lunes, 5 diciembre 2022 09:22

Reyes Maroto acerca su agenda al PSOE madrileño tras el retraso de las primarias

La ministra de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de España, María Reyes Maroto, ha querido acerca su agenda oficial a los actos del PSOE madrileño. Lo ha hecho en unas jornadas de turismo sostenible que han contado con la presencia de la ministra del Ejecutivo nacional que poco a poco se va acercando a Madrid. Hace tan solo unos días, la cúpula del Partido Socialista retrasó las primarias madrileñas y la sombra de que una ministra encabece las listas electorales en la región capitolina planea sobre la candidatura. Si bien se ha hablado de Pilar Llop para aterrizar en Madrid, Reyes Maroto también tiene papeletas para llegar a Madrid según fuentes de Ferraz. Habrá que esperar para ver si Pedro Sánchez decide imponer un nuevo «dedazo» a nivel autonómico.

Reyes Maroto está pasando sin pena ni gloria por el Consejo de Ministros. La ministra de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de España lleva desde 2018 al frente de este departamento de la Administración General del Estado. Desde entonces ha tenido que hacer frente a una crisis turística sin precedentes motivada por la pandemia de coronavirus, aunque ahora el sector viajero se ha recuperado por completo. Sin embargo, desde Ferraz se baraja la posibilidad de que Reyes Maroto deje el Ejecutivo para aterrizar en las listas de la Comunidad de Madrid.

Pero Reyes Maroto no es la única ministra que baraja Ferraz para impulsar la candidatura socialista en la Comunidad de Madrid. También la ministra de Justicia, María Pilar Llop Cuenca, es una de las opciones para encabezar las listas madrileñas. Pilar Llop ya ejerció como diputada en la Asamblea de Madrid y también aterrizó en las últimas listas electorales para impulsar la candidatura de Ángel Gabilondo. Sin embargo, el movimiento orquestado por Ferraz resultó ser un fiasco y el PSOE obtuvo el peor resultado de su historia en unos comicios autonómicos. Así, Pilar Llop volvió a su ministerio tras el batacazo.

El mal resultado hizo que el PSOE de la Comunidad de Madrid iniciará una renovación profunda a través de un proceso de primarias. En ellas, Juan Lobato obtuvo la secretaría general del partido y se hizo portavoz del grupo en la Asamblea de Madrid. Desde entonces, políticas como Pilar Sánchez Acera han ido acaparando mucho poder a nivel interno. Por el contrario, históricas socialistas como Mercedes González han ido perdiendo apoyos y si bien parecía que González iba a encabezar las listas ya no será así. Tras la negativa a Mercedes González, todo apunta a un nuevo «dedazo» de Ferraz a través de alguna de las ministras del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

FERRAZ PLANEA EL ATERRIZAJE DE REYES MAROTO EN MADRID

Tras el batacazo electoral, el Gobierno está estudiando fórmulas para la Comunidad de Madrid, una de las autonomías en las menos esperanza tienen depositadas los socialistas. Aún así, el entusiasmo y el empuje de Juan Lobato ha llevado al PSOE a plantearse cómo podrían montar unas listas “decentes” que plante cara a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Es por eso que desde Ferraz han deslizado que su intención es la de colocar a la ministra de Industria y Turismo, María Reyes Maroto, como la número dos de Juan Lobato para “reforzar” la imagen del candidato y para buscar una salida digna a la ministra. Estas son malas noticias para todos los que calentaban en la banda para meterse en las listas y conseguir el puesto tan ansiado de diputado.

Juan Lobato no tendrá mano en las listas. Al menos no mientras Ferraz no diga lo contrario. Colocar a María Reyes Maroto en la Comunidad de Madrid es una obsesión del presidente del Gobierno desde hace años, algo que ahora podrá cumplir siempre que deslicen más o menos preocupación por las elecciones de la Comunidad. María Reyes Maroto no es que esté muy entusiasmada con la idea, pero la acepta y no ofrece ningún tipo de resistencia. Tanto es así, que la ministra no ha tenido problema en juntarse con Juan Lobato en más de un acto público (y alguno que otro privado) para aproximarse a la persona con la que tendrá un contacto estrecho.

Juan Lobato no tendrá mano en las listas

El acercamiento de María Reyes Maroto a Juan Lobato ha sido interpretado por todas las bases del partido como una declaración de intenciones. Tanto es así, que cuando salieron de “fiesta” con la alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, la comidilla en la sede del PSOE del municipio fue la misma que la de Ferraz: se juntaron porque ya están trabajando en las listas. Juan Lobato no tendrá el control de las mismas, pero sí que tendrá al menos la candidatura que tanto quiere. Ferraz ya ve con buenos ojos que sea Lobato el candidato, pero quiere controlarle colocando algunos nombres en las diez primeras posiciones.