jueves, 30 mayo 2024

Ayuso alerta a la juventud sobre las drogas y el «falso igualitarismo»

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha alertado este lunes a los jóvenes sobre los peligros de las drogas, el «falso igualitarismo» y una izquierda que les intenta «colectivizar».

Así lo ha señalado en su intervención, en Matadero, en la segunda de las convenciones sectoriales que el PP está celebrando por toda España, que en esta ocasión versa sobre Juventud. A la misma ha asistido el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo.

La dirigente madrileña ha puesto el foco en las dificultades que se están encontrando los jóvenes en España: «la falta de estímulos» porque «lo tienen todo»; la pérdida de la cultura del esfuerzo derivada de «las sucesivas leyes» que «han convertido la Educación en España en un gran fracaso» y la transformación digital, que tiene la parte negativa del aislamiento.

Además, ha situado en el centro a la soledad porque ahora «tienen menos tiempo para estar con sus padres», tienen «familias más pequeñas», «menos aficiones, menos pandillas» o «menos amigos en el barrio». «Se han aislado y muchos han acabado siendo presos de otros problemas», ha señalado la presidenta.

Así, ha señalado, como uno de ellos, que «la infancia se ha acortado por el acceso a las nuevas tecnologías», que «muy entrados los años tienen que ser jóvenes sin ningún tipo de responsabilidad». Ayuso ha indicado que a esto se suma que durante la adolescencia se pasan diferentes crisis identitarias y se tiene una necesidad de reafirmarse como personas, lo que lleva a fomentar «el fenómeno de la violencia».

LAS DROGAS SON «AMENAZAS PARA LA LIBERTAD»

Como otro de los problemas, la ‘popular’ se ha referido a las drogas, que se están «propagando preocupantemente por Occidente». «Siempre ha sucedido pero ahora de manera extraordinaria porque cada vez más gobiernos en Occidente han decidido autolesionarse desde dentro», ha apuntado. A su parecer, estas son «sobre todo una amenaza para la pérdida de la libertad de la persona, pero sobre todo destrozan proyectos».

En este punto, ha censurado que se frivolice con las drogas desde «distintos partidos y desde distintas administraciones por todo el mundo», que no va a llevar «nada más que al fracaso social sin precedentes».

Ayuso ha incidido en que en Estados Unidos «ahora mismo están muriendo cada año más de 110.000 personas por culpa de una droga» que se suministra sobre todo «en aquellas zonas donde el cannabis y el hachís están a la orden del día». «Decir que esto acaba con el consumo ilegal es falso porque provoca que nazcan nuevas drogas sobre las que el comercio ilegal crece constantemente. Es un problema que no tiene solución si no se erradica, si no queremos convertirnos en narcoestados, es decir, en países cuyas economías se sustentan en el negocio de la droga», ha señalado.

A estas problemáticas, Ayuso ha sumado «las peores noticias que se están dando en los últimos años», tras «40 años de estabilidad», «de un Estado del Bienestar donde se daba por supuesta la libertad». Para la presidenta, después de la pandemia se ha visto que «las reglas cambian».

A esto se suma, las noticias sobre la economía y sobre otros «terrores que se están infundiendo» como es, por ejemplo, «atender a un problema como es el cambio climático». «Todas estas noticias están provocando entre muchos jóvenes es desanimo, preocupación y desesperanza», ha dicho.

También, ha hecho hincapié en que se están promoviendo «momentos identitarios sobre el sexo, enfrentando al hombre con la mujer, buscando la desconfianza, la tensión y acabando con la confianza, la imaginación, la creatividad y todo aquello que nos fortalecía como sociedad». «Ya en el cine, en la música… Hoy todo está cancelado. Todo el mundo está ofendido y esto también hace que las nuevas generaciones estén enfrentadas a nuevos fenómenos como es el de la ruptura constante y el de la ofensa generalizada como un modo de ver la vida», ha remarcado.

Ayuso ha considerado que la izquierda «se aprovecha» para colectivizar, para acabar con la calidad educativa, para cortar la infancia y para adueñarse de la salud mental. A su parecer, «va todo en un mismo pack».

«Lo único que pretenden es que se trabaje menos, que se estudie menos pero que se odie más. Lo que hacen es buscar culpables. Y, además, mienten a las generaciones españolas», ha declarado, para al tiempo incidir que se buscan enfrentar. También ha puesto el foco en que «nunca ha habido tanta desconfianza entre los dos sexos» y ha cargado contra la pretendida «división».

La presidenta ha criticado, asimismo, que se hipoteque a la juventud española «con una deuda que no han votado» en el «el Gobierno más caro de la historia de la democracia». «Está ahora con el dinero y el patrimonio de todos procurándose su campaña electoral para el año 2023», ha dicho.

Ante esto, ha defendido las políticas que llevan a la Comunidad de Madrid, donde creen «en la igualdad de oportunidad» y no en «falsos igualitarismos que le dicen a los jóvenes que son todos iguales, todos igual de fracasados, todos igual de regalados en el aprobado».