martes, 6 diciembre 2022 01:13

La base aérea de Torrejón pone a prueba su seguridad

En la más importante instalación del Ejército del Aire y del Espacio, la de Torrejón (Madrid), acaba de finalizar ejercicio Rio 2022, destinado a instruir al personal de su Escuadrilla de Policía Aérea, para asegurar su imprescindible seguridad.

Aunque cuando se habla de la instalación aeronáutica madrileña se piensa enseguida en la actividad de los aviones de combate EF-18M o en los apagafuegos allí basados, casi nadie sabe que allí trabajan cerca de 5.000 profesionales, y que para su actividad es imprescindible contar con una eficaz seguridad.

Para mejorar dicha capacidad, que se ejerce las 24 horas al día las 7 jornadas de la semana o 24/7, se ha realizado a mediados de este mes de septiembre  el ejercicio Rio 2022. Estamos ante una importante actividad que forma parte del plan de instrucción de la Policía Aérea de la Agrupación Base Aérea de Torrejón y se realiza en cumplimiento de la directiva de la Dirección de Seguridad y Protección de la Fuerza Planes de Instrucción (PI) y Planes de Adiestramiento Básico (PAB) de las unidades de Policía Aérea.

DSC06745 1 Moncloa
Un miembro de la Policía Militar de Torrejón haciendo practicas de tiro de pistola. (Foto Ejército del Aire)

La referida Agrupación de Base Aérea de Torrejón, que está bajo las ordenes de un general de Brigada, que es actualmente Alfonso Reyes, es el elemento fundamental para la gestión de la instalación, contando para asegurar su protección con su Escuadrón de Seguridad, Defensa e Instrucción, del que su mayor unidad es su Escuadrilla de Policía Aérea.

La base aérea de Torrejón, según resume el propio Ejército del Aire y del Espacio,  ocupa una extensión de 1.350 hectáreas (de las que unas 500 están urbanizadas), tiene más de 50 kilómetros de carreteras interiores y más de 400 edificios. Entre ellos cuenta con una residencia para oficiales y suboficiales con 405 departamentos (habitaciones + apartamentos) y varios edificios para alojamiento de la tropa (totalmente ocupados) en los que viven permanentemente cerca de 1.000 soldados.                                                             Asimismo alberga una zona residencial de chalets adosados donde vive personal destinado en la base y sus familias. Dado que el grado de ocupación de estos alojamientos es muy alto, alrededor de 1.200 personas, entre oficiales, suboficiales, militares profesionales de tropa y marinería y familias, residen en la base.

Por otro lado, en la instalación actualmente están ubicadas 31 Unidades, la mayor parte de ellas del Ejército del Aire y del Espacio: Cuartel General del Mando Aéreo de Combate (MACOM), Ala 12, los Grupos de Fuerzas Aéreas 43 y 45, Centro de Inteligencia y Targeting Aeroespacial (CINTAER),  Centro Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX), Centro Logístico de Intendencia, Grupo Central de Mando y Control, Escuela de Técnicas Aeronáuticas, etc. Además tienen sede allí otras ajenas al mismo como la Unidad Militar de Emergencia (UME), el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) Torrejón (de la OTAN), el Centro de Sistemas Aeroespaciales de Observación (CESAEROB), el Centro de Satélites (de la UE)… Todas estas Unidades suman una plantilla total de más de 4.700 personas.

Igualmente la instalación es fundamental para la política de Defensa/Exterior, como se comprobó con el dispositivo preparado para la entrada y salida de las delegaciones que asistieron a la Cumbre de la OTAN que se celebró en Madrid entre los pasados  29 y 30 de junio. Hay que destacar que la base fue el aeródromo de destino y salida de una treintena de delegaciones de la Alianza Atlántica, que incluyeron los correspondientes jefes de Estado/Gobierno,  y del  resto de países invitados.

DSC06806 Moncloa
Personal de la Escuadrilla de Policía Aérea de Torrejón haciendo prácticas en zonas edificados.(Foto Ejército del Aire)

Para dicho evento la labor de la Escuadrilla Aérea, reforzada por personal del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA) que tiene sede en la base aérea de Zaragoza, aseguró la llegada de las aeronaves VIP (aterrizaron en Torrejón unas 50), incluido el emblemático “Air Force One” de los Estados Unidos, la recepción de sus pasajeros, y la seguridad de estas aeronaves que durante 3 días casi llenaron la gran plataforma para aviones, que tiene una superficie de 45 hectáreas, que equivaldrían casi a 90 campos de fútbol.

Volviendo al ejercicio Rio 2022, han participado 20 soldados de nueva incorporación a la Escuadrilla de Policía Aérea, tras graduarse en Zaragoza en la especialidad de Protección de la Fuerza y Apoyo a las Operaciones, que han llevado a cabo una serie de actividades teórico-prácticas en una serie de escenarios de seguridad simulados.

DSC06823 Moncloa
La capacidad de actuación de la Escuadrilla de Policía Aérea se desarrolla las 24 horas del día. (Foto Ejército del Aire)

Es un ejercicio que permite la capacitación de los componentes de nueva incorporación mediante un adiestramiento acorde a los cometidos habituales y a los posibles que se puedan asignar a la Policía Aérea en la base aérea; todo ello valorándose su adaptación a un entorno hostil en el que deben desenvolverse con soltura y resistencia a la fatiga ante cualquier tipo de eventualidad en el transcurso del servicio.

Para el buen fin del ejercicio además se ha contado con el apoyo de personal y medios de la Sección de Sanidad y Polvorín de la base aérea de Torrejón, así como del CINTAER, Grupo de Automóviles (GRUAUT), Unidad Médica Aérea de Apoyo al Despliegue (UMAAD), Escuela de Técnicas Aeronáuticas (ESTAER), Ala 12 y UME.