñán», según ha zanjado.