jueves, 8 diciembre 2022 03:38

La traición de Belén Hoyo a Pablo Casado le sale cara y Génova estudia mandarla a Valencia

Belén Hoyo es diputada en el Congreso por Valencia, pero no quiere volver a su tierra bajo ningún concepto. En el Partido Popular la han colocado en la ejecutiva, pero el problema es que la han degradado a ojos de Génova. Belén Hoyo ha pasado de ser miembro del comité de dirección a una secretaria de área más. Ahora, según detallan fuentes del PP, Belén está «llorando por las esquinas» para intentar renovar su posición como diputada dado que sabe que en Génova han perdido confianza en ella, entre otras cosas, por «traicionar» a Pablo Casado. La idea que sopesa el PP y la que ven con más naturalidad es la de devolver a Belén Hoyo a la vida parlamentaria autonómica. En Génova no la descartan del todo, pero sí que están convencidos de que la vida en el Congreso de Belén Hoyo pasará a mejor vida tan pronto como se celebren las elecciones generales. Al menos le queda más de un año por delante de vida parlamentaria.

Belén Hoyo fue, a ojos de fuentes solventes del Partido Popular, una de las principales «traidoras» de Pablo Casado. Consideran que Belén vendió a Casado a la primera de cambio en cuanto vio que el presidente del PP perdía todo el fuelle ante los ataques de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y del entonces presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo. Esta traición conocida por todos y que no es exclusiva de Belén Hoyo le ha salido caro a la diputada del Congreso. Ahora la han colocado en la ejecutiva del partido, pero a nivel interno tienen claro que la han dado un toque de atención convirtiéndola en una secretaria de área más. En Génova ya no confían en ella. No quieren saber nada de Belén Hoyo y no tienen un buen puesto para ella a nivel nacional. En el PP no olvidan las deslealtades, aunque fuera por el hecho de que simplemente abandonara un barco que se hundía.

Belén Hoyo ha sabido seducir a Alberto Núñez Feijoo para que la coloquen en alguna parte de la ejecutiva, pero en realidad el mensaje no es el que parece. Fuentes de Génova insisten en que Belén Hoyo es perfectamente consciente de su realidad y sabe que en el PP no la quieren ubicar en puestos de responsabilidad. Esto supone para Belén la constante y permanente escucha de comentarios en los que la sitúan de vuelta en la Comunidad Valenciana. Feijoo no tiene claro a quién colocar dónde, pero sus segundas espadas ya han informado al presidente gallego de que Belén Hoyo mantuvo una actitud desleal con Pablo Casado lo suficientemente llamativa como para que el propio expresidente del PP lo comente a puerta cerrada con su gente. Feijoo no quiere perfiles así. Y esto la sitúa de vuelta en la política autonómica pese a que esté «llorando por las esquinas», según detallan fuentes del Partido Popular, para intentar conseguir que la mantengan de diputada nacional. Debe ser la primera valenciana que prefiere vivir en Madrid.

A todo esto hay que añadirle los comentarios de pasillo que inundan Génova. Belén Hoyo es uno de esos perfiles políticos que genera conversaciones en torno a su nombre y en torno a su vida personal. Tanto es así, que no ha pasado desapercibido para la plana mayor del Partido Popular esos «extravagantes» viajes a países de África Central. Ya sean de vacaciones o de trabajo, lo cierto es que no han gustado en el seno del partido, por no hablar de que han generado más conversación de la que se esperaba. Es algo así como la Mónica Silvana del PP, pero sin que la Eurocámara te pague las «vacaciones».

En Génova ahora mismo funcionan con cierta prisa porque hay que reubicar a muchas personas que la nueva ejecutiva del Partido Popular no conoce del todo bien. El equipo de Alberto Núñez Feijoo está trabajando duro por conocer y saber en quién pueden y en quién no pueden confiar. Cuando meten a gente nueva en la ejecutiva siempre es previo a un estudio sobre el perfil de cada uno. El de Belén Hoyo tiene especial morbo porque para Pablo Casado fue una mala experiencia. De hecho, sobre los traidores a Pablo queda mucho por salir. Y mientras esperan a que se filtre más información, en Génova hacen preguntas sobre los que formaron parte de la vieja ejecutiva del anterior presidente popular.

[