lunes, 26 septiembre 2022 02:33

El PSOE prescinde de Mercedes González para Madrid y tantea al marido de Almudena Grandes

El PSOE ha comunicado a Mercedes González que ella no será la candidata al Ayuntamiento de Madrid. Por lo pronto, el partido ha dejado claro que retrasan la decisión de quién será la cara visible de la candidatura, pero fuentes solventes del PSOE insisten en que desde Ferraz están esforzándose en convencer a Luis García Montero, el marido de la escritora fallecida Almudena Grandes, para que vaya como candidato al Ayuntamiento de Madrid para fajarse con José Luis Martínez Almeida. La sensación en el entorno de Mercedes González es de derrota, aunque desde el PSOE de Madrid dejan claro que en la conversación en la que comunicaron a la delegada del Gobierno en la capital que no sería la candidata fue la propia González la que llegó a esa conclusión. También se habla de algunas ministras, como la de Justicia, Pilar Llop, o la de Industria, María Reyes Maroto.

Mercedes González ya no es la favorita del presidente del Gobierno para ser la candidata en el Ayuntamiento de Madrid. A quien quieren ahora, en un golpe inesperado para la delegada del Gobierno, es al marido de Almudena Grandes. Luis García Montero es escritor y director del Instituto Cervantes. Y es la elección de Ferraz para ir a las elecciones de Madrid. A muchos ha sorprendido que el presidente haya prescindido incluso de las ministras que estaban en la carrera por ser candidatas con tal de poner frente a Almeida a alguien tan poco conocido como Luis García Montero, al menos a nivel político. En cualquier caso, fuentes solventes del PSOE dicen que las negociaciones están muy avanzadas, pero que han preferido darse una semana más para tomar la decisión y anunciar la candidatura de Luis García Montero.

El presidente del Gobierno fue quien le dijo a Mercedes González que ella sería la candidata. No había nadie en el PSOE que se cuestionara que la delegada del Gobierno en Madrid lo fuera a ser. De hecho, su mero nombramiento fue una auténtica declaración de intenciones. Querían que el perfil de Mercedes González ganara algo de popularidad para hacerse con la candidatura lo antes posible, pero los acontecimientos internos en Ferraz echaron abajo esa idea. Ahora González da por hecho que no será la candidata y desde su entorno dejan claro que está abatida. Aunque la opción alternativa no ha gustado a nivel interno en el PSOE-M porque no han contado con nadie del partido.

De momento, Luis García Montero se resiste a que salgan titulares con su nombre. Pero lo cierto es que ha pasado por encima a ministras como la ministra de Industria y Turismo, María Reyes Maroto, o la ministra de Justicia, Pilar Llop, para sustituir el fantasma de Pepu Hernández. En cualquier caso, lo cierto es que en el PSOE hay optimismo y creen que conseguirán convencer a Luis García Montero. Si no funcionó con el baloncesto, puede hacerlo con la literatura. Desde Ferraz aseguran que se espera el anuncio para dentro de una o dos semanas, aunque se dan más margen. Esta es la nueva decisión de Pedro Sánchez, algo que ha dolido en el entorno de Mercedes ya que fue él mismo quien le comunicó a la delegada del Gobierno que era su preferida.

en el PSOE hay optimismo y creen que conseguirán convencer a Luis García Montero

Lo que si tienen meridianamente claro en el PSOE es que ni Mar Espinar ni Enma López serán candidatas. Esto es algo que no es ni siquiera discutible para Ferraz. De hecho, se plantean si meterlas en las listas en una posición decente o si bajarlas para que no obtengan escaño. Con Mar Espinar hay un especial enfado en Ferraz porque entienden que ha maniobrado todo lo que ha podido para postularse como candidata a sabiendas de que no era del agrado de la directiva socialista. Con Enma, directamente se sorprenden al plantearse que ella se veía de candidata. Si no es Luis García Montero, las quinielas apuntan directamente a las ministras Maroto o Llop, aunque la de Justicia ha echado por tierra su imagen en los últimos meses.

Ahora las dudas están en qué será de Mercedes y cómo la premiaran por las molestias. Hay quien cree que la colocarán de número dos en el Ayuntamiento de Madrid. Y hay quien directamente considera que no tendrá ningún tipo de beneficio extra porque “bastante con ser delegada del Gobierno en Madrid”. El problema interno para el PSOE de Madrid es que con Mercedes caen una buena cantidad de socialistas madrileños que contaban con la candidatura de la delegada del Gobierno al Ayuntamiento de la capital. Y estos ahora se ven completamente desahuciados y sin amparo. Hay quien ya dicen que suenan los tambores de guerra y anuncian que habrá una batalla interna importante cuando pasen las elecciones. Pero de momento todos los ojos siguen fijos en la decisión que tome Luis García Montero.