martes, 29 noviembre 2022 05:37

El fichaje del exjuez Fernando Salinas por Yolanda Díaz escuece en el PSOE

La vicepresidenta del Gobierno Yolanda Díaz sigue trabajando en su proyecto político. Pese a los ataques constantes de Podemos y del propio Pablo Iglesias, la ministra de Trabajo avanza con los nombres y está consiguiendo precisamente lo que quiere: perfiles respetados que no compren polémicas. El último gran fichaje de Yolanda ha sido el exjuez Fernando Salinas, un perfil que ha evidenciado los grandes problemas que tiene el PSOE para encontrar buenos asesores en materia de justicia y el tirón que tendrá Sumar en las próximas elecciones si sigue en esta línea. Salinas es de esos pocos magistrados de los que pocos hablan mal. Y pese a que mantiene buena relación profesional con sus colegas de profesión, lo cierto es que el fichaje de Salinas ha tensado a más de uno en el PSOE. Las comparaciones son odiosas, pero queda claro que si Sumar es el nuevo socio de Gobierno de Pedro Sánchez, Salinas será de esos perfiles que no costará integrar en el Ejecutivo.

El fichaje de Fernando Salinas ha sido en calidad de coordinador de grupo de trabajo del partido. No se ha hablado de nada más, aunque entre bambalinas se sobreentiende que para Yolanda Díaz será su gurú en materia judicial. El fichaje de Salinas ha tensado la cuerda en el PSOE porque precisamente en el Gobierno adolecen de falta de buenos asesores de justicia. Tener a la ministra Pilar Llop en primera línea y respondiendo a todo tipo de preguntas ha sido una decepción para más de uno en el PSOE (a las peleas en el metro por la renovación del Consejo General del Poder Judicial nos remitimos), pero tampoco es que el ministro de Presidencia de Gobierno, Félix Bolaños, esté teniendo fácil el encontrar perfiles que encajen bien con lo que buscan. Y ahora el hecho de que Yolanda vaya a darle voz y peso a Salinas ha dejado claro que Sumar tendrá un punto a favor a la hora de tratar temas judiciales.

Si hay Gobierno de coalición, un escenario con el que muy pocos trabajan, Salinas se erige como una pieza maestra que encajaría en todas las negociaciones. Desde ministro de Justicia hasta vocal del Consejo General del Poder Judicial por petición de Sumar, Salinas es una pieza perfecta para lo que busca la vicepresidenta del Gobierno. El PSOE el único problema que le ve es que no han podido contar con él antes y que se ha marchado a ese partido que puede arrebatarle una buena cantidad de votantes. Salinas, sin embargo, de momento solo se dedicará a ayudar a plantear el programa electoral de Sumar, sin hablar de puestos en las listas ni de posibles cargos. Pero lo cierto es que se ha convertido en un fichaje «esperanzador» para más de uno.

Salinas se erige como una pieza maestra que encajaría en todas las negociaciones

Fernando Salinas es de esos magistrados que tiene amigos hasta en el infierno. Incluso mantiene buena relación con la ministra de Defensa, Margarita Robles, sin haber corrido riesgo alguno de convertirse en un margarito. Salinas intentó ponerse al frente de esa asociación judicial que tantos beneficios y fichajes ha traído a Margarita Robles (Juezas y Jueces para la Democracia) e incluso fue juez de la sala de lo social del Supremo hasta 2019, momento donde tumbó el ERE de Coca-Cola. En cualquier caso, a nivel profesional es un magistrado muy respetado que su fichaje por Sumar ha levantado envidias en el PSOE. Yolanda tiene a Fernando Salinas y el PSOE a Pilar Llop. Poco más que añadir.

Junto a Salinas, Yolanda Díaz ha nombrado otros pesos pesados para coordinar los grupos de trabajo del partido. Hablamos también de el articulista y analista Ignacio Sánchez Cuenca, quien tendrá un peso específico dentro de Sumar, además de otros 35 perfiles académicos y técnicos que encabezarán los equipos. La idea es tener un programa electoral de Sumar sin fisuras y sobretodo sin comprar polémicas absurdas, alejándose así del feminismo de Irene Montero y de otras cuestiones que han enterrado a Podemos en la caricaturización más extrema.

Salinas ya ha sido sondeado por el PSOE en el pasado, pero nunca contemplaron su salto a la política. Ha sido Yolanda Díaz la que ha aprovechado su jubilación para meterle en la dinámica y para poner los dientes largos a un PSOE muy necesitado de perfiles técnicos y conocedores del mundo judicial que les oriente para saber moverse dentro de estas cuestiones. El Partido Popular ya lo tiene, pero el PSOE sigue adoleciendo de este problema que no consigue solucionar. Ahora Sumar tiene mejor candidato a ministro que cualquiera del Partido Socialista.