lunes, 27 mayo 2024

Díaz y UP reivindican su «sello» en el nuevo paquete de «justicia fiscal», un paso adelante para lograr cerrar los PGE

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha destacado que el nuevo paquete de medidas tributarias garantiza más «justicia fiscal» y es un paso imprescindible para tratar de acordar con el PSOE el bloque de gasto social en los Presupuestos Generales del Estado. Además, el responsable del área económica de Podemos y secretario de Estado, Nacho Álvarez, ha destacado que las medidas evidencian el «sello» de Unidas Podemos, con el despliegue del impuesto a las grandes fortunas que permitirá evitar «paraísos fiscales» como el de la Comunidad de Madrid. No obstante, ambos han enfatizado que siguen aspirando a una reforma fiscal de carácter «estructural».

En declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso, Díaz ha explicado que han negociado con intensidad durante toda la noche de ayer y esta mañana para poder cerrar un acuerdo, que contienen muchas de las medidas relevantes que Unidas Podemos venía demandando. Concretamente, ha citado el impuesto a las grandes fortunas para aquellos con patrimonios netos de más de tres millones de euros, precisando que es compatible con el de Patrimonio, así como el incremento de «la progresividad del IRPF en una doble dirección».

Así, tributarán más las rentas del capital mayores de 200.000 y 300.000 euros, dado que «tiene que pagar más quien más tiene», mientras se reduce «el peso de las rentas del trabajo», de forma que las rentas hasta 15.000 euros (1.000 euros más que ahora) estarán exentas del pago del IRPF.

La vicepresidenta segunda también se ha referido al aumento de la tributación de las grandes empresas en sociedades, para acabar «con agujeros fiscales», y también reducirán la carga fiscal de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y de los autónomos del 25% al 23%. Finalmente, ha destacado el haber conseguido un elemento histórico, tras una larga discusión con el PSOE, para acometer una rebaja del 10% al 4% para los productos de higiene femenina, que «son productos esenciales y no lujos». También se bajará el IVA de los preservativos y los anticonceptivos no medicinales.

No obstante, fuentes del espacio confederal han remarcado que también han hecho concesiones en esta negociación, como es su pretensión de reducir el IVA en los productos de alimentación de celiacos, así para el sector de peluquerías y veterinaria, que han quedado finalmente descartado.

NEGOCIAR SIN PLAZOS CONCRETOS PARA EL ACUERDO COMPLETO DE PGE

Por tanto, Díaz ha agradecido a la titular de Hacienda, María Jesús Montero, y a los equipos negociadores su trabajo y actitud, dado que con este pacto se aplica por «primera vez» en España este tipo de medidas fiscales, además de avanzar en el «mandato constitucional» de aportar más progresividad al sistema. Eso sí, ha especificado que defienden una reforma estructural en materia de ingresos.

Ahora, según ha recalcado, queda el apartado de gasto en las futuras cuentas públicas y la vicepresidenta ha avanzado que hoy mismo PSOE y Unidas Podemos han concertado una reunión, agregando que aunque está convencida de que habrá pacto, queda aún mucha negociación de cara a la semana que viene sin querer poner plazos concretos.

PENDIENTE: DESBLOQUEAR LEY VIVIENDA, ELIMINAR RECORTES Y MATERNIDAD

En este punto, ha desgranado que aún quedan aspectos como desbloquear la ley de vivienda, eliminar «recortes» que se mantienen en la etapa del PP sobre la prestación de desempleo, extender permisos de maternidad y aspectos en materia de transición ecológica.

Por tanto, ha desgranado que con este programa fiscal el Gobierno progresista da pasos necesarios para hacer un «país mejor» y avanzar en un consenso dentro de la coalición respecto a las futuras cuentas públicas. «No me gusta llegar al límite (…) invoco otra forma de negociar feminista que no agote los tiempos, pero vamos a llegar a un acuerdo», ha sentenciado.

PONER FRENO A LA DESFISCALIZACIÓN DEL PP

Por otro lado, su jefe de gabinete y uno de los negociadores de Unidas Podemos, Josep Vendrell, ha expresado su satisfacción por este acuerdo que beneficia a las rentas de trabajo, a los autónomos y las pymes, además de «poner freno a la carrera de desfiscalización» iniciada por el PP en sus autonomías.

En esta línea, Nacho Álvarez ha destacado que el tributo a las grandes fortunas evitará «paraísos fiscales» y «ausencia de tributación a los ricos», como a su juicio acomete Madrid. A su vez, ha defendido que la reforma del impuesto de Sociedades elimina deducciones que algunos grandes grupos empresariales utilizaban para rebajar su aportación a las arcas públicas. Finalmente, ha dicho que aspiran a que el nuevo impuesto de grandes fortunas sea de carácter «estructural» y ha recordado que el impuesto de Patrimonio nació al principio con carácter temporal, pero luego se mantuvo. «Se evaluará con el paso del tiempo», ha concluido.