sábado, 26 noviembre 2022 13:36

Feijóo defiende estrechar lazos con EEUU

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido este miércoles estrechar lazos con Estados Unidos, al que considera un aliado estratégico a nivel económico e institucional, al tiempo que ha propuesto un liderazgo «fuerte» y «previsible» para afrontar la recuperación con un Gobierno «libre de ataduras radicales, populistas y minoritarias».

Así se ha pronunciado durante su intervención en un almuerzo informativo organizado por la Cámara de Comercio de EEUU en España (AmChampain), donde ha recibido los elogios del presidente de esta institución, Jaime Malet, que ha reconocido que mucha gente ve al presidente del PP como «un punto de esperanza» y ha recalcado que España necesita políticos con «capacidad de gestión», «moderados», con «cintura política», que «no mientan a la gente» y que ofrezcan «esperanza».

Dicho esto, Malet ha puesto en valor la presencia de Feijóo en este foro asegurando que no solo está presentando al jefe de la oposición sino «al futuro presidente de España». El líder del PP ha agradecido los elogios «a título personal» y lo ha achacado a la amistad que les une porque se conocen desde hace mucho tiempo.

SI LA IDEOLOGÍA SE PONE POR ENCIMA, «LE VA COMO LE VA A ESPAÑA»

Tras asegurar que la política es combinación entre ideología y realismo, Feijóo ha recalcado que «si la ideología se pone por encima del realismo, le va como le va a España». Dicho esto, ha señalado que están ante una «gran crisis» económica, social e institucional, algo que, a su juicio, requiere «grandes liderazgos» para afrontar los retos que tienen en el horizonte.

«Y ésa es mi propuesta: un liderazgo fuerte para acometer la recuperación; un liderazgo interno claro con un Gobierno libre de ataduras radicales, populistas y minoritarias; un liderazgo externo que sea capaz de influir en los cambios que se están produciendo en el mundo; y un liderazgo serio, previsible y, por lo tanto, riguroso», ha resaltado.

Ante empresarios americanos y españoles, Feijóo ha afirmado que España es un país excepcional, con unas capacidades y unos ciudadanos excepcionales, que en los peores momentos dan lo mejor de sí para salir adelante». «Solo necesitan una política que les deje serlo», ha reclamado, tras denunciar que España ocupa el último puesto de la UE en la recuperación del PIB después de la pandemia.

Además, ha afirmado que la economía de un país no se reconstruye «con proclamas», «experimentos» o «pancartas» sino con una política «acertada», «cuentas contrastadas» y con «comportamientos previsibles». De la misma manera, ha dicho que las instituciones de un país no se refuerzan con la «demolición descontrolada» sino con «reformas» que pongan los intereses al servicio de los ciudadanos.

EEUU, UN ALIADO ESTRATÉGICO

El presidente del PP ha destacado la «importancia para España de Estados Unidos» y ha señalado que ese país no es solo un aliado económico estratégico sino también un aliado institucional insustituible, «aunque en algunos momentos de la historia reciente haya querido olvidarse».

Dicho esto, ha fijado como objetivo que España vuelva a tener una política «creíble» para volver a ser un socio «fiable» en el mundo. «En un mundo que hoy vive la amenaza del autoritarismo y del cambio del orden mundial que conocíamos después de la Guerra Fría, los países que compartimos los viejos valores de las democracias liberales debemos estrechar nuestros lazos», ha aseverado.

Feijóo ha defendido profundizar en una estrategia de defensa coordinada y corregir la «anomalía» de un Gobierno que, según ha dicho, mantiene posturas contrapuestas sobre la OTAN, los presupuestos de Defensa, el respaldo a regímenes no democráticos o la ayuda a Ucrania.

«LA TENTACIÓN POPULISTA ES UNA SOMBRA ALARGADA»

Tras asegurar que España y Estados Unidos deben seguir fortaleciendo sus democracias y libertades, ha alertado de que «la tentación populista es una sombra alargada que siempre aparece» pero «jamás es la respuesta que necesitan los ciudadanos con carácter general y mucho menos durante una crisis».

El presidente del PP ha indicado que, en un mundo que hoy vive la amenaza del autoritarismo y del cambio del orden mundial que conocíamos después de la Guerra Fría, los países que comparten «los viejos valores de las democracias liberales deben estrechar los lazos».