jueves, 8 diciembre 2022 20:18

Podemos convierte a la Complutense en el Wizink y te cobrará entrada para convencerte de que les votes

Viene la época de campaña electoral y hay que buscar recursos a cómo dé lugar, y en Podemos están armando el paquete de mentiras que le colarán a sus seguidores a través de un evento que realizarán en la Universidad Complutense de Madrid los días 4, 5 y 6 de noviembre, para el que próximamente comenzarán a vender entradas.

El evento fue anunciado por la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 y secretaria general del partido morado, Ione Belarra, quien en su cuenta de Twitter congó un breve video donde anuncia «La Uni de otoño de Podemos», donde supuestamente habrá charlas, debates, música en vivo y un espacio infantil.

En el anuncio hecho por la ministra Belarra se dice que próximamente darán información sobre la venta de las entradas para asistir a este evento que organiza la tolda morada para la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, que se ha convertido en el nicho del partido de izquierdas para promocionar sus discursos y convencer a los incautos con sus ofertas engañosas sobre ideología.

De acuerdo con la portavoz de Podemos, la intención es que los seguidores del partido puedan charlar y debatir sobre los retos a «los que nos enfrentamos como país», tal como lo escribió en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, la realidad es que en este momento, además de buscar recursos de cara a las elecciones municipales y autonómicas que se celebrarán en mayo del próximo año, el partido morado no atraviesa un buen momento y su liderazgo está cada vez más diezmado, debido al fracaso políticos que han tenido durante lo últimos años. De hecho, mientras los miembros de Podemos que están dentro del Gobierno intentan acelerar el motor para que sean aprobadas las polémicas leyes que han impulsado, hay un grupo del partido que trabaja en función de lograr convencer a Yolanda Díaz que encabece las listas de cara a las elecciones generales, a pesar de que la ministra del Trabajo les hace el feo y se aleja cada vez más de todo lo que tenga que ver con el partido que dirige Belarra.

En Podemos tienen claro que el chollo con el Ejecutivo se les acabará en breve, pues todos presumen que posiblemente en enero comience la crisis de Gobierno que han tratado de retrasar el mayor tiempo posible y que de esa última revuelta dentro de esta legislatura rodarán algunas de las cabezas más representativas del partido morado, que han servido de apoyo a Pedro Sánchez, pero que han causado demasiado ruido y situaciones incómodas en Moncloa.

Este partido de izquierdas ha hecho de la principal casa de estudios pública del país su semillero para la promoción de sus ideologías de extrema izquierda, que si bien en un momento logró calar dentro de una relativa mayoría, la realidad les ha demostrado que sus mentiras no son creíbles a mediano y largo plazo, pues más allá de ser consistentes con sus propuestas y sus discursos, los líderes de la tolda morada se alejan cada vez más de la realidad que pregonan y se han entronizado a la par de las cúpulas políticas que tanto han criticado.

No obstante, el partido tiene claro que hay que continuar vendiendo humo y que no hay mejor caldo de cultivo que las universidades públicas de todo el país, para convencer a incautos mediante discursos, charlas y promesas del socialismo de libro, que a los oídos suena muy bien, pero que de cara a la realidad no resulta tan sexy como Podemos se encarga de hacerlo ver.

Una vez más, Podemos vuelve a tirar de los zurdos de la Universidad Complutense, como históricamente lo ha hecho, para regar con sus ideologías y convencer a los que tengan dudas ideológicas, alimentando el resentimiento, a través de los discursos anti sistema, que lejos de contribuir con el desarrollo del país, generan atraso, mediante la promoción de modelos más propios de modelos de gobierno como el cubano o el venezolano, que en nada se corresponden con la realidad española y europea.

Podemos, al igual que el resto de los partidos políticos trabaja actualmente en generar las listas que serán presentadas para las próximas elecciones autonómicas y municipales que se celebrarán en mayo.

Es por ello que, de aquí en adelante, utilizarán espacios como este que están organizando dentro de la Universidad Complutense de Madrid para propiciar encuentros donde puedan desarrollar sus estrategias de campaña y a presentar a los liderazgos emergentes dentro de la formación política, que actualmente atraviesa una crisis interna por la falta de voces que sean capaces de atraer a afiliados y convencer a nuevos electores, por lo que tirarán de el mismo libreto de siempre: la confrontación, la polarización y la crítica contra la derecha y contra los partidos tradicionales, que están muy por encima de ellos en la preferencia del electorado español.