martes, 6 diciembre 2022 00:57

El cerebro del Ejército del Aire y del Espacio

La madrileña base aérea de Torrejón es la más importante del Ejército del Aire y del Espacio porque en su amplio perímetro se asienta, además de importantes unidades de aeronaves, una gran parte de sus centros de captación de inteligencia, mando y control

En concreto hablamos del Grupo Central de Mando y Control (GRUCEMAC), el Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial (COVE) y el Centro de Sistemas Aeroespaciales de Observación (CESAEROB), que dependen orgánicamente del Ejército del Aire y del Espacio.

Dichas instalaciones son además noticia por la visita que efectuó a éstas, el pasado día 27 de septiembre, SM. el Rey Felipe VI con el fin de conocer con más detalle la misión de estas unidades para vigilar el espacio ultraterrestre.

La visita se enmarca en las continuas que realiza el monarca, para conocer la situación de las Fuerzas Armadas españolas, de las que es el máximo mando y capitán general de los dos Ejércitos y la Armada, su jefe supremo. En concreto a su llegada a la base de Torrejón, a bordo de un helicóptero Airbus Helicopters AS332M1 Súper Puma del 402 Escuadrón, fue recibido por el jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire y del Espacio, general del Aire Javier Salto.  A continuación, se dirigió a la jefatura de Sistemas de Vigilancia y Control Aeroespacial (JSVICA), que es su actual designación tras añadir, en junio de este mismo año, la Institución la terminología de Espacio, ya que su anterior nombre era el de Jefatura del Sistema de Mando y Control.

El JSVICA, que  depende tanto a nivel organizativo como operativo del Mando Aéreo de Combate (MACOM), de  facto asume las funciones del Mando Operativo Aeroespacial del Estado Mayor de la Defensa (EMAD).

Hablamos  por tanto del cerebro de la defensa aérea española, ya que desde éste se centraliza y procesa la información que proporcionan principalmente los diferentes Escuadrones de Vigilancia Aérea (EVA), que se reparten por toda la geografía española, incluidas las Baleares (uno en Puig Mayor) y Canarias (el del Pico las Nieves en Gran Canaria y Peñas de Chache en Lanzarote).

En dicha sede, Felipe VI asistió a una serie de exposiciones sobre las misiones que se realizan, pasando posteriormente a recorrer la sala Histórica y las salas de operaciones del Grupo Central de Mando y Control (GRUCEMAC) y del Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial (COVE).

rey grucemac cove cesaerob 20220927 10 Moncloa
El control del espacio por parte del COVE es fundamental para la defensa de España. (Foto Casa Real)

Desde el GRUCEMAC, junto con otros Grupos del JSVICA, se controla el espacio aéreo de soberanía nacional (vigilancia, detección, identificación y clasificación de los objetos aéreos que penetran en él), y las  misiones de policía aérea y, en su caso, defensa aérea (que materializan los aviones de combate Eurofighter, EF-18M y F/A-18A), que se le asignen, de forma continuada 24 horas al día, 7 días a la semana.

Por su parte el COVE tiene como misión la vigilancia y conocimiento de la situación espacial de interés y la provisión de servicios en apoyo a las operaciones de las Fuerzas Armadas (FAS) españolas en su conjunto. El mismo Centro lleva a cabo cometidos de interés militar dentro del contexto más amplio del “conocimiento de la situación espacial” o Space Situational Awareness (SSA). Si así se decidiera, realizará también cometidos de vigilancia espacial de fenómenos naturales (meteoritos y asteroides, entre otros) o accidentales (basura espacial). Contribuye a llevar a cabo las funciones y responsabilidades del Ejército del Aire y del Espacio en lo que a vigilancia del espacio ultraterrestre y acceso a las capacidades espaciales se refiere.

En esta línea,  Don Felipe se trasladó posteriormente al  Centro de Sistemas Aeroespaciales de Observación (CESAEROB). Este desconocido organismo tiene por misión satisfacer, mediante el uso de sistemas aeroespaciales de observación (principalmente satélites) de la tierra, las necesidades de información e inteligencia de las altas autoridades gubernamentales y de las FAS, con el fin de apoyar la toma de decisiones, llevar a cabo la valoración adecuada de riesgos y contribuir al ejercicio de la acción del Estado.

El CESAEROB, aunque depende orgánicamente del Mando Aéreo General (MAGEN) del Ejército del Aire y del Espacio, está bajo las órdenes directas del Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD). En este centro Felipe VI fue informado de las misiones del centro y visitó las salas de operaciones satélite PAZ, una de las principales fuentes de información del Centro, cuyas imágenes son tratadas por el Grupo Operativo, en concreto por el selecto personal de su Escuadrón de  inteligencia de imágenes (IMINT) y son puestas, una vez tratadas, a disposición de los distintos organismos y usuarios autorizados del Ministerio de Defensa.

 Así mismo el monarca fue informado de los trabajos especiales que realiza el CESAEROB, que es de facto fundamental para la obtención de inteligencia en favor de España, por lo que su acceso está totalmente restringido.