miércoles, 5 octubre 2022 02:13

Vox prepara el desembarco de Cayetana Álvarez de Toledo para reemplazar a Macarena Olona

Era un secreto a voces. La diputada del Partido Popular Cayetana Álvarez de Toledo prepara su llegada a Vox. La idea que tiene el partido de Santiago Abascal es la de que sea la «sustituta natural» de Macarena Olona, a quien ya han cerrado las puertas en público. Fuentes directas del partido aseguran que Vox ultima el fichaje de Cayetana Álvarez de Toledo para matar dos pájaros de un tiro: el primero, contar con un revulsivo de cara a las elecciones autonómicas, municipales y las propias generales; y el segundo, buscar una sustituta que evidencia de forma clara que Macarena Olona ya no tiene cabida en Vox. Desde la formación de Santiago Abascal se han negado a dar cualquier tipo de declaración.

A nadie en el Partido Popular le extraña que Cayetana Álvarez Toledo acabe entre las filas de Vox. Ya no solo por su discurso, sino por el hecho de que la diputada popular había roto la disciplina de voto en más de una ocasión, por no hablar de que no mantenía buenas relaciones en Génova con los suyos. El último «feo» de Cayetana Álvarez de Toledo a su partido se ha producido este jueves después de que rompiera la disciplina de voto para votar a favor de un 155 para garantizar el castellano en Cataluña. Álvarez de Toledo siempre ha sido más cercana ideológicamente a Vox que al Partido Popular, pero la salida de Macarena ha dejado una vacante que Vox ha querido cubrir con la famosa diputada.

Los integrantes de respiraban muy tranquilos tras la salida de Olona, pero no parece que las formas hayan agradado a la exdiputada y candidata a las elecciones de Andalucía. Ahora, Macarena Olona ha afirmado que se utilizó su enfermedad para justificar su salida del partido después de haber conseguido unos malos resultados para Vox. Santiago Abascal, según detallan desde Vox, respira tremendamente aliviado tras la salida de Olona porque se ha ahorrado una buena cantidad de problemas internos. Algunos hablan de que la mala relación que mantenía la diputada con Javier Ortega Smith ha sido una de las principales causas por las que Macarena Olona ha dejado Vox, pero lo cierto es que ahora el partido ha encontrado una sustituta «ideal» que tiene la misma popularidad y prácticamente el mismo discurso.

Cayetana Álvarez de Toledo ha consumado su divorcio con el Partido Popular. Desde Pablo Casado, la parlamentaria entraba sola en todos los congresos y tenía dificultades para reunirse con los pesos pesados de Génova. Era común verla aislada, excepto cuando quedaba a alguna comida íntima rodilla con rodilla con el expresidente del Gobierno José María Aznar. El romper la disciplina de voto nunca ha sido un problema para ella, pero el hecho de que lo haga con la nueva directiva del Partido Popular ha dejado claro que Álvarez de Toledo no le debe absolutamente nada al PP.

La idea sobre dónde orientar el fichaje de Álvarez de Toledo aún está relativamente verde. Queda claro tanto para el PP como para Vox que el fichaje es una realidad. Pero no saben qué hacer con ella. Dejarla en las listas para las elecciones generales es el mínimo pactado, pero también caben otras opciones, como las que llevaron a Macarena Olona a Andalucía. Lo cierto es que de momento solo se plantea el fichaje de Cayetana Álvarez de Toledo (al menos a ojos de Vox) para dejar claro que hay una sustituta para Macarena Olona, quien lleva tiempo llamando a la puerta para volver a la primera línea de la política.

Cayetana Álvarez de Toledo ha consumado su divorcio con el Partido Popular

El coqueteo de Cayetana Álvarez de Toledo con Vox no es nuevo. La diferencia, según detallan fuentes de del partido de Santiago Abascal, es que ahora se ha abierto una importante vacante que no todos pueden cubrir. Mientras Macarena Olona se plantea ya la posibilidad de montar otro partido por su cuenta, Cayetana busca la forma de revivir su perfil político con cierto amparo del partido. Esos paseos sola tanto para entrar al Congreso de los Diputados como para entrar a los congresos nacionales de los partidos se acabaron. Ahora volverá a ser la estrella, no a la defenestrada.

La diputada del Partido Popular lleva tiempo que no tiene ninguna gana de responder a lo que ordenan desde Génova. Cuando llegó al partido Alberto Núñez Feijoo, se abrió una ventana de esperanza para la presidenta del PP. Sin embargo, el paso del tiempo le ha dejado claro a la parlamentaria que Feijoo no cuenta con ella para ninguno de los proyectos. Y eso ha empujado a Cayetana Álvarez de Toledo a recoger el guante que le ha dado Vox. Estos últimos movimientos tampoco es que hayan generado demasiada preocupación en Génova. De hecho, fuentes del Partido Popular dan por hecho que la salida de Cayetana Álvarez de Toledo acallará las voces críticas internas que acusaban a Alberto Núñez Feijoo de querer reeditar ese PP de Mariano Rajoy.