martes, 29 noviembre 2022 03:18

Macarena Olona busca hacer negocios en Panamá mientras en España le cierran la puerta en Vox

Iván Espinosa de Los Montero le ha dado el puntapié final a Macarena Olona y le ha dejado claro que su camino político al lado de la organización de extrema derecha ha llegado al final, tras todos los rumores que han circulado sobre las tensiones internas entre los machos alfa de la organización política y la ex candidata a la Junta de Andalucía por el partido.

Todo esto ocurre mientras la política está de gira por Panamá, promoviendo en los medios de comunicación de ese país, que son propiedad de expresidente Ricardo Martinelli, el arte de los imagineros andaluces, sobre los que dijo que tenía un proyecto para desarrollar entre España y el país centroamericano.

Este es el segundo viaje que hace Olona a esa región de América Central en menos de dos meses, pues en agosto se trasladó hasta allá para efectuar el funeral de su padre, Pablo Olona Cabesés, que vivió en ese país durante sus últimos años de vida, tras un pasado turbio en España, y para trasladar sus restos al país.

En aquella visita posó junto al expresidente de Panamá, quien actualmente está siendo investigado por la trama corrupta de Odebrecht en ese país, en la época en la que fue presidente (2009 – 2014), y tras la confesión de sus hijos, que están presos en Estados Unidos, después de haber reconocido que cobraron comisiones de la constructora brasileña, por órdenes de su padre.

Se ha quedado sola

Definitivamente, no están siendo unos buenos días para la carrera política de Macarena Olona, pues tras su intempestiva salida de la curul que obtuvo en las elecciones de la Junta de Andalucía, el pasado 19 de junio, con la excusa de estar padeciendo un problema de salud, que según la ex diputada terminó siendo una afección de la tiroides, en su entorno se ha desatado una guerra que, de momento, la mantiene en un limbo.

Espinosa de Los Monteros se lo ha dejado claro: con él puede contar para temas personales, pero tras toda la guerra interna de rumores, dentro de VOX, Olona no será recibida de vuelta, ni siquiera tras haber anunciado que a su regreso de Panamá tendría una reunión con Santiago Abascal, que ha sido el primer político de la tolda verde en respirar profundo con la salida de la política, pues los comentarios filtrados desde la propia organización, señalan que ha sido el mal genio de Olona y sus ínfulas de grandeza lo que ha ocasionado que la enviaran a Andalucía, para sacarla de Madrid.

La estocada final de Olona fue la entrevista que concedió al diario ABC y que salió publicada este jueves, en la cual saca a la luz algunos detalles de la formación política, que han molestado a los de la cúpula, al punto de que han salido al paso muy temprano, para darle el portazo a la exparlamentaria.

Macarena Olona sabe que pese a lo que puedan estar fraguando en estos momentos Espinosa de Los Montero y sus compañeros de partido, ella cuenta con el respaldo de otro grupo interno y que desde el punto de vista de la aceptación de los votantes, ella tiene arrastre, por lo que su plan inicial era tratar de volver a VOX, si se lograban acomodar las diferencias, con la mediación de Santiago Abascal, pero que al final, el propósito de Olona es tratar de armar un grupo político propio que no se vaya tan a la derecha.

La exparlamentaria salió hace pocos días a decir que a pesar de todo lo que estaba pasando, y de las filtraciones que se habían hechos desde el propio partido, su corazón estaba del lado de los votantes de VOX, y que cualquier decisión que tomara, sobre su futuro político sería posterior a una conversación que aspiraba tener con Santiago Abascal.

La gran incógnita de este momento es si Abascal accederá a reunirse con Olona, tras las declaraciones que ha ofrecido Iván Espinosa de Los Montero, y si la política aceptará que la hagan a un lado de la formación verde, pues aunque en julio ella anunció que se daba de baja del partido, durante las dos últimas semanas no ha pasado de lanzar dardos a la puerta de VOX, para tantear el terreno y ver si puede hacer su triunfal regreso a la vida política española.

Todo esto sucede en el marco de un ambiente preelectoral, en el que los partidos están preparando a sus mejores fichas para armar las listas con las que irán a las elecciones municipales y autonómicas, para tratar de robar popularidad al Partido Popular, que es la organización política que ahorita mismo lidera las encuestas por todo el país.

El drama Olona – VOX tendrá su próximo episodio una vez que la política retorne al país, de su gira por Panamá, y retome la idea de mantener una conversación son el presidente del partido al cual perteneció hasta el pasado mes de julio.