domingo, 25 septiembre 2022 07:03

Los futuros pilotos militares españoles cambian su montura de vuelo, que pasa del C-101 al moderno PC-21

La pasada semana ha tenido lugar en la Academia General del Aire (AGA), sita en San Javier (Murcia), la presentación oficial del nuevo Sistema Integrado de Entrenamiento del Ejército del Aire y del Espacio, en el que resalta el nuevo avión de enseñanza, que es el turbohélice suizo Pilatus PC-21.

La presentación oficial ha corrido a cargo del jefe del Mando de Personal del Ejército del Aire y del Espacio, el teniente general Enrique Jesús Biosca Vázquez, al que ha acompañado el director de la Academia General del Aire, el coronel Pascual Soria.

Durante la jornada se mostraron, además de parte de los 24 aparatos PC-21 adquiridos y ya entregados, los distintos simuladores que completan el revolucionario Sistema Integrado de Entrenamiento o Integrated Training System (ITS).

En total el Ministerio de Defensa de España adquirió a finales de 2020 a la empresa suiza Pilatus por importe de 205 millones de euros, además de los PC-21, un completo sistema de entrenamiento en tierra formado por 40 estaciones de entrenamiento técnico por ordenador o Computer Based Training (CBT), 12 estaciones para planeamiento de misión y análisis de ésta o Mission Planning Device (MPD)/ Mission Debriefing Systems (MDS), una cabina para saber previamente cómo ponerse los atalajes/realizar salidas de emergencia y dos entrenadores de procedimientos o Cockpit Procedure Trainer (CPT), que ya están en uso en la AGA. En estos momentos solo quedarían por recepcionar los dos simuladores de vuelo o Flight Training Device (FTD), que se instalarán en el nuevo edificio de Fuerzas Aéreas, cuya construcción está en fase final,  que reproducen fielmente de forma virtual una misión de entrenamiento, computando las horas realizadas como de vuelo real.

Cabina de entrenamiento del PC-21 para practicas previas al vuelo. (Foto Julio M. Gutiérrez)

Aunque a veces parece superfluo mencionar las designaciones en inglés de los referidos sistemas, se ha de tener en cuenta que por parte de los profesionales que los emplean se usan siempre dichas siglas y terminología en inglés, que es la oficial en el mundo de la aviación y en el seno de la OTAN.

Pero la verdadera estrella de la jornada fue el aerodinámico Pilatus PC-21, el avión suizo que sustituye definitivamente al reactor CASA (hoy Airbus Defence & Space (DS)) C-101 y que constituye el 792 Escuadrón. Este escuadrón conforma la Escuela de Vuelo Básica, que tiene como misión impartir la formación aeronáutica en su fase II o básica a los alumnos de 4º curso que hayan superado con éxito la fase anterior.    

El moderno turbohélice PC-21. (Foto Julio M. Gutiérrez)

        

El curso básico tiene como finalidad la selección de los alumnos por especialidades fundamentales (caza y ataque, transporte, helicópteros y aeronaves remotamente tripuladas o Remotely Piloted Aircraft Systems (RPAS)).                                                            Dicha formación compone de tres subfases: dominio del avión y vuelo acrobático (transición), vuelo en formación cerrada (formaciones) y dominio del vuelo en condiciones instrumentales (instrumentos).

Está previsto que a finales de septiembre los primeros de los 53 alumnos de la Escuela de Vuelo empiecen a volar  en el nuevo avión, obviamente bajo la total supervisión de sus instructores. Según los responsables de la AGA  dicha fase de enseñanza se implantará de forma progresiva, estando previsto empezar con 10 alumnos que comenzarán a realizar las maniobras más básicas, como son las de despegue/aterrizaje del PC-21, o E.27 como se le designa militarmente en España, la E es por Entrenamiento y el 27 por el modelo, según la codificación iniciada en los años cuarenta del pasado siglo.

Parche de los instructores del 792 Escuadrón transformados al PC-21. (Foto Julio M. Gutiérrez)

En el campo de la transformación de los pilotos, un primer núcleo de ocho instructores están plenamente capacitados para pilotar el PC-21, tras completar su formación en las instalaciones de Pilatus, sitas en la ciudad suiza de Stans. Sobre la base de estos profesionales, el Ejército del Aire y el Espacio estableció su propio plan de instrucción, que se ha centrado en los profesores del 792 Escuadrón, que durante años han utilizado el referido C-101, con el objetivo de contar con un cuadro inicial de una veintena de éstos cualificados ya en el PC-21. Hasta la fecha, los continuos vuelos de los PC-21, que se pueden ver en las inmediaciones de San Javier, los realizan estos docentes,  efectuando una media de 16 misiones al día, estando previsto doblar de inmediato esta cadencia, con la vista puesta en que a empiecen a volar ya los alumnos (ocuparan el asiento delantero), mientras que los  profesores de vuelo van en el puesto trasero de la aeronave, especialmente diseñado para facilitar la visibilidad desde ambos puestos.

Con la finalización del último curso básico de vuelo como aeronave de enseñanza, el pasado 29 julio, el CASA (hoy Airbus Defence & Space) C101 (E.25) deja tras de sí 42 años de servicio, más de 285.000 horas de vuelo dedicadas a la formación aérea y más de 1.750 pilotos del Ejército del Aire y del Espacio y otros ejércitos/Armada instruidos.