jueves, 8 diciembre 2022 22:44

Investigadores de la UVigo realizan un diseño conceptual de una base humana en Marte

Investigadores del grupo de Tecnologías Aeroespaciales de la Universidade de Vigo (UVigo) han desarrollado un diseño conceptual de una base humana en Marte, que cuenta con tres pisos para laboratorios y vivienda sobre una planta hexagonal.

Tal como se recoge en el Diario de la Universidade de Vigo (DUVI), la llegada del ser humano a Marte es uno de los retos más ambiciosos de las distintas agencias espaciales. La NASA tiene el objetivo de mandar astronautas al planeta rojo a finales de la década de los 30 o a principios de los 40 del siglo actual (2030/2040).

Por ello, científicos de la UVigo han realizado el diseño conceptual de esta base humana en Marte, centrando su investigación en el comportamiento térmico de la estructura propuesta.

El grupo de Tecnologías Aeroespaciales, dirigido por el profesor Fernando Aguado, lleva varios años trabajando en proyectos relacionados con la colonización de planetas y satélites del Sistema Solar. Entre las iniciativas más destacadas en este ámbito está su colaboración en el diseño integrado de un vehículo grúa para explorar el interior de tubos de lava en la Luna.

Continuando con esta línea, miembros del grupo han realizado el diseño de una base humana en Marte. Los resultados de su investigación aparecen publicados en la revista Acta Astronáutica de la editorial Elsevier.

«Es necesario proponer posibles diseños de hábitat para alojar a seres humanos en un entorno tan hostil como el marciano y esta quiere ser nuestra primera contribución en este ámbito», han destacado miembros del proyecto.

LA IDEA NACE DE UN TFG

Según explican sus responsables, el estudio parte de una idea acordada el pasado curso académico para la realización de un Trabajo de Fin de Grado por el alumno de grado de Ingeniería Aeroespacial en el campus de Ourense Marcos Salgado.

«El potencial del TFG realizado hizo posible desarrollar la investigación publicada ahora, gracias a la incorporación al equipo del profesor del Área de Ingeniería Aeroespacial Alejandro Gómez y de la investigadora del grupo de Tecnologías Aeroespaciales Uxía García», han indicado.

En este sentido, han subrayado que Marte es un planeta cuyas condiciones «no son apropiadas para la vida del ser humano«. Por ello, el análisis se centró en un primer momento en los principales aspectos que conforman el entorno marciano, como su atmósfera, su temperatura (con un rango muy alto que va desde los 100 grados bajo cero hasta los 20 grados), su radiación (letal por no tener magnetosfera) o sus suelos.

«El hábitat diseñado también tenía que cumplir una serie de requisitos que facilitasen largas estancias, como sencillez, resistencia y habitabilidad para un apropiado bienestar psicológico», han añadido.

Por ello, el equipo investigador desarrolló un diseño conceptual del hábitat basado en una estructura fabricada íntegramente en la Tierra y realizado tras un estudio de las alternativas previas, intentando combinar las ventajas de algunas a la vez que minimizar sus inconvenientes.

En concreto, el hábitat creado tiene una planta hexagonal, de 4,5 metros cada lado, y está formado por tres plantas de 2,8 metros de altura cada una de ellas. Los materiales principales empleados son aleaciones de aluminio. «Definimos unas estancias para vivienda, con dormitorios, aseos y zonas comunes, y otras para albergar laboratorios, para la realización de experimentos», han apostillado sus creadores.