jueves, 8 diciembre 2022 03:53

Ximo Puig «traiciona» la doctrina de Ferraz e imita a Ayuso bajando impuestos

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, parece que ya ve bien la política de Isabel Díaz Ayuso. Lejos de seguir su propia doctrina, esa con la que criticaba por activa y por pasiva a la presidenta madrileña por supuestamente hacer ‘dumping’ fiscal a las demás autonomías, Ximo ha imitado la estrategia de Ayuso. Concretamente, ha reducido el IRPF después de meses criticando duramente a la presidenta popular. En su partido están algo tensos, pero sobretodo a nivel nacional. En el entorno de Pedro Sánchez tienen claro que Ximo ha traicionado la doctrina de Ferraz al sumarse a los que bajan impuestos. Pero poco le ha importado a uno de los pocos barones que tienen pretensiones de llegar a algo tras las elecciones autonómicas.

El Gobierno valenciano ha aprobado la Ley de Medidas Fiscales, de Gestión Administrativa y Financiera y de Organización de la Generalitat, conocida como «ley de acompañamiento» de 2023, así como la reforma fiscal de 2022, que supondrá una menor factura fiscal para el 97% de los valencianos.

Los miembros del Gobierno valenciano, reunidos en pleno extraordinario este lunes, han aprobado ambas medidas fiscales que finalmente se han plasmado en textos separados: un anteproyecto de ley para la ley de acompañamiento y un decreto ley para la bajada fiscal. La vicepresidenta, Aitana Mas y el consejero de Hacienda, Arcadi España, han presentado las normativas.

La ley de acompañamiento incluye un nuevo perfil de beneficiarios de la Renta Valenciana de Inclusión para las personas que han vuelto del extranjero y se garantizará que el Carnet Joven sea «absolutamente gratuito», algo que costará un millón de euros.

La reforma fiscal tendrá efectos retroactivos a 1 de enero de 2022, reducirá los impuestos a 1,3 millones de contribuyentes con rentas medias y bajas y reportará un ahorro global de 149 millones de euros a las familias. Las rentas de menos de 30.000 euros se llevan la mayor parte de la inversión, con 101 millones.

Se incluye una nueva tarifa del tramo autonómico del IRPF por la que una renta de 19.000 euros se ahorrará 97,95 euros en la renta; alguien con renta de 48.000 euros ahorrará 57 y quien cobre más de 65.000, pagará 0,1 euros más.

Se incrementará al máximo del 10 por ciento los mínimos exentos de tributación y se incrementan al mínimo de renta las deducciones de la Generalitat: «Se sube su cuantía y el límite de renta», ha explicado España. También ha destacado el aumento de valencianos que tendrán cuota cero, al incrementarse estos mínimos.

MÁS DEDUCCIONES EN LA RENTA Y SUBEN LOS MÍNIMOS PARA BENEFICIARSE

Aumentan también las deducciones un 10%: la de nacimiento, por ejemplo, pasa de 270 a 300 euros, y la de alquiler de la residencia habitual incrementa su límite hasta los 800 euros, de los 700 actuales. El límite de renta para beneficiarse de las deducciones sube de 25.000 a 30.000 el individual; y de 40.000 a 47.000 el conjunto.

Se incorporan dos nuevas deducciones: de 100 euros por el incremento de los intereses de las hipotecas, que permitirá que los contribuyentes se deduzcan el 50% de la diferencia entre intereses abonados en 2022 y los del año anterior con un límite de 100 euros. También habrá una deducción para mujeres que estén en tratamientos de fertilidad no cubiertos por la sanidad pública.

LEY DE ACOMPAÑAMIENTO

La vicepresidenta, Aitana Mas, ha defendido que con estas dos normativas buscan «mitigar la inflación y echar una mano a la sociedad valenciana que ve cómo se reduce su poder adquisitivo». También ha señalado que el decreto ley de la reforma fiscal se enmarca «en un acuerdo más amplio que se enmarcará en la ley de presupuestos».

El consejero de Hacienda, Arcadi España, ha adelantado algunas medidas de la ley de acompañamiento, como la posibilidad de que los taxis de un municipio presten servicio en otros que no lo tienen. Se cambia también el término «minusválido» por «discapacitado».