jueves, 8 diciembre 2022 00:09

Julián Laguna, el artífice de la suciedad de las calles de Málaga

Las calles de Málaga se han vuelto un escenario de suciedad. Los cubos de basura yacen a rebosar, en las calles abundan las cucarachas y los papeles inundan el asfalto. Está claro que el servicio de limpieza no da abasto y el principal responsable de mantener la ciudad sin suciedad es Julián Laguna García que lidera el servicio técnico de limpieza del Ayuntamiento de Málaga. Julián es el encargado de supervisar a Limasa, la empresa que se ha adjudicado los servicios de limpieza, recogida, tratamiento o eliminación de los residuos municipales. Sin embargo, Limasa no está dando el mejor servicio posible ya que muchas zonas de Málaga están de todo menos limpias.

Limasa no está dando el mejor servicio posible

Un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) certificó que Málaga es una de las ciudades más sucias de España. Desde hace años, la limpieza brilla por su ausencia en la ciudad más emblemática de la Costa del Sol. Ni el casco histórico de Málaga se libra de la suciedad que muchas veces se incrementa debido al elevado número de turistas y visitantes que yacen por la ciudad. Sin embargo, la peor parte en cuanto a la limpieza se la llevan los barrios de la periferia de Málaga, así como las playas, en especial la de Huelín, en las que se acumulan sendos residuos.

WhatsApp Image 2022 09 28 at 5.56.09 PM Moncloa

Fruto de esta suciedad, aderezada con el clima húmedo de la ciudad costera, han provocado la existencia de plagas de cucharas por las calles de Málaga. A pesar de los esfuerzos del consistorio por reducir estas plagas, las cucarachas no paran de proliferar. El consistorio malagueño, liderado por Paco de la Torre, ha puesto en marcha el Servicio de Vigilancia Sanitario-Ambiental para tratar de acabar con estos insectos. Este servicio opera en la mayoría de los barrios de la ciudad contra diversas plagas, e incluso, el portal municipal de datos abiertos ofrece las claves de estas operaciones paso a paso. Sin embargo, fuentes vecinales aseguran que sigue habiendo cucarachas en la ciudad del sur de España.

El estado en cuanto a limpieza de la ciudad ha sido criticado por miembros de la oposición que han demandado responsabilidades al consistorio malagueño. La concejala de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Málaga, Remedios Ramos, ha criticado que la ciudad «sigue estando muy sucia, a pesar de la municipalización del servicio, un extremo en el que hemos insistido durante años y que ha permitido un ahorro de 14 millones de euros anuales». Y es que es importante reseñar que el consistorio no ha tenido más remedio que tomar cartas en el asunto y hacerse con la limpieza de la ciudad puesto que la concesionaria previa no daba el mejor servicio. Sin embargo, la concejala de Unidas Podemos y los propios vecinos aseguran que no ha habido mejoras.

LA ESPECULACIÓN URBANÍSTICA TAMBIÉN SE APODERA DE MÁLAGA

Pero la suciedad no es el único problema que tienen la capital de la Costa del Sol. Málaga se ha convertido en una de las ciudades que más ha crecido en población en los últimos tiempos. Según los datos oficiales publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la población en Málaga supera con creces el millón y medio de habitantes dejando latente el imparable crecimiento de la población en la ciudad. Sin embargo, este crecimiento de personas que habitan en esta urbe ha ocasionado importantes problemas de especulación urbanística en barrios como El Perchel cuyos vecinos están denunciando esta situación. Además, el auge de las viviendas turísticas ha provocado que, en muchas ocasiones, sea complicado encontrar vivienda. Sin embargo, todos estos problemas están siendo pasados por alto por la corporación municipal del Ayuntamiento de Málaga, a cuyo líder, el alcalde Paco de la Torre, parece no importarle.

Mientras muchas ciudades han perdido población los últimos años debido al exceso de mortalidad por culpa de la pandemia de coronavirus, Málaga no ha dejado de crecer. El padrón de Málaga ha visto como se incrementaba su población provocando problemas importantes en cuanto a la vivienda en la ciudad. Uno de los puntos donde la especulación urbanística se ha disparado ha sido en El Perchel donde los vecinos han tenido que salir a la calle y colgar carteles reivindicativos en sus balcones para protestar por la falta de viviendas y su elevado coste.

Uno de los principales problemas en cuanto a la vivienda en Málaga ha sido provocado por el aumento significativo de las viviendas turísticas. Además, la llegada masiva de extranjeros a vivir a la ciudad ha elevado el coste de los alquileres imposibilitando a personas con pocos recursos a acceder a una vivienda. La especulación urbanística se ha apoderado de la ciudad andaluza del sur mientras los responsables municipales evitan solucionar este problema.

Actualmente, el Ayuntamiento de Málaga está liderado por el alcalde del Partido Popular Paco de la Torre quien lleva en el cargo más de dos décadas. Paco ha confiado estas políticas de vivienda a su concejal Francisco Javier Pomares Fuertes, un trabajador social que debería conocer los problemas urbanísticos de la ciudad a los que se enfrentan los vecinos. Francisco Javier Pomares es el Concejal Delegado del Área Derechos Sociales, Igualdad, Accesibilidad, Políticas Inclusivas y Vivienda por lo que entre sus competencias está la de controlar la especulación urbanística que se está apoderando de la ciudad.