jueves, 8 diciembre 2022 05:04

Los cazadores de Extremadura quieren dar un curso los estudiantes de 5º y 6º de primaria sobre matar animales

Los cazadores de Extremadura quiere entrar en los colegios de esta región. La Federación Extremeña de caza se ha marcado el objetivo de enseñar a los menores lo que la actividad cinegética y por ello han puesto en marcha un programa que lleva por título ‘Caza y Naturaleza’, cuyo principal objetivo es llevar la caza a las escuelas. Es decir, quieren llevar a la caza a las escuelas y a todas las aulas de 5º y 6º de primaria de las región de Extremadura, con el fin, según destacan ellos mismos, de que puedan conocer las prácticas que llevan a cabo en profundidad y «juzgarnos con criterio». Lo que está claro es que este grupo pretende instruir a los más pequeños para vean la caza como algo positivo, para que conozcan la forma en la que matan animales con sus prácticas.

La actividad cinegética quiere ir un paso allá, ya no solo les vale con tratar de aumentar el número de personas adultas que llevan a cabo estas prácticas, sino que ahora también quieren contar entre sus filas con los más pequeños. Por este motivo, desde la Federación Extremeña de Caza (FEDEXCAZA) están tratando de convencer a todos los colegios de la comunidad para que se sumen al nuevo programa «educativo» sobre ‘Caza y Naturaleza’. Se trata de una formación que va dirigida a los estudiantes de 5º y 6º de primaria. Su objetivo, según la propia federación destaca, es llevar la caza a las escuelas para que los menores puedan conocer más en profundidad las prácticas cinegéticas y «juzgar con criterio».

caza 1 1 Moncloa

De esta forma, los cazadores de Extremadura quieren enseñar a lo jóvenes estudiantes de primaria lo que es matar animales para lucirlos como trofeo en el salón de sus casas. Es decir, que reine en el salón de sus viviendas las cabezas de las especies que han matado. Por ello están animando a todos los centros educación de la región a participar en dicho programa. Se trata de un curso que puso en marcha FEDEXCAZA en el año 2017 y, según detalla la federación, que cada año llega a más de 1.000 alumnos de Primaria de toda Extremadura. 

El proyecto se divide en dos partes: ‘Encuentros escolares de centros educativos’ y ‘Conoce mi deporte’. En la primera parte, los miembros de la federación llevan a cabo actividades con los menores. En el segundo caso entran en juego los colegios, donde los menores, entre otras cosas, llevan a cabo actividades de tiro con arco y tiro con carabina. Es decir, que a través de distintas actividades quieren enseñar a los jóvenes lo que es la caza. Quieren ir preparándoles para que, cuando cuenten con la edad suficiente, se unan a los cazadores que ya existen en la región. Sin embargo, la nueva Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los animales no les está poniendo las cosas fáciles.

LOS CAZADORES DE EXTREMADURA QUIEREN ENTRAR EN LOS COLEGIOS

Los cazadores están en pie de guerra contra la nueva normativa de Sergio García Torres, dado que con ella podría acabárseles el chollo. Y es que, esta nueva ley pretende prohibir el uso de perro de caza para las actividades cinegéticas. En particular, ponen el foco en las rehalas, dado que en muchas ocasiones los perros salen heridos de estas prácticas. Así, con la nueva ley animal más cerca de ser una realidad y de entrar finalmente en vigor, los cazadores de Extremadura han decidido sumar a más personas a sus filas y en este caso han puesto el foco en los menores. Los miembros de la actividad cinegética quieren entrar en los colegios y en todos los centros educativos para impartir un programa con el que dar a conocer la caza a los menores.

LOS CAZADORES ESTÁN EN PIE DE GUERRA POR LA NUEVA LEY DE BIENESTAR ANIMAL

Tiene puntos fuertes y puntos flojos, pero lo cierto es que la Ley de Bienestar Animal ha venido para quedarse. Tras dos años de «duro» trabajo de Sergio García Torres, director general de Derechos de los Animales, la Ley de Bienestar Animal ha enfilado su tramo final para entrar en vigor. Los más damnificados por esta ley son, como era de esperar, los cazadores. Hay otros colectivos como aquellos que fomentan la cría ilegal de perros o gatos que también saldrán mal parados. Pero lo cierto es que los cazadores son los más perjudicados por una norma que castigará especialmente el maltrato animal. En concreto, las rehalas, esa forma de caza que pasa por llevar una buena cantidad de perros para rastrear y matar posteriormente a la presa, estarán vigiladas con lupa dado que hay varios artículos de la ley a los que podrían aferrarse los agentes para empapelar al cazador. Y desde las asociaciones de caza ya han puesto el grito en el cielo por el hecho de que no les dejen disfrutar de su deporte favorito.