martes, 29 noviembre 2022 01:43

La medida «estrella» de Podemos en los Presupuestos existe desde 2015

PSOE y Podemos han conseguido llegar a un acuerdo para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023. Un acuerdo en el que los roces entre ambas formaciones políticas que conviven en el Gobierno han vuelto a aparecer. Especialmente, en el campo de la Defensa y el gasto militar. Sin embargo, la formación morada ha asegurado sentirse orgullosa de unos Presupuestos que contemplan, entre otros, una de las «medidas estrella» de Podemos. Una medida que, sin embargo, lleva años vigente en España.

Con el tiempo en contra, y con muchos «flecos» a debatir, y que finalmente quedaban «abiertos». Así han conseguido el PSOE y Podemos llegar a un acuerdo para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de España para 2023. Unas cuentas públicas que, tal y como han defendido los dos partidos en coalición, son las más «sociales» diseñadas hasta la fecha.

«Hemos debatido mucho en el seno del Gobierno sobre el paquete de acciones sociales» ha asegurado Ione Belarra, que mostraba así las discrepancias existentes en el Gobierno nacional de cara a estos Presupuestos. Debates en los que, finalmente, la formación morada ha conseguido incluir en las cuentas nacionales algunos de sus principales requisitos sociales. Entre ellos, el «cheque-bebé» nacional de 100 euros a todas las familias con menores de entre 0 a 3 años.

AYUDAS A LA «CONCILIACIÓN» QUE YA EXISTEN EN ESPAÑA

«Hemos dicho muchas veces que nuestro país tiene problemas urgentes, estructurales , que no pueden posponerse durante más tiempo, y uno de ellos es, sin duda, la crianza y la conciliación» ha destacado la líder de los morados ante los medios de comunicación. Palabras con las que Belarra ha defendido una de las «medidas estrella» que la formación morada ha conseguido incluir en el texto aprobado de los Presupuestos.

Una medida que consiste, tal y como ha explicado la podemita, en la «Ley de familia». Y, en concreto, una ayuda de 100 euros mensuales a las familias españolas que tengan un hijo entre 0 y 3 años de edad. Una ayuda que se podrá conseguir, ya sea con una concesión directa de 100 euros mensuales, o a través de una deducción anual de hasta 1.200 euros en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Sin embargo, esta ayuda, de la que «sacan pecho» desde las filas de Podemos, ya existe en España desde 2015. Algo que hace que el «cheque-bebé» contemplado en los nuevos Presupuestos para 2023 sea, en realidad, una modificación de una ayuda estatal ya creada y en activo.

«Esta ley incluye una ampliación de la renta crianza de 100 euros al mes avanzando hacia la universalización que quiere Podemos» explicaba Ione Belarra ante esta medida. Es decir, que la verdadera modificación presentada por la formación morada es que esta ya existente ayuda, ahora pueda cubrir a un mayor porcentaje de la población española.

Y es que, hasta el momento, uno de los requisitos exigidos para acceder a este «cheque-bebé» era que las madres trabajadoras estuvieran dadas de alta, ya sea como autónomas o contratadas, en el régimen de Seguridad Social. Algo que cambiará con la llegada de 2023, momento en el que las madres que no tengan empleo fijo también podrán acceder a este beneficio, sin que aún se haya determinado si habrá un límite de renta para ser susceptible de este cheque-bebé de los nuevos Presupuestos.

OTRAS MEDIDAS QUE NO ESTARÁN EN PRESUPUESTOS

Un ‘cheque-bebé’ del Gobierno «social» impulsado por Podemos que, a pesar de los galones que han demostrado en las redes sociales, no supera las ayudas a la natalidad impulsadas desde otras comunidades autónomas. Y en especial, en la Comunidad de Madrid, donde el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso lanzaba una ayuda a las familias madrileñas que alcanza los 500 euros mensuales por niño; eso sí, para las mujeres que decidan formar una familia menores de 30 años.

Del mismo modo, otras administraciones públicas, como los Ayuntamientos de diferentes territorios nacionales, también ofrecen «cheques-bebé» a los ciudadanos empadronados en sus municipios. Ayudas que hacen que la subvención otorgada desde el Gobierno nacional no llegue a ser considerada una verdadera «ayuda» para las familias. Menos aún, debido a que estos 100 euros, en un contexto de crisis económica y con un IPC extremadamente elevado, no llegan a «solventar» las economías familiares, especialmente, la de las familias más jóvenes del país.

Sin embargo, los de la formación morada siguen presumiendo de este punto de los Presupuestos, que está enfocado a un ámbito «social». Una medida que sí ha sido aprobada, no como otras propuestas por Podemos, que se han encontrado con la «puerta cerrada» en las cuentas estatales. Es el caso, también dentro de esta «Ley de Familia», de la ampliación del permiso de paternidad y maternidad. Un permiso que se esperaba ampliar hasta los seis meses, pero que finalmente no contará, al menos de momento, con la aprobación del Gobierno nacional.