sábado, 24 septiembre 2022 17:45

Un tercio de los españoles está “muy de acuerdo” con limitar el aire acondicionado o la calefacción

Cerca del 90 por ciento de los españoles considera que el cambio climático se está produciendo ahora, pero entre las medidas “enérgicas” que el 87 por ciento de los españoles piden para frenarlo, apenas un tercio de los ciudadanos está muy de acuerdo con limitar la temperatura del aire acondicionado o de la calefacción, según concluye el Barómetro de septiembre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

La encuesta sitúa al medio ambiente como el quinto problema más importante para los españoles, por encima de la subida de la luz, la educación o la guerra de Ucrania y además, escala hasta el cuarto puesto entre los tres primeros problemas que afectan personalmente a los ciudadanos.

Así, casi el 90% de los españoles –el 88,9%– considera que el cambio climático se está produciendo en estos momentos, frente al 8,6 que no lo cree y otro 2,2 por ciento que no lo sabe y el 87 por ciento opina que el Gobierno debería adaptar medidas “enérgicas” para prevenirlo.

La encuesta del CIS incluye y analiza las últimas medidas de ahorro energético establecidas por el Gobierno este verano, como limitar la calefacción o el aire acondicionado, con las que están “muy de acuerdo” el 33,3 por ciento, y el 27,4 por ciento de los encuestados, respectivamente.

En cuanto al cambio climático, el 88,9 por ciento opina que sí está produciéndose, al 45,4 por ciento le preocupa mucho y a otro 44 por ciento, bastante, mientras que al 8,4 por ciento le preocupa poco y a un 1 por ciento, nada.

No obstante, del total de entrevistados –3.837 españoles– al 40,4 por ciento le preocupa mucho esta situación y a un 39,1 por ciento, bastante. Mientras, al cuento, 7,5 por ciento le preocupa poco y al 0,9 por ciento, nada.

Llama la atención el incremento de las menciones al medio ambiente, que coincidiendo con las restricciones al ahorro energético y las consecuencias energéticas de la guerra de Ucrania, ahora cosecha un 14,6% de menciones en la lista de problemas, colocándose en la quinta posición, frente a la vigésimo segunda que ocupaba en julio, con un 2,7%.

Precisamente, se sitúa entre los tres primeros asuntos para el 14,6 por ciento de los encuestados pero para el 2,6 por ciento el medio ambiente es ya el mayor problema de España, para el 5,4 por ciento es el segundo y para el 6,6 por ciento, el tercero.

El medio ambiente se sitúa por detrás de la crisis económica, el paro, los problemas políticos en general y la sanidad y muy por delante de la educación o la subida del precio de la luz, que están en el noveno y décimo puestos en general e incluso por encima de la corrupción, la falta de oportunidades para los jóvenes, la inmigración o la guerra de Ucrania.

Ante el cambio climático, el 87 por ciento de los españoles encuestados considera que el Gobierno debería tomar medidas enérgicas mientras que el 9,4 cree que no debería.

MEDIDAS

En concreto, entre las medidas que cuentan con mayor apoyo destaca la de incentivar el transporte público, con la que está “muy de acuerdo” el 59,9 por ciento de los encuestados y “bastante de acuerdo” el 30,3 por ciento; seguida por incrementar los subsidios a los hogares para mejorar su eficiencia energética, por ejemplo para cambiar electrodomésticos o mejorar el aislamiento térmico, medida con la que está “muy de acuerdo” el 51,4 por ciento y “bastante de acuerdo” el 35,3 por ciento.

Sin embargo, cuenta con menos apoyo la medida de ahorro energético que pasa por limitar el aire acondicionado a una temperatura no menor a 27 grados centígrados en edificios públicos y centros comerciales, con la que están “muy de acuerdo” el 27,4 por ciento de los encuestados, y “bastante” de acuerdo el 30,02 por ciento.

En cuanto a limitar la calefacción a una temperatura no superior a 19 grados en edificios públicos y centros comerciales, el 33,3 está “muy de acuerdo” y el 33,2 por ciento “bastante de acuerdo”, mientras que el 17,2 y el 13,7 están poco o nada de acuerdo respectivamente.

El 35 por ciento de los encuestados está “muy de acuerdo” y el 37,3 por ciento “bastante de acuerdo” con establecer premios y bonificaciones para las industrias y empresas que reduzcan su consumo energético.

Más dividida está la opinión en cuanto a limitar la circulación de coches no eléctricos en días determinados en ciudades, una medida que con la que está “muy de acuerdo” el 22,7 por ciento; “bastante de acuerdo” el 26,1 por ciento; “poco de acuerdo” el 25,1 por ciento y “nada” de acuerdo el 21 por ciento.

La medida con la que menos de acuerdo están los encuestados es con reducir la velocidad en carretera a los vehículos para consumir menoscarburante, con la que están “nada de acuerdo” el 21,6 por ciento y “poco de acuerdo” el 24,5 por ciento, frente al 24,2 por ciento que está “muy de acuerdo” y el 27,4 por ciento, “bastante de acuerdo”.