lunes, 6 febrero 2023 23:47

Portugal rechaza el A400M y apuesta por el transporte de fabricación brasileña KC-390

La Fuerza Aérea Portuguesa acaba de incorporar su primer transporte Embraer KC-390 o C-390 Millennium, como se denomina comercialmente, lo que denota el giro en materia de equipamiento aeronáutico militar del Gobierno con sede en Lisboa hacia su excolonia.

El Gobierno de Portugal recibía el pasado 16 de octubre su primer avión de transporte táctico/logístico KC-390,  que llevaba la matrícula civil portuguesa PT-ZDK usada para el traslado y las pruebas de vuelo realizadas en ambos lados del Atlántico.  El evento tenía lugar en la base aérea de Beja, o BA 11 según la designación de su propietario: la Fuerza Aérea Portuguesa o Força Aérea Portuguesa (FAP), que es donde operará la nueva Esquadra que encuadrará estos aviones.

En dicha instalación, donde desde hace años se trabaja para construir las nuevas instalaciones de última generación que alojarán a los KC-390 portugueses, este primer aparato será sometido a la fase de integración de los equipos de la OTAN con el objetivo de recibir la certificación por parte de la Autoridad Aeronáutica Nacional de Portugal. Tras este proceso se entregará a la FAP, momento en que recibirá su designación militar, que será 26901.

Este aparato, que lleva el número de construcción c/n 390000011,  despegaba el día anterior desde el aeropuerto Gavião Peixoto (Estado São Paulo), sede de la empresa brasileña Embraer, realizando dos escalas en el viaje, una en la ciudad brasileña de Recife y otra en el aeropuerto internacional Amílcar Cabral sito en la isla de Sal (archipiélago de Cabo Verde).  En la fase final del trayecto, ya en espacio aéreo portugués el KC-390 fue recibido y escoltado hasta Beja por dos aviones de combate General Dynamics (hoy Lockheed Martin) F-16 de la FAP.

En 2019 Portugal confirmó la compra de cinco unidades del KC-390, adquisición que incluyó un completo sistema de simulación de vuelo así como la capacitación de tripulaciones y personal técnico de la FAP. Se ha de recordar que Portugal es el principal socio internacional del programa KC-390, estando a cargo de su empresa OGMA la fabricación del fuselaje central, los timones de profundidad, puerta del tren principal y la producción y montaje de los sponsons (conjuntos que conforman el carenado del compartimento o pozos del tren de aterrizaje).

La FAP es el primer cliente internacional del KC-390 Millenium, aeronaves con las cuales iniciará un paulatino proceso de reemplazo de su veterana flota de C-130H y C-130H-30 Hércules, que opera la Esquadra 501 “Bisontes”. Otras fuerzas aéreas de la OTAN, como el Ejército del Aire y del Espacio español han sustituido sus Hércules con el más capaz, pero también más caro, Airbus Defence & Space (DS) A400M. El Gobierno de Portugal, con ayuda de los especialistas de la FAP, estudió las características de este avión europeo,  que tiene su línea de fabricación final en San Pablo (Sevilla), sita a poco más de 200 km. de dicha base de Beja, descartándole, al igual que la oferta de la multinacional estadounidense Lockheed Martin, que ofreció sus también turbohélices C-130J Súper Hercules.

La principal clave de la decisión del encargó  del KC-390 se fragua en enero de 2012, que fue cuando la empresa brasileña aeronáutica Embraer compró las acciones que tenía la Sociedad Europea Aeroespacial y de Defensa o European Aeronautic Defence and Space  (EADS) (hoy Airbus) y asumió el control mayoritario de la citada compañía portuguesa OGMA. Dicha empresa, que responde a las siglas de  Oficinas Gerais de Material Aeronáutico (Talleres Generales de Material Aeronáutico), fue fundada en 1918 por parte del entonces Servicio Aeronáutico del Ejército Portugués, la FAP no se crearía hasta 1952, en la localidad de la Alberca, sita al noreste de Lisboa, con la denominación inicial de Parque de Material Aeronáutico.  En 2004 se privatizó, haciéndose con el 65% del capital Embraer y EADS, quedando el 35% restante en manos de la sociedad  Empresa Portuguesa de Defesa EMPORDEF, que controla el Gobierno de Lisboa.

Tras el encargo, la FAP no solo elevó requerimientos en lo que se refiere a la arquitectura de sistemas de los KC-390 encargados, sino que también envió en 2021 cuatro profesionales de la FAP,  dos pilotos y dos loadmasters (operadores de carga), al Ala 2 de la Força Aérea Brasileira (FAB), unidad que, con base en Anápolis (cercana a Brasilia), fue la primera en operar el transporte brasileño.  Allí, entre el 14 de septiembre y 5 de octubre, dichos pilotos y mecánicos realizaron los cursos preliminares para poder operar el moderno avión Embraer KC-390, impartidos por parte del personal  del Primer Grupo de Transporte de Tropa (1° GTT)- Escuadrón Zeus, que está encuadrado en dicha Ala 2.

Actualmente Embraer trabaja en el suministró de sus KC/C-390 Millenium  a cuatro clientes que son, además de las citadas FAP y FAB, las fuerzas aéreas de Hungría y de los Países Bajos. En 2020 el Gobierno de Budapest realizó un  pedido por dos unidades, que se entregarán a partir de 2024, encargo al que se sumaba sorpresivamente el `pasado mes de junio la Real Fuerza Aérea de los Países Bajos,  para reemplazar a sus C-130H/H-30 Hércules, venciendo Embraer de nuevo a la oferta de  Lockheed Martin con sus  C-130J Super Hércules. La intención de los holandeses es adquirir al menos cinco aeronaves, que se empezarán a incorporar a partir de 2026.