jueves, 29 septiembre 2022 08:56

Las luces y sombras de Miguel Tellado comienzan a notarse en Génova 13

El relevo de Teodoro García Egea por Miguel Tellado en la sala de máquinas de Génova 13, motivado por el cambio de Pablo Casado por Alberto Núñez Feijóo al frente del Partido Popular, se está saldando con cierta satisfacción a nivel organizativo.

El ordeno y mando del anterior número 2 del PP ha sido sustituido por unos ademanes internos más suaves impulsados por Tellado, que durante seis años ocupó la secretaría general de la formación en Galicia y ahora se reparte el juego interno a nivel estatal con el andaluz Elías Bendodo.

BRONCO

Es cierto que la mano derecha gallega de Feijóo no se está desprendiendo de la etiqueta de bronco que ya le perseguía en los tiempos en los que militaba en sindicatos estudiantiles cercanos a formaciones de izquierdas como el Bloque Nacionalista Galego.

Sus años como periodista al servicio del PP acentuaron esta fama que ahora no se está relajando por movimientos como el que ha protagonizado en Extremadura, tierra a la que se negó a acudir tras pedirle que se retirase de la pelea por la baronía al delfín del expresidente José Antonio Monago, el alcalde de Plasencia Fernando Pizarro.

Pizarro se retiró de una carrera que creyó ver ganada cuando Feijóo, íntimo de Monago se hizo con los mandos del PP. Pero finalmente se quedó compuesto y sin sueño después de que Tellado le informase que la favorita para hacerse con la presidencia del partido a nivel regional era María Guardiola, ‘Ayuso extremeña’ que se ha estrenado con algunos errores de bulto como el de denunciar que el AVE entre su tierra y Madrid no tenía un enchufe para cargar el móvil (que se encontraba bajo su asiento).

Tellado, convertido en senador, creyó que participar en una reunión con Pizarro podría invitar a que algunas filtraciones le dejasen en mal lugar.

UN INCONDICIONAL DE FEIJÓO

El número dos del PP se muestra como un incondicional de su jefe y asegura que «el liderazgo de Feijóo ha demostrado ya en Galicia que es capaz de construir mayorías sociales y electorales amplias, que redundan en estabilidad política, que esa estabilidad política genera estabilidad institucional, que esta genera crecimiento económico y confianza y eso es lo que pretendemos hacer en el conjunto de España».

También señala que «Feijóo es un líder que consigue generar confianza entre los ciudadanos, entre los votantes del PP, en los votantes de centro-derecha y en votantes de centro o centro-izquierda que se sienten defraudados por las políticas de Sánchez. Esa confianza que generamos a izquierda y derecha está siendo capaz de construir una gran mayoría electoral que puede dar un vuelco político en nuestro país. Para generar confianza, la política requiere seriedad, rigor, experiencia y gestión. Y esas son las características que reúnen el PP y el proyecto político que encarna Feijóo».

DUDAS EN LA REGIÓN DE MURCIA

Feijóo ha aterrizado sin impulsar cambios en las baronías, a excepción de Extremadura. El nuevo líder de la oposición sabe que tendrá que tomar partida próximamente en cuatro regiones, Navarra, La Rioja, Cantabria y Asturias.

También había dudas sobre un cambio en la Región de Murcia por las polémicas que encadena Fernando López Miras, que maniobró para enchufar a García Egea en una lista de Salud y se manchó en exceso para salvar la moción de censura que le cocinaron Ciudadanos y el PSOE. 

La gestión de la crisis medioambiental del Mar Menor también invitaba al cambio que también pedía el histórico expresidente Ramón Luis Valcárcel, que promocionó por activa y por pasiva a la alcaldesa de Archena, Patricia Fernández.

Pero finalmente Génova 13 ha confiado en López Miras, a pesar de las sombras que le persiguen. Tellado aseguró hace unos días que «el PP está preparado para obtener una amplia mayoría en la Región de Murcia que respaldará la gestión de Fernando López Miras», que cabe recordar que puede presentarse en 2023 gracias a un cambio de ley que salió adelante por el apoyo de algunos tránsfugas con los que salvó la fallida moción de censura.