martes, 29 noviembre 2022 01:57

La «videochapuza» de Ione Belarra para explicar cómo Podemos presionó al Gobierno para aprobar los presupuestos

El resentimiento de los pobres contra los ricos ha calado, históricamente, en los discursos políticos y es una estrategia infaltable a la que apela Podemos, una vez más y que ha sido la clave que utilizaron para presionar al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) para llegar a un acuerdo sobre los presupuestos del Estado para 2023. Así lo dejó claro la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en un video que colgó en su perfil de Twitter para explicarle a sus seguidores cuál fue la fórmula del partido morado, esta vez.

La ministra explicó, llena de orgullo, que habían logrado convencer a sus «socios» de Gobierno para que se imponga un impuesto a «quienes más tienen en el país» jactándose de que «los ricos comiencen a pagar en nuestro país lo que les toca».

Una retórica llena de puntas de resentimiento, propia de la izquierda que solo busca victimizar a la sociedad, atribuyendo a las clases más pudientes las responsabilidades por todos los males, sin hacer ni un intento de mea culpa por una mala gestión de gobierno y una mala administración de los recursos del Gobierno más costoso que ha tenido España durante toda su historia.

La perorata de Belarra continúa arremetiendo contra el Partido Popular, pues en su discurso asegura que, gracias a los acuerdos alcanzados con el PSOE para firmar los presupuestos del Estado, cerrarán «algunos agujeros que hizo el PP al impuesto de sociedades que empiecen a ganar acorde a sus ganancias».

Para la ministra es un gran logro, que se atribuyen como propio, el hecho de que se baje el IVA a los productos de higiene menstrual y a los anticonceptivos, mejor conocido como la tasa rosa, que forma parte de la ideología de género en la cual es experta la ministra socialista y todos sus compañeros del partido morado.

Otro de los aspectos que oferta Belarra en su video en el que promociona las iniciativas impulsadas por Podemos para presionar al Ejecutivo de Pedro Sánchez para llegar a un acuerdo que les permitiera aprobar el Presupuesto General del Estado fue el bono de 100 euros para las mujeres que tengan hijos de 0 a 3 años, que es un beneficio que ya existe en algunas Comunidades Autónomas y que ahora está siendo utilizado por los socialistas como un gran éxito, cuando la realidad es que es muy poco lo que puede resolver una pareja con hijos con esa cantidad de dinero, en una época en la que la inflación ha alcanzado cifras récord que no se alcanzaban desde hace más de 30 años.

Para la ministra de Podemos todos son ofrecimientos populistas cargados de ideología feminista, como si se tratase de la agenda del Ministerio de Igualdad, dirigido por una de sus amigas de la facul, Irene Montero, pues entre ambas se han tomado muy en serio la labor de vender como grandes logros la reivindicación del feminismo, sin mayor trascendencia que sus discursos que solo plantean la confrontación.

Otra de las medidas que anuncia la ministra Ione Belarra es la alternativa de que las madres solteras, con más de dos hijos, sean consideradas como una familia numerosa y que por lo tanto comiencen a disfrutar de los beneficios que ya están contemplados en la legislación española, y que además quienes son padres disfruten de 7 días al año para faltar a sus trabajos cuando sus hijos hayan pasado una mala noche, por enfermedad, para que puedan acudir al médico con sus parejas, así como un permiso de hasta ocho semanas hasta que los niños cumplan ocho años.

Uno de los puntos en los que más énfasis hizo Podemos, fue en el tema de las pensiones contributivas, que una vez más ha sido utilizado como parte de la estrategia electoral del Gobierno pues saben que dentro de los pensionistas hay una gran cantidad de votantes, por lo que Podemos sabe que esta es una táctica infalible para captar simpatizantes y es por ello que han aprobado el incremento de las pensiones en un 8,4%, para mantener contenta a la población adulta mayor, que es la mayor parte de la población española y la que más se moviliza en la época electoral.

Este movimiento político en el que coinciden Podemos y el PSOE, tiene mucho que ver también con la decisión del Ejecutivo de aumentar los salarios de los funcionarios del Estado, que también es una fuerza votante importante.

Todas estas medidas las anuncia la ministra Ione Belarra con la intención también de subir un poco la popularidad de Podemos, ante la inminente desaparición de este partido como fuerza política, ante el surgimiento del grupo político de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que lleva meses amasando simpatizantes para engancharlos a la plataforma de SUMAR, que vendría con el propósito de aglutinar a los votantes de izquierda que en algún momento pusieron su confianza en Podemos y que acabaron desencantados de las promesas populistas de la tolda morada.