sábado, 28 enero 2023 00:46

Sanidad emite una serie de recomendaciones ante problemas de suministro

Este último mes, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha emitido una serie de recomendaciones tras conocer un aumento en la demanda de algunos de los medicamentos análogos del GLP-1, autorizados para mejorar el control glucémico en adultos con diabetes mellitus tipo 2 (DM2) y, por lo tanto, ante posibles problemas en su suministro si no se ajustan sus prescripciones.

Concretamente, ha presentado problemas de suministro debido al aumento de consumo el fármaco de Lilly ‘Trulicity’ de 0,75 mg y de 1,5 mg solución inyectable en pluma precargada, aunque «dispone de unidades suficientes para cubrir la demanda habitual del medicamento»; algo parecido ocurre con ‘Ozempic’ 0,25 mg, 0,5 mg y 1 mg de solución inyectable en pluma precargada, de Novo Nordisk «una disponibilidad intermitente» que se podría mantener durante el 2023 de seguir en aumento la demanda.

Además, Astrazeneca farmacéutica Spain, representante local del titular de autorización de comercialización del medicamento ‘Bydureon’ 2 mg polvo y disolvente para suspensión inyectable de liberación prolongada en pluma precargada ha informado que tiene previsto dejar de comercializar este medicamento a finales de año.

Estos fármacos, que se usan cuando no está suficientemente controlada con dieta y ejercicio, están indicados en monoterapia -cuando metformina no se considera apropiada debido a intolerancia o contraindicación- o en asociación con otros medicamentos empleados en el tratamiento de la diabetes.

La AEMPS pide que se priorice el uso de estos tratamientos de acuerdo a las condiciones autorizadas; y, en la medida de lo posible, no inicie nuevos tratamientos hasta que los titulares confirmen que pueden abastecer la demanda. Y mientras persista el problema de suministro, y ante la posibilidad de no poder iniciar o continuar el tratamiento por ausencia del medicamento en el mercado, se recomienda sustituir el tratamiento otros medicamentos disponibles del mismo grupo terapéutico.

Así, recomienda ‘Byetta’ (exenatida; administrado mediante inyección subcutánea antes de las comidas 2 veces al día); ‘Lyxumia’ (lixisenatida; administrado mediante inyección subcutánea antes de la comida 1 vez al día); ‘Rybelsus’ (semaglutida; administrado por vía oral una vez al día con el estómago vacío y tomado con medio vaso de agua y esperar al menos 30 minutos antes de comer o beber o tomar otros medicamentos orales); y ‘Victoza’ (liraglutida; administrado mediante inyección subcutánea 1 vez al día, en cualquier momento del día, con independencia de las comidas).

En los casos en los que se deba sustituir el tratamiento con un análogo de GLP-1 por una de estas alternativas, se deben tener en cuenta que se debe comenzar a administrar el nuevo tratamiento una semana después de la última dosis de ‘Ozempic’/’Trulicity’; y si el tratamiento con aGLP-1 ya estaba establecido, es posible comenzar con la dosis de mantenimiento del nuevo medicamento, sin necesidad de utilizar las dosis de inicio.