lunes, 5 diciembre 2022 06:31

Illa ve un ‘déjà vu’ que «no resuelve nada» el acuerdo de claridad que propone Aragonès

El líder del PSC-Units en el Parlament, Salvador Illa, ha sostenido este martes que el acuerdo de claridad que ha propuesto el presidente del Govern, Pere Aragonès, similar a la Ley de Claridad de Canadá sobre el referéndum de independencia de Quebec, «no resuelve nada, es un ‘déjà vu'».

En su intervención en el Debate de Política General (DPG) del Parlament después de la de Aragonès, Illa ha avanzado que los socialistas catalanes apoyarán las medidas que ha anunciado para hacer frente a la inflación, y ha asegurado que en un plazo máximo de dos semanas le planteará una propuesta para incorporar más medidas.

Illa, que ha insistido en pedir a Aragonès que abra un diálogo entre partidos catalanes, se ha preguntado quién manda en el Ejecutivo por el «lío crónico» en el que cree que está inmerso, y ha asegurado que el Govern no funciona por tres razones: una obra de gobierno escasa, una actitud equivocada y una falta de proyecto, según él.

El primer secretario del PSC ha acusado al Govern de Aragonès de estar jugando con el tiempo de los catalanes y de estar más centrado en el corto plazo y en los problemas del propio Ejecutivo que en los ciudadanos, y ha avisado: «Podría ser que su Govern se alargara e incluso llegara al final del trayecto; da igual, su Govern ya es un juguete roto, no sirve».

PACTOS Y PROYECTO

El jefe de la oposición ha ofrecido a Aragonès cuatro acuerdos para el periodo de sesiones que abre el DPG: un «pacto social»; un acuerdo de infraestructuras que incluya ferroviarias, aeroportuarias, viarias y energéticas; trabajar en leyes como la electoral, una forestal y la del sistema policial de Cataluña, y los Presupuestos catalanes de 2023.

«Parece el mundo al revés, la oposición pidiendo acuerdos y el gobierno que dice que no», ha ironizado Illa, que cree que el Govern no ofrece un proyecto para toda Cataluña y ha esbozado el de los socialistas, centrado en los ejes de la igualdad, la prosperidad, la autoexigencia y el autogobierno.

Ha desgranado su proyecto en base a diez tesis, que incluyen fortalecer las instituciones; mejorar competencias; ganar presencia en organismos internacionales –ha apoyado que Aragonès viaje y ha dicho que el expresidente Jordi Pujol dejó el listón alto–, y defender la cultura y lengua de Cataluña: «Estoy orgulloso de la nacionalidad catalana».