lunes, 5 diciembre 2022 08:39

Ferraz espera el fin de Francisco Polo, el «niño bonito» enchufado por el presidente

El PSOE busca el fin de uno de los altos cargos de Pedro Sánchez. Lleva «enchufado» en el Gobierno desde hace pocos años, pero ha conseguido que le pongan en el punto de mira. Es uno de esos «supervivientes» que no gustan en el PSOE por no ser un hombre de partido. También hay fuentes del Ejecutivo que le relacionan directamente con Podemos por su activismo LGTBI, pero lo que se cuece en las dependencias de Ferraz es su pronta salida dado que solo tiene un valedor dentro del Ejecutivo, por mucho que también haya trufado el ministerio de otras socialistas. Desde que lanzara una fusión con Change.org y se convirtiera en su máximo referente en España, ha sabido capitalizar su éxito con Pedro Sánchez. Los sucesivos «enchufes» han sido el cuento de nunca acabar y ahora que Sánchez masculla su salida los rumores en Ferraz se han disparado.

En el PSOE los ánimos están caldeados. La sensación de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está de salida, y más desde su candidatura en la Internacional. Todo esto ha convertido en objeto de crítica a aquellos altos cargos del Gobierno que están colocados a dedo por el presidente, especialmente a aquellos que no son hombres de partido. Es una sensación que impera en todas las delegaciones territoriales (especialmente en el PSOE de Madrid), pero que también se vive en los ministerios. El problema es que en los últimos meses se ha dejado caer en más de una ocasión que Francisco Polo tiene una relación con Podemos que no han acabado de destapar. Y no necesariamente porque sea activista LGTBI.

Polo ha trabajado de diputado por el PSOE desde 2020. Entró en las listas por decisión personal del presidente y ahí se ha mantenido a flote. Sin embargo, la entrada de Polo en el Gobierno no vino de la mano de su inclusión directa en las listas electorales, sino que ya consiguieron enchufarle en el Gobierno años antes de las elecciones generales en calidad de secretario de Emprendimiento, Ciencia e Innovación para después ser un año después secretario de Estado para el Avance Digital, puesto que dependía directamente de la vicepresidenta Nadia Calviño. En este cargo aguantó un par de años, con unas elecciones de por medio. Después de esto consiguió que le nombrasen Alto Comisionado para la España Nación Emprendedora.

Polo ha trabajado de diputado por el PSOE desde 2020

Este currículum, justificado por su paso por Change.org, le ha valido constantes puestos en el Gobierno. El problema es que muchos en Ferraz le califican como un personaje «siniestro» con más influencia de la que a priori puede parecer. Es un activista muy influyente, detallan fuentes del Gobierno, que además ha tenido muy buena relación con Unidas Podemos. Pero además entienden que su paso por Change.org no es precisamente limpio, algo que ha servido a quienes no respetan que siga flotando por el Ejecutivo para urdir una estrategia. Francisco Polo protagonizó más de una polémica en su paso por la web de firmas y eso aún lo arrastra hasta el punto de que incluso ha recibido duras críticas de los medios.

Las críticas de su paso como responsable de Change.org en España se centraron en precisamente un agujero que permitió que se colaran miles de firmas falsas y de comentarios de cuentas fake. Llegó el punto en el que Facua denunció a la compañía y éstos tuvieron que rectificar. Esto no le ha pesado mucho de cara a que Pedro Sánchez le haya convertido en uno de sus «enchufados predilectos» a la altura de Irene Lozano, pero ahora que se huele la salida de Sánchez a la UE en cuanto le den una oportunidad clara, lo cierto es que en el PSOE empiezan a sonar tambores de guerra contra este tipo de perfiles. No son hombres de partido, a ojos de los socialistas, y los quieren fuera. Aunque desde el entorno del alto comisionado deslizan que no les consta ningún tipo de tensión a este respecto.